¿Quieres conocer al agapornis nigrigenis? Descúbrelo aquí

El Agapornis Nigrigenis es un ave pequeña de la familia Psittaculidae, este tipo de ave se encuentra ubicada en el norte de África austral, también es conocido como “El inseparable cachetón” o “El inseparable de mejillas negras”, esto se debe a que el color negro característico que tiene esta especie se refleja profundamente en las mejillas de cada espécimen. (Ver Articulo Sobre: El Buho Chico).

Este tipo de Agapornis se puede diferenciar del resto por tener una tonalidad oscura en el cuerpo y la cabeza, este color solo se ve en estas partes del cuerpo y se va difuminando conforme aparece su característico color verde, no llegan a ser totalmente negros como en la raza de los Agapornis Personata.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Esta especie no muestra dimorfismo sexual, en cambio estas presentan el característico aro blanco alrededor del ojo, si se conoce un poco respecto al tema de estas aves, se puede diferenciar fácilmente al macho de la hembra con solo observar esta pequeña característica. (Ver Articulo Sobre: Cotorra de Kramer).

Historia

No se conoce exactamente el origen de esta ave, pero según registros históricos a inicios del siglo XX en el año 1904 fue descubierta por el doctor Kirkman, este tipo de ave fue un descubrimiento tardío debido a que su población es un poco escasa y la misma es un poco difícil de encontrar.

Debido al parentesco que tiene esta especie con los Agapornis Personata a menudo son confundidos, aunque esta especie de aves se ha mantenido un poco estable ya que las personas no las solicitan tan frecuentemente, no es una especie de ave muy popular entre el público así que esto ha prolongado la duración de la historia.

Este tipo de ave es fácil de criar en relación a otros Agapornis, pero cuando es mantenida en cautiverio es tomada en cuenta como un espécimen en peligro de extinción debido a la poca cantidad de especímenes que se encuentran en la actualidad.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En la selva africana son muy pocos los individuos de estas especies que aún se consiguen, en gran parte se debe a la destrucción de su habitat natural por parte de los humanos, las grandes deforestaciones acaban con el entorno de estas aves, no solo es afectada la sección que se ha deforestado, también cambia todo el equilibrio del ecosistema.

Esta ave no ha sido afectada en gran medida debido a la captura para su venta ilegal porque los aviarios se concentran en especies más populares, aunque si han sido afectado a menor escala al ser confundidos con otras especies de Agapornis.

Características

Los Agapornis son una especie de loro que se puede encontrar en diversas formas y colores, cada una de ellas ha sido catalogada por su descubridor y pueden presentar mutaciones diversas según su facilidad de crianza y la relación que puedan tener con otras aves, lo cual las hace el objetivo indicado para los criadores de aves.

Los expertos en la materia han estudiado a cada una de las especies de aves destacando las características únicas de cada espécimen para poder diferenciarlos con facilidad cuando se esté en presencia de uno, aunque muchas aves pueden presentar características similares, solo una ave puede presentar un mismo conjunto de características, por lo cual esto ha sido plasmado y así pueden ser diferenciadas unas especies de otras, además de su mutaciones.

Aunque aún hay muchas especies de aves que no se han descubierto, hoy en día todas las que se han descubierto están catalogadas, las características que diferencian al Agapornis Nigrigenis del resto son las siguientes:

  • Se encuentra entre las especies más pequeñas de Agapornis, se ha estimado que su altura media es de 13.5 centímetros, la cual varía según las características individuales de cada espécimen y el desempeño que haya tenido a lo largo de su crianza.
  • Según los expertos se ha establecido que el color de su frente y cabeza no es un color negro como el del Agapornis Personata, se trata de una tonalidad de marrón oxidado que se llega a confundir con el negro.
  • El cuello de esta ave es característico por presentar una tonalidad naranja que se difumina conforme se acerca al color verde característico que abarca casi todo el cuerpo del ave.
  • Las alas son de un tono verde oscuro pero presentan en las puntas un tono negro oscuro muy característico de estas aves.
  • El color verde que se muestra en el abdomen no es tan fuerte como en el resto del cuerpo, es un verde claro brillante, el cual es un poco más pronunciado que en el Agapornis Personata.
  • El Agapornis Nigrigenis no posee dimorfismo sexual, es igual que la mayoría de Agapornis, los cuales presentan alrededor del ojo un anillo de color blanco que en muchas ocasiones dificulta diferenciar a los machos de las hembras porque no tienen una característica sexual definida.
  • El pico del Agapornis Nigrigenis es de una tonalidad roja, aunque es de un color menos intenso que el de Agapornis Personata.
  • Las patas de esta ave son de color gris al igual que la mayoría de aves Agapornis, esta tonalidad siempre está presente y no varía ni siquiera en mutaciones del mismo, al menos hasta la actualidad.

Comportamiento

El comportamiento de las aves varía dependiendo la especie, algunas especies suelen ser un poco asustadizas, mientras que otras son especies muy activas y suele ser extrovertidas, además de la especie un factor determinante del comportamiento es la crianza que recibe cada individuo, por lo menos cuando se enfoca en el cautiverio, ya que en la naturaleza se desarrollan según sean las condiciones de su habitad. (Ver Articulo Sobre: sistema digestivo de las aves).

A pesar de que el Agapornis Nigrigenis es un ave un poco difícil de encontrar, en ocasiones donde

se encuentra en cautiverio se le ve muy sociable con sus amos, además de agarrarle un fuerte cariño de una manera rápida. Existen especies de Agapornis pequeños como el Lilianae los cuales son muy tímidos y los expertos tienden atribuir esta timidez a su tamaño diminuto, pero el Nigrigenis llega a tener las mismas dimensiones y aun así es un ave muy confiada y cariñosa con los seres humanos.

En relación a otras especies no son muy cariñosos, se ha visto que entre los Agapornis los más cariñosos llegan a ser los Roseicollis o los Fisher, aunque los Agapornis Nigrigenis presentan gran ventaja ante sus semejantes los Personatas, ya que estos suelen ser un poco tímidos y no se relacionan tan bien con las personas.

Algunos Agapornis llegan a ser poco sociables con otros loros de características semejantes, no interactúan y prefieren estar solo con aves de su propia especie, pero en el caso del Agapornis Nigrigenis es algo distinto, no solo llegan a ser sociables con las personas, en la interacción con otras aves se destacan muy bien, incluso se llegan a relacionar con aves diferentes a su especie sin llegar a presentar inconveniente alguno.

Uno de los casos de estudios sobre el comportamiento de esta especie de Agapornis se da en los aviarios, en los cuales se ve como llegan a ser muy sociables independientemente de la especie que se encuentre dentro, observándose en muy raras ocasiones disputas entre ellos y otros individuos dentro de las jaulas.

En relación a otros Agapornis, esta especie es una de las que mejor se adapta a la vida en cautiverio, ya que puede relacionarse fácilmente con otras aves y con las personas, esto permite que su crianza sea algo fácil, pero a pesar de todas estas ventajas no es un ave muy deseada por las personas que quieren una mascota, quizás se deba a que sus colores no son muy llamativos, esto aunado a la dificultad de encontrarlos es lo que hace que en muy pocos hogares se pueda apreciar un Agapornis Nigrigenis como mascota.

Mutaciones del Agapornis Nigrigenis

Debido a la dificultad de conseguir un espécimen de estas aves las mutaciones no son muy variada, pero esto es compensado con lo fácil de criar que resulta esta ave, así que a pesar de todo se han podido desarrollar algunas mutaciones de este Agapornis las cuales varían en algunas características como los colores, dentro de las mutaciones conocidas de Agapornis Nigrigenis tenemos:

  • Agapornis Nigrigenis Azul:

Es conocido por la mayoría del público que los Agapornis Nigrigenis y Agapornis Personata son muy parecidos, es algo difícil poder diferenciar a uno de estos especímenes aun cuando se trata de la versión principal de los mismos, pues es aún más difícil diferenciarlos cuando se trata de una mutación, esto se debe a que inclusive las mutaciones tienen muchas semejanzas entre si y llegan a ser casi imperceptibles las variaciones que tienen los individuos.

Solo hay dos forma de diferenciar a las mutaciones de estos Agapornis, una de ellas es que el Agapornis Nigrigenis azul es más pequeño que el Personata, pero esta es una característica que no destaca mucho a un individuo de otro debido a que la diferencia llega a ser a veces de medio centímetro y esto es algo casi imperceptible ante un ojo inexperto. (Ver Articulo Sobre:Agapornis Fischeri).

La segunda característica importante y quizás la que más se puede utilizar para diferenciarlos es que el color blanquecino del pecho es mucho más amplia en los Agapornis Personata y en el Nigrigenis es mucho más pequeña. Se puede apreciar ampliamente que el Personata posee todo el cuello de color blanco, mientras que el Agapornis Nigrigenis apenas llega a mostrar un color grisáceo.

Aquellas personas que son expertas en este tema llegan a diferenciar otra característica muy pequeña que diferencia a ambas mutaciones, en el Agapornis Personata se puede notar que la cabeza tiene un color negro, pero en el del Agapornis Nigrigenis se muestra más como un marrón rojizo. En el caso de la nutación del Nigrigenis se puede apreciar como el color de la cabeza tiende a ser un negro menos fuerte que el de la mutación del Personata, pero esta característica es casi imperceptible y aun en ojos expertos llega a ser un poco difícil de diferenciarlo.

  • Agapornis Nigrigenis Amarillo Lutino:

Al Igual que la mutación Azul, esta mutación es casi imperceptible entre un Agapornis Personata y un Agapornis Nigrigenis. Estas dos especies de aves presentan una similitud con el Fisher Lutino, pero se puede apreciar una diferencia entre ellos debido a que sus mejillas y cabeza tienen un color naranja que se combina con un tono negro.

En el Agapornis Nigrigenis Lutino se puede apreciar como este tono negro es un poco intenso, mientras que en el Agapornis Personata Lutino este color negro es casi imperceptible.

Esta puede ser la única característica que diferencia a estas dos mutaciones, como vemos son aves muy similares inclusive en sus mutaciones, aun cuando sea un ojo experto el que aprecie a estas aves se puede tonar muy difícil que los diferencien, aunque siempre existirá quien este en capacidad de distinguirlos fácilmente con solo mirarlos, ante un ojo inexperto y que no esté acostumbrado a ver este tipo de aves se verán como dos ejemplares de la misma especie.

  • Agapornis Nigrigenis Pastel:

En las mutaciones de este tipo la melanina tiene una pequeña variación, por lo cual el color verde característico del Agapornis Nigrigenis se tiende a transformar en un color amarillento más llamativo y brillante, para algunos amantes de estas aves esta mutación llega a ser un poco más llamativa que el Nigrigenis ancestral.

Si se compara esta mutación con el Agapornis Nigrigenis ancestral, se puede ver como el color de su abdomen y de sus alas es igual en cuanto a tonalidad, con la pequeña variación de que es un verde amarillento muy llamativo para el público y otras aves. Otra característica muy determinante que diferencia a un ancestral de esta mutación es que desaparece todo rastro de plumas negras en las puntas de las alas que son muy características en el Nigrigenis ancestral. (Ver Articulo Sobre: Garzas).

Todo el resto del cuerpo que se pudiera comparar con el Nigrigenis mantiene una misma tonalidad, pero es transformada a ese tono amarillento, partes como el marrón oxido de la cabeza y el tono naranja del pecho desaparecen casi en su totalidad, haciendo        que se vea simplemente como una pequeña mancha oscura, por lo cual para aquellos que no conozcan de aves nunca llegarían a relacionar a un Nigrigenis ancestral con esta mutación del mismo.

  • Agapornis Nigrigenis Arlequin:

Algo característico de las mutaciones que son denominadas como Arlequin es que el color del plumaje es discontinuo, esto se presenta en todas las razas que son denominadas de esta forma, a pesar de que no sigan un mismo patrón o no tengan algunas características similares, siempre se puede notar como el plumaje esta de forma discontinua.

En el caso del Nigrigenis Arlequin se puede notar como el color verde se alterna con un tono amarillo que son tonalidades del Nigrigenis ancestral y como se mezclan el azul con el blanco en el caso de las mutaciones azules.

Esto es lo único que puede diferenciar a un Nigrigenis Arlequin, ya que rasgos como el marrón oxidado de la cabeza se siguen manteniendo para los que son de descendencia directa del ancestral. Este es quizás una de las mutaciones menos vistas del Agapornis Nigregenis o quizás una de las menos preferidas por aquellos que desean a estas aves como mascotas.

  • Otras mutaciones:

A pesar de que esta variedad no es nada fácil de encontrar, aquellos especímenes que son capturados son combinados en diversas formas y esta tarea no resulta difícil ya que esta ave es muy sociable tanto con los humanos como con otras aves, es por ellos que se han logrado desarrollar tantas mutaciones diversas, quizás si esta ave se consiguiera con mayor facilidad serian demasiadas las cantidades de mutaciones que existieran de la misma.

Los criadores de aves se han encargado de que esta sea aparentada con otras especies que sean posibles, de las mutaciones menos conocidas que se han desarrollado del Agapornis Nigrigenis se pueden encontrar algunas como el color violeta, cobalto, malva, entre otros.

Además de conseguir tanta variedad de colores, estas mutaciones pueden ser combinadas de diversas formas para obtener variedades de Arlequines, pero muchas de estas mutaciones no se han hecho populares, ni se han seguido desarrollando, simplemente son pruebas que se hacen para ver y analizar los resultado, por lo cual no son especímenes muy documentados por aquellos que los desarrollan. (Ver Articulo Sobre: Aguja Colinegra).

Aunque se hayan desarrollado toda esta cantidad de mutaciones, aun no se han visto todas las que se pueden desarrollar, cada día son más las mutaciones conocidas y esto se debe a que los aviarios no se detienen en la búsqueda de nuevas especies, cada uno de estos criadores de aves tienen motivos diferentes para desarrollarlos, algunos buscan desarrollar una especie la cual sea muy comercial y les genere ingresos suficientes, mientras que algunos lo hacen por el amor que le tienen a estas aves y buscan ver nuevos especímenes que sean más de su agrado.

Actualmente se van reduciendo la cantidad de especímenes de Agapornis ancestrales disponibles, por lo cual es más difícil desarrollar mutaciones que se centren en los genes originarios de estas aves, no se muestra problemática alguna respecto a la forma en que estas aves interactúan, pero no se pueden relacionar con cualquier especie debido a que se debe tener cierta compatibilidad para establecer crías sanas y que se puedan desarrollar sin presentar algún inconveniente de salud a lo largo de su vida.

Crianza

La variedad de Agapornis Nigrigenis es difícil de encontrar son muchas las personas que logran establecer su cría en la actualidad, la compra y venta de estos animales es algo ilegal ya que así se previene su extinción ya que los capturan sin medida y no dejan que se reproduzcan libremente, llevándolos casi al punto de la desaparición, mientras que la cría es algo que se fomenta, el hecho de que cada persona tenga un aviario con Agapornis Nigrigenis les proporciona a estas aves un lugar seguro para criar a sus polluelos hasta llevarlos a una etapa de adultez óptima.

Muchos de los criadores se encargan de que las aves lleguen a una edad adulta para luego dejarlas en libertad, estos les garantiza un desarrollo pleno para que se puedan mantener en la naturaleza sin depender tanto de las condiciones en las cuales se encuentren. Aunque algunos aviarios se encargan de criar a esta especie para luego distribuirlas a personas para que los tengan como mascotas, la cual no es una actividad mala tampoco, así se logra preservar este espécimen en lugares seguros y de los cuales no serán apartados por la destrucción de su habitad.

Si usted desea tener un Agapornis Nigrigenis en su casa, debe tener muchas cosas en consideración para que pueda criarlo sin que esté presente algún problema, además de que pueda tener polluelos sanos que en la etapa de adultez se desenvuelvan como se debe.

A diferencia de otras especies de Agapornis, esta no es muy difícil de criar, estará muy alegre y cariñoso todo el tiempo, sin embargo se debe tomar en cuenta que no es igual un ave que ha sido capturada de la naturaleza y una que ha sido criada toda su vida en el cautiverio.

A pesar de que esta ave sea cariñosa, si es traída de un ambiente natural se debe tomar en cuenta que quizás esté un poco distanciada, pero esto no durara mucho ya que por sus características naturales se adaptara pronto a su entorno familiar y podrá relacionarse sin problema alguno.

Cuando un ave es criada en cautiverio se adapta a la vida en jaula  ya que esta es la que ha llevado desde que era un simple polluelo, pero las condiciones de la jaula deben ser lo mejor posible para que esta interactúe bien con su entorno y no sufra de frustración por no tener la suficiente libertad de movimiento.

Es recomendable siempre que las jaulas dispongan de un espacio adecuado para que se muevan libremente, como esta ave es de tamaño reducido, se recomienda que la jaula disponga de al menos unos 60 centímetros de espacio para que se mueva con libertad y así en caso de poseer varias aves en una jaula, se debe establecer unos 60 centímetros de movilidad por cada ave que se tenga dentro de una misma jaula. (Ver Articulo Sobre: Gorrion Molinero).

Garantizarles un espacio de movilidad hará que las aves no tenga problemas entre sí, aunque estas aves son muy sociables entre si el hecho de que no tengan libertad para moverse  podría causarle algunos problema a una que otra ave.

Si una ave va a tener polluelos es recomendable que se aislé a ella, los huevos y su pareja en una misma jaula, así se evitan inconvenientes y permite que el ave este más tranquila para criar a sus polluelos, una vez que las crías alcancen cierta edad se pueden colocar en una jaula acompañados de otras aves para que empiecen a interactuar con los demás desde una edad temprana.

Dentro de las jaulas se debe colocar algunos travesaños horizontales de modo que las aves se cuelguen de ellos y tengan una vista desde lo alto de su entorno, además que esto fomenta el ejercicio de sus alas y la movilidad de las mismas como una forma de ejercicio.

A las especies de loros les gusta desmenuzar con sus picos la madera, por lo cual es recomendable colocarle dentro de la jaulas algún trozo de rama con el que puedan jugar y cumplir con sus funciones naturales, además en algunas ocasiones se puede ver como algunas hembras toman trozos de madera para hacerlos parte de sus nidos. (Ver Articulo Sobre: Como criar Agapornis).

Los trozos de madera pueden ser colocados eventualmente, una vez que se vea que las aves han interactuado lo suficiente con el mismo se debe limpiar los restos para mantener un ambiente propio para el desarrollo de las aves, de la misma forma las jaulas deben permanecer libre de cualquier desperdicio que dejen las aves, aunque no se debe hacer de manera tan frecuente para no incomodar a las aves durante su estancia en la misma, algunas jaulas poseen compartimentos para trasladar a las aves a otra mientras que se limpia la jaula que estaba en uso.

Al tener un ave en cautiverio hay que tratar de adaptarlas los más posible a su espacio de crianza natural, es decir que el entorno debe parecerse mucho a su hábitat para que se estimule su desarrollo. El Agapornis Nigrigenis suele comer variedades de semillas como el maíz, el sorgo y el mijo, siempre es recomendable darles a las aves una combinación de estas semillas para garantizar que obtengan los nutrientes necesarios de cada una de ellas.

En las tiendas suelen vender algunos complementos de alimentos para la especie de loros, además de vender vitamínicos que se puede colocar en el agua y es muy recomendable hacer esto para que las aves no decaiga en alguna enfermedad, así se puede prever alguna afección que vaya a sufrir nuestra mascota.

Además de las semillas, en su estado natural al Agapornis Nigrigenis le gusta comer vegetales, se le debe dar eventualmente para reforzar su dieta, se debe picar bien los alimentos que se le den para facilitar su consumo y digestión. Además, se debe reforzar la alimentación con algunos insectos, principalmente las larvas y es bueno que se coloquen en el suelo de la jaula para que este mismo las cace y así utilice sus cualidades naturales.

Dejar Comentario