Águila pescadora: características, curiosidades y más

El águila pescadora, es un ave que lleva como nombre científico el de Pandion haliaetus y los nombres alternativos o comunes que recibe esta águila son el de halieto, gavilán pescador y guincho.

Asimismo, es importante comenzar teniendo en cuenta que el águila pescadora es una especie de aves que forma parte del orden accipitriforme, orden que incluye gran parte de las aves rapaces diurnas, y entra en la conocida familia Pandionidae.

A continuación, te invitamos a conocer todas las características del águila pescadora así como todo lo que se vincula a ella, tal como su hábitat que es muy diferente a  donde vive el aguila real y de que se alimenta por ejemplo, tal como verás al finalizar la lectura del presente artículo. Pasemos entonces a desarrollar cada característica de esta estupenda águila.

Águila pescadora

 

Características del águila pescadora

Al hacer referencia al águila pescadora es imprescindible destacar que esta ave rapaz tiene un tamaño medio, forma parte activa del género Pandion, es de la especie Haliaetus y las subespecies de esta águila son la Pandion haliaetus haliaetus y la Pandion haliaetus carolinensis.

En cuanto al aspecto físico del águila pescadora cabe señalar que sus partes superiores son de un color castaño oscuro y en la parte de abajo presenta un plumaje blanco que tiene algunas zonas moteadas de un color oscuro, también tiene una oscura máscara a cada lado de la cabeza. La cola del águila pescadora es estrecha así como larga, posee alas salientes o angulosas y podemos identificarla fácilmente.

En la nuca el águila pescadora tiene plumas largas que crean una cresta la cual puede erizarse frecuentemente. Las águilas pescadoras jóvenes se distinguen de los ejemplares adultos porque tienen manchas en su plumaje de un color marrón claro. En general, las águilas pescadoras jóvenes son más pálidas que los adultos. Un macho adulto puede distinguirse de una hembra por poseer alas más estrechas y un cuerpo más delgado.

Tamaño, envergadura y peso del águila pescadora

En cuanto al tamaño del águila pescadora sabemos que esta ave se ubica entre los cincuenta y dos y los sesenta centímetros de altura, por lo que se podría decir que su longitud promedio se halla entre los cincuenta y cinco y cincuenta y ocho centímetros de largo.

Respecto a la envergadura alar del águila pescadora se sabe que mide con las alas abiertas un metro y medio de ancho, de modo que cuando vuela o caza nos encontramos con una águila majestuosa y poderosa.

Ahora bien, en lo relativo al peso del águila pescadora tenemos que considerar que este varía en el macho y en la hembra. Un macho adulto de águila pescadora puede pesar entre un kilo con doscientos gramos y alcanzar los dos kilogramos, mientras que la hembra pesa un kilo y medio o bien, dos kilogramos con doscientos gramos, es obviamente un caso de Dimorfismo sexual o sea, que ambos sexos presentan diferencias como estas a pesar de pertenecer a una misma especie

Alimentación del águila pescadora

Cambiando de tema hacia la alimentación,  es muy importante saber que comen las aguilas por lo que aquí conocerás todo sobre la dieta del águila pescadora, que consiste básicamente en un noventa y nueve por ciento en la ingesta de pescado o peces que pueden medir unos veinte o treinta y seis centímetros de largo.

No obstante, el águila pescadora también es capaz de alimentarse de otras cosas como serpientes, pájaros, ardillas, ratas almizcleras, caracoles marinos, salamandras, aligátores pequeños, moluscos, conejos y anfibios.

Águila pescadora y su presa

La cacería del águila pescadora

Nos parece relevante hablar de la cacería del águila pescadora porque es sin duda alguna un evento inigualable, lleno de destreza y mucha energía.

El águila pescadora caza localizando a su presa desde el aire cuando va en pleno vuelo, antes de zambullirse se cierne, mantiene las patas hacia adelante para capturar al pez y cuando ya lo tiene vuelve a elevarse poniéndole la cabeza hacia el frente con la finalidad de disminuir el roce del aire.

Entonces, cuando el águila pescadora detecta a su presa se abalanza sobre ella hundiendo sus patas en el agua y a menos que sea necesario se sumerge totalmente y su presa no se le escapa porque tiene unas patas y un plumaje especialmente adaptado y aceitoso para que el alimento no se le escabulla.

Águila pescadora reproducción

Reproducción del águila pescadora

Ya sabemos que el águila pescadora habita en los alrededores de las fuentes de agua que le proporcionan gran parte de su alimento, por lo que la misma puede elegir sitios como costas rocosas para hacer su nido, del cual hablaremos en breves instantes.

Ahora bien, la reproducción del águila pescadora tiene como inicio la primavera, es alrededor del mes de mayo cuando el macho comienza a cortejar a la hembra para ganarse su favor y poder pasar a la reproducción con ella propiamente y de tal proceso te hablaremos a seguir.

Cortejo del águila pescadora

Se ha comprobado que el cortejo que lleva a cabo el águila pescadora macho tiene que ver con una serie de vuelos espectacularmente acrobáticos, en los que el águila pescadora se eleva a gran altura para proceder a lanzarse en picada hasta casi tocar el suelo.

Cuando el macho logra atraer la atención de la hembra y esta lo acepta como pareja se va con él a realizar algunos vuelos en conjunto, los cuales constan de persecuciones rápidas entre los árboles.

Estas relaciones de pareja entre el mundo de las águilas pescadoras es interesante porque las mismas son conocidas normalmente por ser aves monógamas, cuya madurez sexual se alcanza cuando el ave cumple los tres o cuatro años de edad.

Puesta, incubación y crías del águila pescadora

Cuando el cortejo llega a su fin y  la hembra elige al macho, ambos se ponen a trabajar en el nido, se aparean y la hembra pone entre uno a cuatro huevos.

Cada huevo pesa alrededor de sesenta y cinco gramos y la hembra es la encargada de incubarlos por unas cinco semanas o más específicamente entre treinta y cuatro y treinta y ocho días.

Por su parte, la función del macho es darle alimento y protección a la hembra y a sus huevos.

Una vez que los polluelos eclosionan del huevo dependerán de su padre para alimentarse. Luego, al pasar doce semanas de edad los polluelos podrán salir del nido y aprenderán a volar entre los cincuenta y uno y cincuenta y nueve días de edad.

Por cierto que la cantidad de huevos que ponga la hembra depende de su edad y el color de los mismos es blanco,  con muchas manchitas marrones oscuras y su tamaño es como los de las gallinas.

Lo interesante de la reproducción del águila pescadora es que aunque el macho sea el que provee el alimento y protección es el primero que come, dejando lo restante para su pareja y crías.

Por otro lado, mientras que en las poblaciones de águilas pescadoras migratorias se ven de tres a cuatro crías, en las poblaciones de águilas pescadoras no migratorias encontramos nada más que dos o tres polluelos.

Nido del águila pescadora

Aprendamos ahora un poco acerca del nido del águila pescadora, el cual es construido por la pareja de águilas, dicha edificación empieza a hacerse una vez que la pareja de águilas pescadoras  se conforma.

Prácticamente el nido de esta ave está formado como una plataforma grande, puede ser de puros palos y edificado en la copa de los árboles, en los cortados rocosos, en plataformas artificiales o bien en los postes telefónicos.

Tanto el macho como la hembra recolectan los materiales que necesitarán para hacer su nido es decir, diversas ramas, hierbas, algas y hasta algo de basura. Se cree que el nido que construye una pareja de águilas pescadoras es reutilizado por la misma cada año en época de reproducción, con esto lo que podemos decir es que hasta en el mundo animal existe el concepto de reciclaje.

Águila pescadora nido

Hábitat y comportamiento del Águila pescadora

Águila pescadora distribución

Hablemos ahora sobre el hábitat del águila pescadora, del cual sabemos que sus sitios preferidos para vivir son los que quedan cerca de fuentes de agua dulce o salada y que sean de poca profundidad tales como los ríos, los lagos, las costas.

En fin, cualquier lugar que tenga aguas pocas profundas y que sea según la percepción del águila pescadora un sitio seguro en el que pueda vivir, construir su nido y hacer crecer su especie.

Todas estas características del Águila pescadora son muy diferentes a las caracteristicas del aguila real 

Hábitat

El águila pescadora se halla en todo el mundo excepto en la Antártica y que puede verse en Sudamérica pero, no como un sitio para anidar, se ha comprobado que el águila pescadora puede verse con más frecuencia en países como Alaska, Estados Unidos, Argentina, México, Inglaterra, Irlanda, China, las Islas Salomón, Australia, Fiji e Indonesia. También dijimos que su hábitat engloba los lugares con agua dulce o salada como las costas, las marismas y los pantanos.

Emplea como sitios idóneos para hacer su nido las cuevas o bien las grietas que haya en las montañas así como las copas de los árboles pero, en caso de que el lugar sea totalmente seguro, el ave decidirá hacer su nido en el mismo suelo, sin mayores miramientos.

Sin embargo, los datos oficiales que recogen los biólogos y personas entregadas a la protección y conservación de la especie, afirman que el águila pescadora se reproduce en toda Finlandia donde existen de mil ciento cincuenta a mil trescientas parejas de águilas pescadoras reproductoras.

Águila pescadora cazando

Comportamiento del águila pescadora

Lo que se refiere al comportamiento del águila pescadora sabemos que es un ave con actividades diurnas que puede ser tanto migratoria como sedentaria, es un ave que está en términos medios es decir, que no es ni tan sociable ni completamente solitaria ya que su gregarismo ha sido identificado o sea, que se agrupa en las épocas o temporadas de reproducción con otras águilas pescadoras formando de ese modo colonias en las que puede cazar en grupo.

A pesar de todo esto el águila pescadora defiende exclusivamente su nido, su comida y lo que tiene cerca, no es un ave territorial ni mucho menos defiende nidos ajenos al suyo, ni porque estén en la colonia en la que se halle.

Respecto a la comunicación entre águilas pescadoras se ha comprobado que estas aves emiten una especie de kiu kiu kiu y en su repertorio de sonidos hay por lo menos ocho distintos entre sí usados en contextos o situaciones específicas.

Distribución geográfica del águila pescadora

El águila pescadora es un ave que tiene una amplia aparición y distribución a nivel mundial porque en todos los continentes se puede hallar, exceptuando la Antártida y teniendo en cuenta que en Suramérica es nada más un ave con presencia migratoria, es decir que no nidifica en América del Sur.

Lo que tenemos que considerar es que las poblaciones de águilas pescadoras del Norte son migratorias, nidifican en la zona boreal e invernan en la región austral. En cambio, las águilas pescadoras meridionales o del sur, son un poco más sedentarias.

Asimismo, es importante saber que la distribución del águila pescadora tiene que ver con cada subespecie, de modo que se ha dicho que como especies propias del Nuevo Mundo (América) serían la Pandion haliaetus carolinensis y la Pandion haliaetus ridgwayi.

Por su parte, la Pandion haliaetus haliaetus y la Pandion haliaetus cristatus poseen sus nichos ecológicos en el Viejo Mundo (Europa). Por consiguiente, la Pandion haliaetus haliaetus nidifica en el Paleártico en Eurasia y se va a invernar en África, así como en las riberas que quedan en el Océano Índico.

Al  contrario, el Pandion carolinensis prefiere nidificar en Canadá y en Estados Unidos, migra a Sudamérica llegando a Argentina y a Chile. Por último, el Pandion haliaetus ridgwayi y el Pandion haliaetus cristatus no migran, se quedan tranquilamente habitando Australasia así como el Caribe.

Águila pescadora comiendo

Curiosidades y adaptaciones del águila pescadora

Entre los datos curiosos que podemos brindarte acerca del águila pescadora es de suma importancia que sepas que esta ave se distingue de otras aves rapaces de actividad diurna debido a que los dedos de las patas tienen una longitud igual, los tarsos o sea, huesos que tiene en la parte inferior de sus patas son reticulados y las garras que posee son redondeadas.

Otra cosa curiosa sobre el águila pescadora es que esta como los búhos son las únicas aves rapaces que tienen el dedo exterior reversible, este dedo les da la capacidad de agarrar a sus presas o alimento con dos dedos por delante y dos por detrás, lo cual es súper beneficioso para el águila pescadora cuando atrapa peces que son resbalosos.

Las patas del águila pescadora son muy fuertes y tienen unas escamas que le ayudan a sujetar su presa, las uñas las tiene curvas y largas.

Como otra adaptación que posee el águila pescadora es la habilidad de cerrar sus fosas nasales para no permitir la entrada de agua durante las inmersiones.

Aunque tenga tales adaptaciones benéficas a la hora de la caza de su alimento estas resultan un arma de doble filo, porque tanto las escamas como uñas o garras de las patas del águila pescadora por ser tan eficaces o efectivas en algunos casos pueden conducir a la muerte del ave, debido a que hay evidencia de águilas pescadoras que no han podido soltar su pesada presa, la cual  hace caer al agua al ave que no tiene más remedio que nadar por su vida hasta la orilla o bien, morir de hipotermia o por ahogamiento.

Otras curiosidades acerca del águila pescadora involucran el hecho de que hay varias poblaciones de esta ave que son migratorias y se desplazan a través de grandes distancias, de modo que hallamos el caso del águila pescadora norteamericana que migra hacia el Amazonas y al norte de Argentina mientras que las águilas pescadoras que viven en el norte de Europa migran hacia las áreas tropicales de África, más que nada a la costa oeste y a Sudáfrica.

Águila pescadora curiosidades

Las migraciones del águila pescadora ocurren cuando el verano llega a su fin y el viaje de retorno se da al comienzo de la primavera.

El motivo de que el águila pescadora sea considerada un ave con amplia distribución geográfica mundial se debe a sus adaptaciones y a la variedad de hábitats en los que puede vivir, siempre y cuando posean mucha agua y peces así como árboles o sitios semejantes para anidar.

Es la única ave de presa con el dedo reversible en cada pata pues normalmente, las aves rapaces cuentan con tres dedos delanteros y uno trasero. Cuando el ave pescadora va volando con un pez le da vuelta con sus patas para hacerlo más aerodinámico.

Anida no solamente en las copas de árboles donde hace su nido sino también en estructuras artificiales como las vallas publicitarias, las torres de alta tensión, las torres de comunicaciones, etc.

Es muy raro que un águila pescadora deje su monogamia pero, cuando ocurre un macho puede tener dos parejas siempre que los nidos queden cerca uno del otro de modo que pueda defenderlos a los dos al mismo tiempo y los polluelos o crías del águila pescadora son capaces de alcanzar entre un setenta y ochenta por ciento  del tamaño de un adulto en nada más que un mes.

Otro dato curioso es que el águila pescadora también se conoce con el nombre de halcón del mar y a diferencia de otras águilas tiene sus plumas erizadas, su cabeza es de color blanco y gris teniendo alrededor de sus ojos amarillos y grandes una franja marrón, color que predomina en sus alas y espalda mientras que su pico es más bien negro apuntando hacia abajo.

El águila pescadora hace diversas vocalizaciones que tienen que ver con el territorio que habita, hace unos sonidos especiales para comunicarse con su pareja y sus hijos, y otros son para dar aviso de ciertas amenazas o peligros que la acechan. Entre los sonidos que hace el águila pescadora hay gorjeos, silbidos y largas vocalizaciones que dan la impresión de que se trata de un ave muy angustiada.

Toda águila pescadora cuenta con una excelente visión con la que localiza a su pez que está debajo de la superficie del agua. Otra cosa es que aunque esta águila sea una eficaz pescadora puede ser muy oportunista, porque si ve al alcance otra presa que no sea un pez pero, con la que puede alimentarse sin tener que mojarse o zambullirse no dudará en  tomarla para sí y comerla tranquilamente.

En la reproducción es relevante que el acoplamiento de una pareja de águilas pescadoras sucede alrededor del agua, aun cuando cuente con zonas específicas de cría, y lo que llama más la atención sobre el águila pescadora es su sentido de reciclaje pues, una pareja puede reconstruir nidos abandonados por otras parejas de águilas volviendo a usarlos incluso por más de setenta años, y el promedio de vida del águila pescadora es de diez a doce años en estado salvaje, las excepciones se hallan entre los veinte y veinticinco años de edad en cautiverio.

Águila pescadora amenazas

Amenazas del águila pescadora

El águila pescadora tiene ciertos depredadores naturales que la amenazan como especie pero, que no la extinguen ni le hacen tanto daño como el que podemos hacerle los seres humanos. Dentro de sus depredadores naturales se encuentran animales como águilas y búhos que son carnívoros.

Específicamente, en Estados Unidos el águila pescadora se ve amenazada por el Búho cornudo así como por el Águila calva mientras que en África, los depredadores del águila pescadora son los cocodrilos que habitan el río Nilo.

Otros animales que pueden amenazar los huevos y crías del águila pescadora son los que viven en los árboles y es el caso de los mapaches y de las serpientes.

Con todas estas amenazas, el águila pescadora está clasificada como una especie de Preocupación Menor en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Más que nada lo que amenaza al águila pescadora es la usurpación y destrucción de su hábitat, la caza furtiva e indiscriminada, las electrocuciones que puede vivir por los cables de alta tensión, situación que va creciendo con la amplia edificación de zonas urbanas lo que en cierto modo se vincula también al aguila real en peligro de extinción

Águila pescadora características

El águila pescadora en el continente europeo

Como una información extra acerca del águila pescadora cabe señalar que gran parte de las águilas pescadoras de Europa que entran en la subespecie de la Pandion haliaetus haliaetus invernan en la Sierra Leona, en Ghana y en Senegal. Los ejemplares adultos cruzan volando el Mediterráneo y los especímenes jóvenes siguen la costa por un camino más largo el cual les da la posibilidad de tomar descansos.

Si nos enfocamos en España podemos decir, que el grueso de la invernada en Andalucía ocurre en particular en las provincias de Huelva donde queda el Parque Natural de Marismas del Odiel, pero no es el único sitio ya que también se han visto las águilas pescadoras en el Parque Natural de las Marismas de la Isla Cristina; la otra zona en que se ven las águilas pescadoras es en Cádiz, particularmente en la Bahía de Cádiz y en los embalses interiores.

En la provincia de Málaga también se pueden ver las águilas pescadoras, en el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce.  Aunque sea difícil de creer el águila pescadora se extinguió de la Península Ibérica como un ave reproductora en mil novecientos ochenta y tres.

Fue tal circunstancia y la fragmentación de la población del águila pescadora por la cuenca del mediterráneo lo que condujo a la creación de un programa de reintroducción de esta especie en Cádiz en el año dos mil tres y en Huelva, en el dos mil cuatro por parte de entes como la Junta de Andalucía, la Fundación Migres y la Estación Biológica de Doñana.

En dicho proyecto se logró liberar un aproximado de doscientos polluelos de águilas pescadoras tanto en Cádiz como en Huelva que procedían de países que los donaron como es el caso de Alemania, Finlandia y Escocia.

Posteriormente, en el dos mil nueve se vieron los frutos o resultados de tal tarea pues surgió la primera pareja reproductora en España, específicamente en la provincia onubense cercano al Paraje Natural Marismas del Odiel.

Es desde ese momento hasta el año dos mil catorce que se registró un aumento en la población de águilas pescadoras, se contaron siete parejas reproductoras en Cádiz y cinco en la provincia de Huelva con ocho polluelos en la última. Otro hecho que debemos mencionar es que en marzo de dos mil once fue creado un proyecto semejante con el mismo propósito de reintroducir a las águilas pescadoras y hacerlas reproducirse en el Principado de Asturias.

En la actualidad, el águila pescadora es considerada una especie que ha sido recuperada en Andalucía pero, esto no ocurre en el Mediterráneo donde si bien la población de águilas pescadoras es estable atraviesa una crítica situación pero, gracias al reciente asentamiento de la población de águilas pescadoras en Andalucía la estabilidad y crecimiento de la población de estas aves en el Mediterráneo puede sobrevivir.

Ahora bien, si queremos saber cuál es la mejor población de águilas pescadoras en el Mediterráneo es la que se halla en la costa del Parque Nacional de Alhucemas que está ubicado en Marruecos y también hay grandes poblaciones de esta águila en las Islas Baleares así como en Córcega.

Bueno, ya hemos dado un amplio recorrido por todo lo que rodea al águila pescadora, esperamos que toda la información suministrada te sea útil.

Águila pescadora adaptaciones

 

Dejame Tu Comentario