Aprende Todo Sobre el Agapornis Roseicollis, del Sureste de África

El Agapornis Roseicollis, es mejor conocida como el ave amorosa de cara rosada está es una magnifica ave la cual es muy famoso y muy reconocida a nivel mundial, son usadas en la actualidad como aves mascotas y muchas regiones y diferentes partes de una gran variedad de países. Está ave es conocida por ser compañeros amorosos de por vida los cuales son nativos de las regiones áridas del África sudoccidental. En el siguiente artículo conoceremos un poco más sobre ellas.

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis

El Agapornis Roseicollis

El ave Agapornis roseicollis conocida popularmente como el ave amorosa de cara rosada, es también denominada como la ave del collar rosáceo o cara de melocotón, esta es una especie de ave amazónica la cual es nativa de las regiones áridas del África sudoccidental, como por ejemplo en el desierto de Namib. Un fuerte y muy constante chirrido, estos pájaros son los animales muy sociales y, a menudo se tienden a reunir en grupos pequeños en la naturaleza. (ver artículo: Perico).

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tienden a comer durante todo el día y suelen tomar baños frecuentes. La coloración tiende a variar ampliamente entre las poblaciones. El plumaje de esta ave es idéntico tanto en los machos como en las hembras. Los pájaros cariñosos Agapornis roseicollis muy son famosos por su postura cuando duermen debido a que ellos se sientan uno al lado del otro y vuelven sus rostros mirándose el uno hacia el otro.

Además, se ha llegado a observar que las hembras desgarran las materias primas en tiras largas, las tienden a “amarrar con giro” en la espalda y se van a volar grandes distancias las cuales son considerables para hacer un nido. Son comunes en la industria de mascotas.

Taxonomía

Fue definido por el famoso ornitólogo francés llamado Louis Jean Pierre Vieillot en el año 1818. Que originalmente se denominada Psittacus roseicollis pero posteriormente fue trasladado al género de los Agapornis con los otros tortolitos. Entre los cuales se reconocen 2 subespecies que son:

  • Agapornis Roseicollis
  • Agapornis Roseicollis Catumbella, denominado así por BP Hall, en el año 1952 en Angola.
  • Agapornis Roseicollis Roseicollis, llamada así por Vieillot en el año 1818 en Namibia, en Botswana y en Sudáfrica

Descripción

El pájaro llamado Cariñoso de Rostro Rosado conocido como Agapornis Roseicollis es una ave de tamaño bastante pequeña, lo que puede medir de unos 17 a 18 cm de largo, con una longitud promedio de ala de unos 10.6 cm y con una una longitud de cola de 4.4 a 5.2 cm. Las aves que son silvestres son en su gran mayoría de colores verdes con una grupa de color azul.

La cara y la garganta de esta ave son rosadas, más oscuras en la parte del frente y en la parte de arriba del ojo. La factura es de color de cuerno, el iris es de color marrón y las patas y los pies son grises. El rosa de la Agapornis Roseicollis el roseicollis es de tonalidades más clara que el del Agapornis Roseicollis Catumbella. Las aves que son más juveniles poseen una cara y una garganta de color rosa pálido, también una corona delantera como verdosa, y el pico tiene una base de color marrón.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El Agapornis roseicollis es ampliamente muy considerada como una de las especies de aves que son tomadas como los pájaros más hermosos. Estas aves tienden a pesar aproximadamente unos 55 kg y miden hasta un máximo de 15 cm de largo. Las hembras suelen ser un poco más pesadas que los mismos machos. Las alas tienden a oscilar entre los 9.8 cm y los 10.2 cm en los machos y en el caso de las hembras entre unos 9.9 cm y los 10.6 cm. La envergadura es de un promedio para los machos y las hembras de 99. 6 y los 102.6 cm, respectivamente. (ver artículo: Loro Cabeza Azul).

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis

Esta especie de ave muestra una cierta variación en la coloración la cual es relacionada con la edad y, en menor medida, con la sexualidad. Los machos poseen las frente, las barbillas, las gargantas, los senos superiores y las mejillas de color rosado.

El resto del cuerpo es tradicionalmente de color verde brillante, sin embargo la parte inferior es ligeramente un poco más clara.

Los pies son una especie de mezcla de color gris verdoso y el pico es de color cuerno.

La rabadilla y las plumas que cubren la cola son de color azul brillante; las plumas de la cola son de tonos verdes con puntas azules, y todas menos las plumas que están en la parte central poseen una banda negra con manchas rojas hacia el final.

Las hembras de esta misma especie son muy similares pero un poco más apagadas en cuanto al color.

Los jóvenes al principio tienen las caras mucho más pálidas que las aves adultas. Las plumas de Birghter entran en un especie de erupción después de su primera muda alrededor de los 4 meses de edad. A parte de eso, la mandíbula superior de los pájaros jóvenes es de color negra al principio, y más tarde se convierte en el cuerno común en los adultos.

Existen 2 subespecies de Agapornis Roseicollis; estos son los roseicollis A. los roseicollis, y los A. roseicollis catumbella. Los Agapornis Roseicollis Catumbella se puede reconocer por sus colores que son más brillantes. La garganta de ellos es mucho más roja con un pequeño toque de lavanda. El color verde es mucho más profundo en ellos, y la rabadilla es mucho más morada que azul.

El pico también es algo diferente al mencionado anteriormente; es de color blanco con algunos puntos verdes. El Agapornis Roseicollis Catumbella es el ave menos común que A. Roseicollis Roseicollis, y convencionalmente habita en la pequeña región de Benguela, un área perteneciente de Angola.

Existe una mutación azul la cual ocurre tanto en la naturaleza como en las áreas de cautividad, aunque no es particularmente muy común. En el cautiverio, varias mutaciones de color de esta especie han sido criadas selectivamente.

Colores en los Adultos

Los Agapornis Rroseicollis en el caso de ambos adultos es decir los machos como las hembras se anteponen al área detrás de los ojos; de color rosa y en la cara y el pecho superior; la grupa es azul brillante y también las coberteras de la cola superior; la cola es verde, las plumas laterales y negras en la base, son naranja / rojo bordeado y el extremo de las bandas es negro.

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis adulto

Los Agapornis Rroseicollis Catumbella también en ambos adultos son de color forecrown rojo un poco más profundo; y más rojo en las mejillas de la misma manera.

Colores en los Jóvenes

Los Agapornis Rroseicollis como es en el caso de los adultos, pero con un color forecrown verde mezclado con rosa / rosa; otro con rosado / rosado y en la parte superior del pecho es un lavanda con gris / azul.

Imagen relacionada

Mutaciones

Los tortolitos Agapornis Rroseicollis poseen la más amplia gama de mutaciones en cuanto a los colores de todas las especies de Agapornis. En conclusiones generales, dichas mutaciones se separan en categorías genéticas como de

  • Dominante.
  • Codominante.
  • Recesiva.
  • Ligada al X recesiva.

Imagen relacionada

Si bien esto aparentar ser bastante sencillo, pero puede llegar a volverse algo confuso muy rápidamente cuando 1 sola muestra tiende a poseer diversos ejemplos de estos rasgos mutacionales.

Comportamiento

El Agapornis Roseicollis es una de las ave que son muy sociales, tienden a moverse en grupos llamadas bandadas las cuales son integradas de al menos 5 individuos, pero en cuanto al tamaños de los grupos tradicionalmente varían entre 5 y 20 aves. En ciertas ocasiones, por lo general cuando las semillas de pasto suelen madurar en su ambiente natural, grupos de alrededor de unos 100 individuos no son muy frecuentes. (ver artículo: Loro Cabeza Roja).

El movimiento de ellas es principalmente por medio del vuelo, pero en cuanto a distancias cortas estas aves prefieren ir caminar o en algunos casos a andar de lado. Esta especie se ha registrado volando ciertos recorridos de hasta unos 58 km / h. Los vuelos que son largos se interrumpen regularmente por los períodos de vuelo sin motor.

Los períodos de deslizamiento tienden a ir acompañados de una especie de sonido de graznido que es muy característico. Estas aves pueden también trepar paredes verticales utilizando las patas y el pico, a menudo golpeando sus alas de forma rápida para de ese modo facilitar el movimiento.

Cuando se encuentran en climas o se sienten con frio, estos pájaros sacuden las plumas hasta incluso se tienden a agrupar en parejas o en grupos de 4 o 5 individuos para de esa manera poder conservar el calor. Los Agapornis Roseicollis suelen dormir de noche y se encuentran activo durante el día. Por la noche, estos amorosos pájaros se paran en los nidos de los tejedores de gorriones de ceja blanca o en los de los tejedores sociables.

Llamada

Se han registrado como estridentes y metálicos, en cuanto a notas individuales o a varias en repetición. La velocidad de dichas repeticiones tienden a aumentar cuando ellos se alarma. En algunos casos cuando se encuentran cautivas han sido reportadas a forma de dúo.

Comunicación y Percepción

Esta ave Agapornis Roseicollis hace un fuerte chirrido, esto puede ser tomado como un sonido único o como una serie de sonidos graznidos. Esta especie de ave también tiende a producir un ruido algo mecánico suave y áspero frotando sus mandíbulas de forma juntas. Los compañeros se comunican por medio de movimientos corporales es decir utilizando unas señales visuales como por ejemplo el balanceo. Estas aves también se alternan como una forma de comunicación y para ayudar a mantener el vínculo entre los pares.

Distribución y Hábitat

Esta ave habita en un país seco y abierto en el suroeste de África, su rango es extendido desde el sudoeste de Angola a través de la mayor parte de Namibia hasta el gran valle inferior del río Orange en el noroeste de Sudáfrica. Habitan hasta 1.600 metros sobre el nivel del mar en las zonas boscosas de hojas anchas, en las semidesérticas y en las montañosas. Todo esto dependiendo de que haya la presencia muchas fuentes de agua por lo cual se reúnen alrededor de los lagos o piscinas para beber e hidratarse.

Los escapes del cautiverio son de manera frecuentes en muchas partes del mundo y las aves que son salvajes habitan en el área metropolitana de Phoenix, en Arizona, donde residen en una gran variedad de hábitats, tanto los urbanos como los rurales. Algunos de ellos habitan en las cactáceas y otros son conocidos por ser comedores frecuentes en grupos o bandadas formados por un tamaño decente.

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis distribución

Los Agapornis Roseicollis moran en las regiones secas pero cerca del agua estancada permanente. Los hábitats que son usados por esta especie incluyen las afueras de los desiertos y los bosques, también las áreas que son poco boscosas, siempre y cuando los pocos árboles que poseen se encuentren cerca del agua. Las regiones preferidas tienden a variar desde el nivel del mar hasta las elevaciones de más de 1500 mtr.

Rango Geográfico

Los Agapornis roseicollis poseen un rango centrado en la parte del sudoeste de África. Habitan en la esquina del noroeste de Sudáfrica, también a través de la mitad occidental de Namibia, y en la esquina suroeste de Angola. El área alrededor del lago de Ngami se está poblando de forma rápida por los Agapornis roseicollis debido a la gran expansión del rango natural. Esta especie se mantiene como las ave de jaula en muchas partes del mundo, donde también se encuentran incluidos los Estados Unidos y Japón.

Avicultura

El ave amorosa de cara rosada es uno de los loros más comunes que son mantenidos en cautiverio, debido a su tamaño pequeño y a la facilidad de cuidado y de su reproducción. Las aves se mantienen tanto solos o también en parejas, sin embargo debido a sus amplios requisitos sociales, es mucho mejor mantenerlos en parejas. (ver artículo: Loro Barranquero).

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis distribución

Pueden llegar a ser agresivos y por lo general tienden a vincularse con un individuo, ya sea tanto un humano como un aviar, y pueden no llevarse tan bien con otras personas o con otras mascotas.

En todo los casos 2 tortolitos no siempre se llevan bien, y es muy probable que tengan que separarse, y los tortolitos no se deben de mantener con especies de aves que sean más pequeñas que ellas. Los Love birds necesitan de mucho ejercicio diario.

Vida Útil

La vida útil de este peculiar ave en cautiverio es de al menos unos 15 a 25 años. No se sabe con exactitud qué es lo que limita la vida de esta especie. Tampoco se sabe bien cuál es la vida útil convencional en la naturaleza, aunque es muy probable que sea más corta que la observada en el cautiverio.

Depredación

El Agapornis roseicollis trata con los depredadores mediante mobbing es decir que lo ataca por presiones o provoca problemas psicológicos. Como parte de su gran comportamiento de mobbing, las aves principalmente se paran en una posición vertical y graznan fuerte. Si el depredador se acerca, agitan sus alas de forma salvaje, manteniendo todo su cuerpo erguido, y aumentan su graznido para unos chirridos muchos más agudos. También se movilizan hacia el atacante como si fueran para atacar. Si el depredador no retrocede, grandes grupos de aves los atacarán.

Roles del ecosistema

El Agapornis roseicollis posee 2 tipos de parásitos que son muy conocidos. Estos son los llamados ectoparásitos viatante Pellonyssus, el cual consiste en una especie de ácaro, y también está el piojo de la pluma Afrimenopon WAAR Amblycera. Otras formas en que esta especie tiende a afectar su ecosistema es por medio de sus interacciones con otras diferentes tipos de especies de aves, especialmente las que utilizan sus nidos. Como resultado de su alimentación a base de semillas, A. roseicollis probablemente posee algún impacto en la ecología vegetal.

Importancia Económica para los Humanos de manera Positiva

Los Agapornis roseicollis poseen poca importancia económica de manera positiva para los seres humanos, aparte de su gran popularidad como un pájaro jaula. Esta especie se encuentra en casi todo el mundo como una mascota, y sus muchas mutaciones de color y de personalidad extrovertida lo convierten en un ave favorito. Te invito que veas este artículo sobre Jaula Visión L11 la cual es el hogar ideal para estas aves.

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis con mutaciones

Un 2do, y un valor económico menor, es el turismo. Las Personas de casi todo el mundo viajan hasta África, a menudo al área alrededor del lago Ngami, que en la actualidad forma parte del territorio de esta especie, para ver la hermosa vida silvestre.

Importancia Económica para los Humanos de manera Negativa

El Agapornis roseicollis también posee ciertos efectos de forma negativa en los seres humanos, con la muy notable excepción de los daños que tienden a causar a los cultivos de semillas de los agricultores. Es considerado una plaga muy importante para el mijo y para otros cultivos de grano pequeño, lo que ha provocado un muy rápido declive de la población debido a la persecución de los agricultores que intentan proteger sus cultivos de ellas.

Alimentación

La alimentación principal de estas aves consiste primordialmente de las semillas y de las bayas, cuando la comida es de mucha abundancia, se pueden reunir en bandadas que contienen a cientos de aves. En ciertas ocasiones se puede tornar como una especie de plaga en las áreas agrícolas debido a que se alimentan de los cultivos de los agricultores principalmente del mijo.

Resultado de imagen para Agapornis Roseicollis comiendo

El Agapornis roseicollis por lo general como mencionamos anteriormente se alimenta de las semillas, pero dichas semillas son especialmente las nativas de su hábitat, tales como por ejemplo los de Albizia y los de Acacia. Se comen las semillas de manera tal que son quitadas de las plantas en crecimiento o en otros casos son levantadas del suelo, posteriormente desgranandolas de forma rápida usando la lengua, la mandíbula y el filo del maxilar que es muy poderoso.

Se alimenta también de las flores la forma de hacerlo es arrancándolas de los árboles y cortando los pétalos y los estambres utilizando el pico. Se tiene entendido que esta especie suele beber agua en varias ocasiones al día para hacer frente a las demandas que le impone el hábitat de clima cálido y el árido en el que habitan.

Reproducción

Los Agapornis roseicollis son aves monomórficos, lo que tiende a significar es que el macho y la hembra de la especie son muy similares. El nido se encuentra construido en una grieta de roca o dentro de un compartimiento de los grandes nidos comunales elaborados por los tejedores sociables. Se pueden utilizar estructuras fabricadas por el hombre como por ejemplo los techos de las casas.

Esta magnifica ave tiende a poner de 4 a 6 huevos los cuales son colocados entre el mes de febrero y el mes de abril. Estos mismos son de color blanco opaco y suelen medir aproximadamente de unos 2.35 cm por 1.73 cm. Estos tienden a ser incubados durante aproximadamente unos 23 días. Los pájaros más jóvenes empluman después de pasados los 43 días. (ver artículo: Loro Yaco).

En esta especie, la formación de los pares es de forma muy rápida y puede llegar a ocurrir a una edad tan temprana como por ejemplo a los 2 meses. Los pares que son formados entre hermanos no son poco comunes. Las hembras son las dominantes y los machos solo esperan la aprobación de las hembras antes de acercarse. Las hembras muestran esta aprobación al asumir una posición esponjada.

Los machos alimentan a sus compañeras durante el cortejo, debido a que la alimentación es uno de los componente más importante de la interacción entre los machos, los machos tienden a usar la sacudida de la cabeza, lo cual es similar al movimiento utilizado en la alimentación, con el fin de atraer a las hembras.

Resultado de imagen

La forma de rascarse también es utilizada durante el cortejo. Un macho se posicionara cerca de una hembra y se empezara a rascar la cabeza, especialmente en el área alrededor del pico y en el pico. Cuando un macho intenta acercarse a una hembra, se arrastra en dirección a ella de forma lateral, lo que se conoce como un especie de movida sidling. Si ella parece ser agresiva, trata de acercarse desde el otro lado este en un proceso muy conocido como cambio sidling; no obstante, si ella parece receptiva, él continúa caminando hacia ella.

¿Como es el Apareamiento?

El Agapornis roseicollis se ha llegado a observar que es una especie de criador de manera temporada en la naturaleza, pero en el ambiente de cautiverio pueden llegar a reproducirse durante casi todo el año. Sus huevos son por lo general de 2.35 cm por 1.73 cm como lo mencionamos anteriormente. En un promedio, se tienden a colocar de 4 a 6 huevos en una sola temporada.

En el cautiverio se han visto como las parejas tienden a colocar hasta 8 huevos. Los huevos suelen eclosionar poco después de aproximadamente unos 23 días que dura el proceso de incubación, y los jóvenes tienden a empluman a los 43 días de edad. Las aves jóvenes inician a formar los pares alrededor de los 2 meses de edad, y también comienzan a buscar sus propios nidos en este mismo momento.

Imagen relacionada

Los huevos son colocados cada 2 días durante el periodo de la temporada de cría. Comenzando el momento en que la hembra coloca el primer huevo, está misma pasa la mayor parte de su tiempo en el nido tratando de incubar los huevos. Los machos por lo general traen a sus compañeras amorosas la comida durante todo el proceso o el período de incubación. Dicho período de incubación posee un promedio de 23 o 24 días de duración.

Poco después de la eclosión, la hembra regurgita los alimentos que le trajo el macho para de esa manera poder alimentar a los jóvenes recién nacidos. El alimento que los polluelos comen ha sido regurgitada en aproximadamente 2 veces. Comenzando a la mitad del período de polluelo, que dura entre 5 y 6 semanas, ambos padres tienden a alimentar de forma directa a los jóvenes.

Muy poco se sabe sobre el comportamiento de los Agaponis. roseicollis de vida silvestre en lo que respecta a la inversión parental después incipiente. En el cautiverio, los jóvenes siguen dependiendo de los mismos padres durante 2 semanas más y con mucha frecuencia vuelan de regreso al nido para de esta manera seguir recibiendo alimento; esto sucederá mientras que los padres lo continúen permitiendo. Cuando los jóvenes ya les llega la hora de abandonar el nido, después de alrededor de 42 a 43 días, ya se encuentran completamente emplumados y pueden volar sin ningún problema.

El Agapornis roseicollis muestra una gran variabilidad tanto en la elección del nido como en el uso del nido mismo. En la naturaleza, estas aves por lo general se reproducen en los grandes nidos comunales que son elaborados por los tejedores sociables. También utilizan los nidos de los tejedores de gorriones de ceja blanca.

No se sabe con exactitud si los Agapornis roseicollis tienden a obligar a estas otras aves a tener que abandonar sus nidos o si usan nidos que ya se encuentra desocupados. En cautividad, los pares de los Agapornis roseicollis elaboran sus propios nidos. Una hembra prepara tiras de corteza cortándolas con su pico en formas y tamaños relativamente uniformes.

Resultado de imagen para agapornis roseicollis

Para llevar la corteza al sitio del nido, una hembra los mete en las plumas de su grupa. En conjuntos, tanto el macho como la hembra son los que construyen el nido en forma de copa profunda utilizando la corteza, las hojas y el pasto.

Dejar Comentario