Consanguinidad en gallos de pelea, lo que no sabías del tema

La consanguinidad en gallos de pelea consiste en conservar una misma sangre durante generación, pero para tener en cuenta esto hay que saber más acerca del tema. Los gallos son utilizados para pelear entre sí, esto se ha vuelto durante las últimas décadas una actividad muy practicada por diversas personas. (Ver Articulo Sobre: El Avion Comun).

Que son peleas de gallos

Los entrenadores de gallos los toman desde que están pequeños y los van entrenando para que sean unas perfectas máquinas de pelea, la efectividad del gallo durante las peleas dependerá de la raza de gallo, la habilidad de entrenador y de las características naturales que pueda poseer cada individuo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En muchos países esta actividad es considerada como un deporte, en muchas otros esta prohibido, pero en fin sigue siendo una actividad muy practicada actualmente, la mayoría de las veces que se realizan están actividades se presentan apuestas ilegales, por lo mismo ha sido prohibida en muchos lugares.

En la práctica de esta actividad, cada entrenador lleva un gallo y lo coloca a que se enfrente a un oponente, cada persona apuesta al gallo que cree será el ganador y según el resultado se dividen las apuestas, de ahí se deriva una parte de las ganancias para el entrenador del gallo e inclusive una parte para aquel que coloca el establecimiento para realizar dicha actividad.

Un mismo gallo puede enfrentarse a varios en una sola competencia, solo que enfrentara un gallo por cada encuentro e ira ascendiendo si gana. En este tipo de actividad solo hay un ganador, así que uno de los participantes debe morir y otro sobrevivirá.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En muchas ocasiones hay algunos de los participantes que mientras ocurre la pelea deciden huir de su oponente, pero la zona de pelea está cercada de forma que los gallos no puedan huir o lastimar a los espectadores, por lo cual es una competencia a muerte en la cual puede sobrevivir uno solo de los participantes.

Los gallos han sido escogidos para este tipo de actividad debido a que son ideales para el desarrollo de la misma, no solo son territoriales y les molesta compartir territorio con otro gallo desconocido, su genética es agresiva y la naturaleza le ha dado herramientas para defenderse.

Cuando los gallos se enfrentan utilizan sus picos para pelear, pero principalmente utilizan las denominadas espuelas, que es una especie de “arpón” por así decirlo, el cual crece en la parte posterior de las patas y que es utilizado para matar a sus enemigos.

Los gallos utilizan sus alas y poderosas patas para elevarse y con la espuela herir a sus enemigos, pero claro está que se necesita de buena puntería y táctica para realizar esta maniobra, por lo cual no cualquier raza de gallo puede implementar esta técnica y es ahí donde nace la consanguinidad en gallos de pelea.

La consanguinidad en gallos de peleas consiste en mantener un mismo linaje de gallos que pelean, en mantener una misma genética y un mismo ADN durante generaciones para evitar así algún desperfecto en especímenes que han sido maravillosos ejemplares a la hora de realizar esta actividad.

Durante muchas generaciones los criadores y entrenadores de gallos de pelea han logrado mantener algunos de los mejores linajes de estas aves que se han desarrollado a lo largo de la historia.

Durante todo esos años que se han mantenido esas especies con el fin de que no se pierda consanguinidad en gallos de pelea ,  por lo cual también se ha buscado la mejora de los mismos y es que una pequeña variación en el ADN que pueda generar algún cambio significativo favorable sería un sacrificio que valdría la pena, se cambiaría un poco la sangre del ave pero se lograría obtener otra generación de gallos que preservar y mantener.

En si los métodos utilizados para mantener la consanguinidad en gallos de pelea consiste en preservarlo, pero para poder preservar una raza de manera correcta primero se debe entender cómo realizarlo y se deben tener todos los conocimientos sobre lo que se está haciendo, así de esta manera, se lograra mantener una raza ejemplar, pero también se podría generar una nueva raza que mejore completamente las características que poseía la anterior, aunque esto es una actividad algo delicada y de la cual se debe tener buen control y entendimiento.

Como hacer consanguinidad en gallos de pelea

Para desarrollar una especie de gallo que merezca la pena conservar, el criador debe estar consciente de las característica que quiere que tenga su ejemplar, por lo cual debe tener total conocimiento de cada especie de gallo que existe, las características que posee el mismo y las ventajas que podría traerle a su espécimen a lo largo de su desarrollo.

La idea de realizar una consanguinidad en gallos de pelea es que se pueda desarrollar una familia y una descendencia de gallos que puedan brindar habilidades para esta actividad, se busca que esta familia sea homogénea y con el cruce de las especies se debe intentar predecir un resultado para tener un precisión correcta a la hora de mezclar dos ejemplares y obtener una cría ideal.

Claro está que realizar esta actividad es una tarea muy difícil, se debe conocer muchísimo sobre el tema si se desea tener éxito o por lo menos un resultado favorable. Para implementarla se deben estudiar las especies de gallos disponibles y la relación que puede tener una especie con otra, además de predecir cómo puede combinarse su genética para obtener las mejores cualidades de cada postor.(Ver Articulo Sobre: Los Huevos de Pinguino).

La práctica de esta actividad es algo riesgosa, puesto que solo se pueden tener dos resultados, en caso de que se obtenga un resultado ventajoso, se obtendrá una especie de gallo que será un ejemplar en las peleas y ganara sin lugar a duda, por lo cual será una especie que se conservara y será criada por muchos. En caso de que no se tenga éxito en el cruce de especie, se obtendrán unas crías que serán mediocres a la hora de pelear, no solo no podrían tener habilidades para pelear, podrían resultar en una especie de aves que sean cobardes y ni siquiera quieran enfrentarse con sus oponentes.

No solo se debe tener en cuenta las características que tenga el ejemplar a elegir solo por lo que describe su raza, se debe tener un registro familiar el cual muestre cuales ventajas muestran los antepasados de este ejemplar que se va a unir con otro. Se deben investigar los antecedentes de ambas aves para realizar una buena mezcla, el resto además del conocimiento será cuestión de buen ojo y suerte del criador que decida hacerlo.

Existen muchas formas de crear consanguinidad, esto dependerá si se tiene ya el ave en cuestión y se debe hacer de la siguiente forma:

En el caso de los gallos:

  • La primera generación: La mejor de las hijas con el gallo (el padre).
  • La segunda generación: La mejor hija / nieta con el gallo.
  • La tercera generación: La mejor hija / bisnieta con el gallo.
  • La Cuarta generación: La mejor hija /tataranieta con el gallo.

Así se deberá seguir hasta que se logre obtener un sinfín de generaciones, hasta la generación de esta raza que desee llegar el criador. En el caso de que se quiera crear una consanguinidad por parte de la gallina se debe hacer el mismo proceso pero invirtiendo los papeles, lo que quiere decir que se relacionara a la gallina con el mejor hijo, nieto, bisnieto y así sucesivamente hasta que se quiera.

Para seleccionar al mejor hijo de cada generación, es necesario que salgan varios del mismo, es decir varias camadas y así se escogerá cuál de todos es el mejor para reproducirse y continuar con el legado de esta raza. (Ver Articulo Sobre: El Charran).

Se debe tomar en cuenta que a pesar de que el linaje del animal sea de una buena descendencia, siempre puede ocurrir algún imprevisto, como la genética es tan complicada, siempre se puede presentar una mínima variación en un gen que afecte a las aves, inclusive puede saltar de una generación a otra.

Por este motivo cuando escoja al mejor postor para continuar con el linaje, se debe tener en cuenta que no tenga alguna enfermedad, por lo cual se debe revisar detalladamente al espécimen, al igual que cuando se escoge un gallo para representar a su raza en una pelea, por muy bueno que sea el linaje del mismo, las características individuales de cada animal son las que hablaran por él.

consanguinidad en gallos de pelea

Hasta ahora son muchas las especies de aves que han sido combinada en busca del gallo de pelea perfecto, muchos de estos cruces han terminado en fracasos, así como muchos de ellos han terminado bien, se han logrado conseguir grandes ejemplares de gallos de pelea para poder utilizar en esta actividad.

Cada una de estas especies ejemplares que se han conseguido con la consanguinidad en gallos de pelea, a menudo son utilizadas para derivar otra especie mejor y así seguirá continuando esta tarea que lleva generaciones, a pesar de que se consigan ejemplares muy buenos, los criadores de estas aves siempre estarán en busca de una raza que posee mejores características y supere a las demás en las peleas.(Ver Articulo Sobre: El Pito Negro).

Dejar Comentario