Aves del terror, lo que no sabías sobre estas aves extintas

Aves del terror, hablamos de pájaros gigantes con una altura máxima de tres metros y unos 150 kilos de peso. Estas características le permiten convertirse fácilmente en el mayor depredador en América del Sur, pero los datos disponibles indican que comenzó a moverse hacia el norte hace cinco millones de años, con el estado incompleto panameño y todavía en la educación.

aves del terror y mas

Ave del terror Historia

El Gran American Interchange fue uno de los eventos más importantes ya registrados, con un amplio movimiento de la vida silvestre, que se desarrolló de norte a sur, y viceversa. Según los expertos, carnívoros del Norte triunfó sobre los predadores de América del Sur, pero para varios millones de años, hubo una excepción a esa regla: Phorusrhacidae, también conocido como “pájaros del terror”, cuyos restos fueron encontrados en Florida y Texas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La historia nos dice que después de la separación del supercontinente Gondwana, América del Sur se convirtió en un ambiente aislado que resultó en una vida salvaje completamente diferente en relación a la que existía en el resto del planeta. Se estima que las primeras visitas al continente sudamericano del norte se produjo hace 7,3 millones de años, mucho antes de la formación del istmo de Panamá, pero fue sólo con su apariencia final (2,8 millones de años atrás) estableció el Grand Exchange americano.

Los carnívoros ágiles (canídeos, gatos, osos y varios roedores) viajaron al sur y tuvieron gran éxito, gracias a una mejor preparación para la competencia doméstica, adaptación climática y espacio de desarrollo más amplio, mientras que el sur hacia el norte, única marsupiales y xenartros (tatus, perezas, tamanduás) logró tener éxito en su nueva tierra. Sin embargo, hay un asterisco en el registro: Birds of Terror, Phorusrhacidae.

Algunas especies bajo la familia de aves del terror eran necrófagos, pero el resto definitivamente cayó en la categoría de predador. Los huesos de sus cráneos estaban fundidos, de modo que usaron la combinación “pico” como si fuera un martillo. Las espigones terminaban en un gancho, ideal para perforar, abrir y rasgar la presa, y la fuerza de sus piernas era tal que ellos podían romper huesos.

Los expertos creen que los descendientes modernos del cariámido de las aves terroristas, heredaron de sus antepasados ​​un cierto tipo de caza, que toman sus con el pico y azotan el suelo hasta la muerte. Imagine un pájaro de tres metros para hacerlo.

Por el momento, las aves terroristas eran los carnívoros más exitosos en el norte, incluso en Florida y Texas, pero allí fue donde encontraron una gran competencia, cortesía de lobos, perros salvajes y los famosos tigres soñolientos. Pero el aspecto más importante que contribuyó a su muerte fue el cambio climático (en relación con la reciente Edad de Hielo), que limita su invasión efectiva de menos de tres millones de años.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Principales datos de esta especie:

  • Vivió en lo que ahora es Sudamérica
  • Vivió durante el Período Medio Mioceno
  • Pesó tanto como un oso panda
  • Podría correr más rápido que un caballo
  • No pudo volar
  • Era carnívoro

Como depredadores prehistóricos

Alrededor de tres millones de años atrás, el vulcanismo trajo el Istmo de Panamá a la superficie, y los continentes de América del Norte y América del Sur se unieron. Pero antes de eso, América del Sur permaneció aislada por cerca de 150 millones de años, desde que se separó de África al inicio del período Cretáceo.

aves del terror y mas

Durante todo ese tiempo, la fauna de América del Sur fue muy particular; especialmente en relación con los mamíferos. los mamíferos sudamericanos pertenecían principalmente a los marsupiales, los xenartros, las perezas, el tatus y los tamanduás, y varios grupos de ungulados ahora desaparecieron.

Pero el ápice de la pirámide ecológica fue ocupado por animales que evolucionaron hacia una forma que recordaba a los tiranosaurios y otros grandes dinosaurios carnívoros de la era anterior. Ellos eran grandes, corpulentos, bípedos, con garras fuertes, estrechas, curvas y afiladas en las piernas.

Aunque bastante grande boca con dientes afilados tiene un fuerte pico curvo, en lugar de una cola muscular probablemente tienen unas plumas de la cola, y en vez de armas tienen alas, pero las alas muy cortas, marchitas, que no ganan el vuelo. Son forusracidos, conocidos como aves terroristas, grandes aves carnívoras que no pueden volar. Miden entre uno y tres metros de altura, pueden pesar más de 350 kilogramos y casi todos son veloces. Algunas especies alcanzan los 70 km / h.

Forusracidos

Pero tres millones de años atrás, con el advenimiento de los carnívoros modernos de América del Norte comenzó su declinación. Y los últimos forrajeros desaparecieron hace unos dos millones de años. Forusracidos recordar los avestruces, aunque sean más corpulentos y tener la cabeza y el pico mucho más grande.

Los Forusracidos desaparecieron, pero todavía sobreviven algunos parientes cercanos en América del Sur: las lluñas. Las lluvias ratitas son tropicales arbustivas llanuras, sabanas y pampas de Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina. Ellos son diurnos y furtivos, y se alimentan en el suelo, pero perlas en árboles.

Ellos miden poco menos de un metro; Ellos tienen cuello, piernas y cola larga y alas cortas, y se mantienen en posición vertical, pero corriendo con la cabeza hacia abajo como ellos huyen. Ellos rara vez vuelan. Ellos tienen un pico corto y una pluma eréctil de plumas adorna su cabeza.

aves del terror y mas

En la mayoría de los casos, las personas que se alimentan de sapos, lagartos, serpientes, caracoles, insectos, pollitos, roedores, hojas, semillas y frutos, y en algunos lugares entrenan desde pequeñas para mantener las cooperativas, y advirtiendo con un sonoro estridente grito, llegada de depredadores. (Ver Articulo: Loros Cabeza Roja)

Las lluvias son, después de las emas, las mayores aves terrestres endémicas de América del Sur. Tienen garras afiladas; la segunda uña del dedo, muy curvada, es extensible, semejante a la de los presa. Aunque no es tan grande como la de los dinosaurios carnívoros. Las lluvias utilizar este clavo overdeveloped de subir en los árboles y rasgar la presa, mientras que mantiene el pico, cuando son demasiado grandes para tragar todo.

Los primeros forusrácidos eran muy similares a las chuñas, aunque eran más corpulentos e incapaces de volar. Parecían 62 millones de años atrás. Eran pájaros pequeños y elegantes, de menos de un metro de largo y entre cinco y siete kilogramos de peso. Al igual que las chuñas, las otras patas tenían patas curvas y extensibles. Debido a que no podían trepar a los árboles, su principal uso debería ser cazado.

Con el tiempo, forusracidosis se hizo más grande. Andalgalornis, que vivió entre 10 y 5 millones de años atrás, alcanzó un metro y medio de altura y estaba en proporción con el pico más grande de todos los Forusrácidos. Con su garganta muscular podría matar su hisopo con palos.

Mesembriornis

Mesembriornis, que vivió entre 10 y 2 millones de años atrás, fue uno de los últimos cánticos de forusra. Tiene 1,5 metros de largo y las piernas son extremadamente musculosas. Según algunos paleontólogos, fue capaz de alcanzar los 90 kilómetros por hora, y su estilo de vida se asemejaba a la caza del guepardo y persiguió un pequeño juego para correr. Pero otros creen que su velocidad no podía ser tan alta y que los poderosos músculos de sus piernas le servían para aplastarle las piernas con patadas y defender a sus prisioneros del ataque de otros depredadores.

aves del terror

Pero los forusrácidos más llamativos son las especies gigantes que alcanzan hasta tres metros de altura. Hay dos grupos de forus circidos gigantes: brontornitinos y forusracinos. El primero, más viejo, tiene piernas muy fuertes y son animales lentos. El segundo sobrevivió hasta la erradicación del grupo, y es más suave, con patas más delgadas.

Entre los brontornitinos, el más famoso y el más grande, es Brontornis, el depredador predominante en la Patagonia durante el período miocental entre 20 y 5 millones de años atrás. Brontornis alcanza los 2,80 metros de altura y pesa entre 350 y 400 kilos. Él no es un corredor rápido, persigue a la clandestinidad, y también es un garfio oportunista; Gracias a su enorme tamaño, puede robar el cambio de los depredadores más pequeños.

Aunque algunos estudios recientes de la anatomía de Brontornis sugieren que no era una corteza forus sino un espíritu gigante. un pato carnívoro gigante, sí. Pero no todos los paleontólogos están de acuerdo con esta clasificación. Paraphysornis es otro brontornitino, algo más pequeño, que vivió en el sudeste de Brasil hace 23 millones de años. Sobre esta especie, no hay duda, es realmente un forusracido. Mide dos metros de altura, con una calavera de sesenta centímetros de largo.

Entre los forusracinos, el gigante gigante de Forusrácido, está Phorusrhacos Longissimus, la primera especie fue descubierta por este grupo y nombrada. Su descubridor fue el naturalista argentino Florentino Ameghino, quien en 1887 describió una pieza de mandíbula que identificó como perteneciente a un mamífero xenarthro.

aves del terror y mas

El nombre, que significa “portador de arrugas”, se refiere a la superficie áspera de la mandíbula. Unos años más tarde, en 1891, se reconoció que era un pájaro. Phorusrhacos, de 2,5 metros de altura y con un peso de 130 kilogramos, vivió en bosques y pastizales en la Patagonia hace entre 20 y 10 millones de años.

El cráneo de Phorusrhacos tiene sesenta centímetros de longitud, la mitad del cual corresponde al pico, robusto y adicto. Las alas, aunque atrofiadas, no son inútiles; que funcionan como brazos cortos terminados en garras, con las que los Phorusrhacos pueden derribar a sus presas. Lo que no sabemos con certeza es cómo los mató. O él los cogió con el pico y los golpeó repetidamente en el suelo, como hacen las lluvias hoy, o bien atravesó el cráneo de la víctima con una garra, matándolo instantáneamente.

Se supone que utilizó su gran tamaño y velocidad para perseguir su objetivo. Los científicos piensan que roncar sus mantendría las garras y luego la tomaría en sus mandíbulas. Luego golpeaba repetidamente al pequeño mamífero en el suelo hasta que lo mataba. Entonces él podría alimentarse a sí mismo como su tiempo libre.

Gastornis

Diatryma, extinto, ave gigante no voladora encontrada como fósiles en rocas del Eoceno temprano en América del Norte y Europa (la Época del Eoceno duró de 57.8 a 36.6 millones de años atrás). Diatryma creció hasta una altura de aproximadamente 2 1 / 4 metros (7 pies). Sus alas pequeñas no se usaban para volar, pero sus patas estaban masivamente construidas; Diatryma fue probablemente un corredor fuerte y rápido. La cabeza era grande y sostenía un poderoso pico; Diatryma era un depredador activo, probablemente alimentándose de los pequeños mamíferos.

aves del terror

En América del Sur, un grupo similarmente adaptado se caracteriza por el género no relacionado Phorusrhacos , común durante la época del Mioceno (hace entre 7,000,000 y 26,000,000 de años). Fue alrededor de 1 1 / 2 metros (5 pies) de altura y también alas, piernas fuertes y una cabeza grande, y un poderoso pico había desarrollado débilmente.

Gastornis es un género extinto de aves grandes no voladoras que vivió durante las últimas épocas Paleoceno y Eoceno del Cenozoico. Los restos fósiles de estas aves se han encontrado en Europa occidental y central (Inglaterra, Bélgica, Francia y Alemania). Se conocen ejemplares más completos de una cuarta especie de América del Norte , que anteriormente se había clasificado en el género distintivo Diatryma.

Muchos científicos ahora consideran que Diatryma es tan similar a las otras especies de Gastornis que también debería incluirse en ese género. Una quinta especie, también clasificada previamente en su propio género, es conocida de China. Diatryma creció a una altura de aproximadamente 2,3 metros. Sus alas pequeñas no se usaban para volar, pero sus patas estaban masivamente construidas.

Su anatomía apomórfica altamente confiable previene cualquier grupo de aves de asignación, especialmente dado que ningún pariente está cerca de sobrevivir en la actualidad. En los tiempos modernos, se colocaron con el set “Gruiformes” incluyendo. Pero en el siglo XXI, estas aves son consideradas gallanarías o “aves de corral” en las mismas gallinas y aves marinas superordenas.

aves del terror y mas

Irónicamente, la evaluación original de Hebert, que percibió similitudes con los Anseriformes en la espinilla original, sería mucho más correcta que cualquier colocación posterior. Además, dado que se sabe que los galloanosaurios se originan en la tiza, no es difícil explicar cómo podría desarrollarse un ave tan gigantesca 10 millones de años después de que los dinosaurios murieran como no aviar.

Tipos de Aves del terror

Neornites

Durante la era cenozoiska desarrollado un gran número de descendientes de los dinosaurios, los pájaros. En cenozoicen fue diferente los animales de aves diversificadas, preparados para la vida en casi todas las partes del mundo. Dentro de este gran grupo de diferentes aves surgido neorniterna (nuevos pájaros).

Este grupo se caracteriza por tener la nariz córneo, sin dientes, los huesos se funden a las extremidades y un corazón eficaz de cuatro cámaras, adecuado para los movimientos de los músculos rápidos realizados durante el vuelo. Midieron las aves hasta tres metros de altura y llamadas de terrorismo como sus principales especies fueron rapaces que estaban en la parte superior de la pirámide de los alimentos y entre los carnívoros más terribles de su tiempo.

Neornitanerna, ya se han extinguido, incluidos aves gigantes, aves acuáticas extrañas, y también otros muy diferentes que las que existen en la actualidad. Su extinción coincidió con la expansión del hombre. (Ver Articulo: Agapornis Roseicollis)

Los neornites, también llamados ornituras, es una subclase de las aves existentes o extintos, con o sin dientes en las mandíbulas, cola con algunas vértebras, el último soldado en un pigostilo, se desplomó I esternón o plana, metacarpianos soldados y sin garras en sus alas.

Se agrupan en cuatro superordenadores, se extinguen los odontognaths e ichiornites; y las criaturas vivientes de paleognatas, platos de puntal o corredores. impennes; y neognatas o carinados.

Titanis

Uno de ellos era el Titanis carnívoro enorme (gigante), fue un forusrácido o toque de terror. Un ave flygelös de América del Sur, que es de aproximadamente 2,5 m de largo, tenía una cabeza grande, potente curvado de facturas y patas largas con garras fuertes y altamente destructivas.

Esta terrorífica ave, se alimentaba de mamíferos, que habitaban las planicies de hace cuatro millones de años, como por ejemplo, el Hiparión, un caballo primitivo. El Titanis, sorprendentemente ágil y con poderosas patas capaces de alcanzar hasta las presas más veloces, podía dar caza a una presa de 150 kg, como este caballo.

aves del terror y mas

Los restos del Titanis, fueron encontrados en América del Norte. A pesar de su origen suramericano, esta ave emigró hacia el norte,al unirse América del Norte con América del Sur, y es el único depredador grande que hará el viaje en sentido contrario, sobreviviendo, aparentemente hasta casi unos 400.000 años atrás.

Andalgalornis

En Argentina se encontraron restos de otro pariente del Tinanis, el Andalgalornis, de mortífero pico y muy velóz, vivió aproximadamente hace unos 50 millones de años atrás. El Andalgalornis, tiene sus descendientes en la Argentina. Sus parientes más cercanos son las chuñas, que habitan el noroeste argentino.

Andalgalornis era un ave terrorista sumeria, pequeña en tamaño y tenía el pico más grande en comparación. Tenía un águila enorme, curva, como el tamaño de la cabeza de un caballo, que servía para golpear estanques y causar daños en las áreas utilizadas para atacar los costados, la espalda y el cuello.

En estas áreas, la parte superior de la curvatura se adapta mejor entre las piernas y podría inmovilizar las patas del animal, lo que hace que esto caiga. Su pico no fue diseñado para cortar carne, sino para romper huesos. Sus alas estaban bastante desteñidas y prácticamente no se podían usar en la caza, pero probablemente tenían cierta utilidad, quizás, como una pequeña ayuda cuando se viajaba en laderas.

Las patas traseras eran lagas y delgadas, pero los músculos de los muslos eran muy fuertes y permitían que el ave alcanzara velocidades de más de 70 km / h, pero no por mucho tiempo. El peso en negrita soportó los tres dedos: tenía un dedo pequeño apuntando hacia atrás con tres dedos y con unas garras más grandes para golpear el hisopo y rasgar la carne antes de tragar.

En ese momento, el lugar donde vivía Andalgalornis era muy diferente al de hoy. Era un prado bajo la sombra de lo que algún día serían los Andes (que no excedían los 4500 m) azotados por el viento de las montañas. Este viento era necesario para Andalgalornis, porque permitía esconderse para no detectarlo y capturar mejor la fuente del olor.

En 1926, en algunas rocas bajo Andeskuggan, se encontraron varios restos de animales, y muchos investigadores llegaron al sitio. Entre ellos se encontraba Elmer Rich, del Museo de Historia Natural de Chicago. Al comienzo de las excavaciones pensaron que era un mamífero gigante, pero resultó que el cráneo pertenecía a un pájaro gigantesco. Más tarde se llamó Andalgalornis.

Kelenken

La especie más grande de todas, el Kelenken, otro terrorífico depredador argentino de la Patagonia. Encontrado en Bariloche, República Argentina.

Kelenken es la ave carnívora más grande todo el tiempo, con una calavera de 70 cm y una altura de 3 metros. Vivió con Argentavisen y persiguió bytes como Homalodotherium.

aves del terror y mas

La parte superior de Kelenken tenía pequeños agujeros que tenían una calavera ligera sin perder rigidez. Esta característica solo se muestra en la mandíbula superior. Algunos sugieren que estos agujeros actuaron como una tarjeta de sonido, por lo que cuando el Kelenken rompió la parte superior, un sonido pasó a través de los agujeros y su poder se multiplicó. De esta forma, se produjo un poderoso clic. También asustó a los tigres de sables con su tamaño y los privó del cambio.

El clic generado por el cráneo sirvió para atraer socios potenciales al territorio. Las plumas en el cuello y la cabeza de los hombres adquirieron un tono rojizo que advertía a las mujeres que estaban dispuestas a conocer a otros hombres en el territorio. Este animal se reunió en pequeños grupos durante el tiempo de apareamiento, formado por hombres y mujeres. Los hombres lucharon con sus puntas y con las garras de las patas traseras para obtener el derecho a aparearse, para garantizar que las generaciones futuras sean más fuertes.

Paraphisornis

También se encontró en Brasil, con su esqueleto completo, el Paraphisornis.

Paraphysornis era un ave grande que no volaba. Aunque era un terrible depredador, había depredadores para cachorros carnívoros. Paraphysornis era uno de los miembros más exultantes de las aves terroristas y estaba estrechamente relacionado con Physornis y Brontornis. (Ver Articulo: Agapornis Personata)

Debido a su gran tamaño y condiciones pesadas, Paraphysornis probablemente se basó en tácticas de trekking para sorprender el cambio en lugar de correr hacia él. Aunque esto no significa que Paraphysornis no ponga en peligro el cambio.

Vídeos de aves del terror

En Argentina

Fue un gran pájaro carnívoro que fue descubierto por Florentino Ameghino en la primavera de 1887 en Santa Cruz, Argentina. Aunque se le dio el nombre Phorusrhacos, un nombre que significa “portador de trapos” es conocido oficialmente como el pájaro terrorista, y que debe haber sido un pájaro que aterrorizó a los mamíferos que vivieron en América del Sur durante el Mioceno Medio o cerca de 12 millones de años atrás.

Cuando fue nombrado por primera vez por Florentino Ameghino, el le dio un nombre que no terminó con, que es la norma era acabar con el nombre de un pájaro fosilizado porque esa es la palabra griega que significa “pajaro”. Y ese no fue el caso. Es un descuido Inicialmente, no creía que el ave del terror fuera un pájaro de verdad. Él supuso que era un mamífero megafauna. Sin embargo, estaba equivocado y fue reconocido como un pájaro.

Observar las imágenes del pájaro de terror rápidamente le dará una idea del motivo por el cual ese pájaro recibió su nombre. Cuando estaba vivo, tenía unos 8 metros de altura y pesaba unas 300 libras. Tenía una cabeza muy grande que estaba equipada con un pico muy afilado, tenía alas con garras y grandes garras en los pies. Él habría sido temido por cualquier pequeño mamífero que tropezara. Especialmente porque amaba comer pequeños mamíferos.

Uno de los hechos más interesantes sobre el pájaro del terror es que, aunque era incapaz de volar, podría correr a velocidades increíbles. Los científicos estimaron que era capaz de girar a aproximadamente 35 millas por hora. ¡Eso es más rápido que un caballo! Sólo una herramienta más en su arsenal de armas que habría asustado a ese pájaro.

aves del terror y mas

El mayor forusrácido y la mayor ave de presa conocido fue descubierto en la Patagonia en 2006 y se describen en el año 2007. Es Kelenken, que lleva el nombre de un espíritu temible Tehuelche mitología que toma la forma de un pájaro gigante de la presa. Kelenken restos fósiles de un cráneo y fragmentos de un pie y una pierna, fue descubierto en la estación de tren Comallo, cerca de la ciudad de Bariloche, por William Oscar Aguirrezabala y el Museo Paleontológico en Bariloche.

Kelenken vivió hace unos 15 millones de años, mide más de tres metros y pesa más de 160 kilos. El cráneo de 70 cm de largo, casi equivalente al superior 46, estrecho y picado como un águila. A pesar de su tamaño, es un corredor rápido; Los adultos alcanzan los 50 km / h, y los descendientes pueden alcanzar los 80 km / h. Su modo de vida debe parecerse al Longissimus de Phorusrhaco.

Los acusados ​​no estaban restringidos a Sudamérica. Se encontró un fragmento de hueso de Forusracido en la Antártida, cuyo origen es fácil de explicar, ya que América del Sur y la Antártida no se separaron hasta hace unos cincuenta millones de años. Por otro lado, uno de los últimos forusrácidos, Titanis, vivía en América del Norte; Sus restos fósiles se han encontrado en Texas y Florida.

Dejar Comentario