El Ave abubilla: características, canto, olor y mucho más.

El ave abubilla, conocida como Upupa epops por su nombre científico es una ave de la especie bucerotiformes que a su vez pertenece a la familia que lleva por nombre Upupidae. Según su taxonomía categorizada como Sibley-Ahlquist, Upupa se encuentra apartado de cualquier orden, nombrándolos como Upupiformes. La abubilla es un ave de vida diurna, de carácter solitario y territorial, además de que acostumbra a migrar.

ave abubilla envergadura

Envergadura del ave abubilla

El nombre científico del ave abubilla es la mezcla entre este nombre en latín: upupa, y su traducción en griego: ἔποψ para formar Upupa epops. En el idioma español a esta ave se le han dado distintos nombres dependiendo la región en la que se encuentren y de forma onomatopéyica para así intentar emular el canto del ave abubilla, como por ejemplo en la ciudad de Aragon, donde se le da el nombre de cuscute, gurgute o cucute. En otras zonas como Canarias se les dice tabobo y apupu, En ciudades como Valencia, Baleares y Cataluñase les hace llamar porput y palput. También esta Galicia donde se le conoce como bubela. Otras partes como Murcia es concido comúnmente como parputa y en algunas comarcas como La Maragatería se le reconoce a través de un nomnnre muy parecido  su nombre real como budibilla y en Burgos se le dice bubulilla. En Navarra gallico de San Martín y en Extremadura como poipa.

Distribución y hábitat del ave abubilla

Distribución ave abubilla

Distribución del ave abubilla

Esta ave es originaria del continente Europeo, Asiático y Africano, menos en Madagascar ya que ahí existe una especie única llamada Upupa marginata, a pesar de que muchos investigadores indican que es otra subespecie más del Upupa epops. Esta es de costumbres migratorias en zonas septentrionales dentro del área donde se distribuye y habita, tomando también en cuenta el hecho de que en las demás regiones es migratoria de forma parcial. En su mayoría, el ave abubilla al migrar lo hace fuera de Europa y se piensa que su periodo de invernación lo hacen en la parte sur del Sahara el continente Africano, por lo que las poblaciones que residen en el centro y este de este país, migran hacia Asia meridional alejado de la la zona donde habita el faisan comun y el pájaro jilguero.

Su hábitat natural se encuentra en zonas secas, zonas boscosas claras con buena presencia de frutas y viñedos y campos que fueron sembrados con muchos árboles. El ave abubilla reside y tiene su mayor distribución de Europa en Iberia. Es muy común en las Baleares y alcanza su mayor cantidad  alrededor del sur de esta del mundo. En Francia habita en el mediterráneo y es escasa en Bélgica, faltando en muchas partes de Alemania. Por lo que en muchas partes de zonas grandes se ha visto muy poco y se cree que mucho de esto depende de la destrucción de su hábitat y por los aditivos contra insectos que incorporan en las granjas cercanas a sus zonas de hábitat.

Características del ave abubilla

El ave abubilla es un ave que tiene un tamaño mediano y no es fácil de confundir ya que tiene un tipo de vuelo especial  y ondulante similar al de una gran mariposa donde tiene la posibilidad de hacer violentos cambios de dirección.

Ave abubilla volando

Ave abubilla volando

Patas

Las patas del ave abubilla son de tamaño mediano y son totalmente de color gris.

Cuerpo

El cuerpo del ave abubilla es proporcionado y tiene en todo su plumaje una coloración de carácter variable ya que el área superior de su espalda es de color pardo con tonos rosados y grises al igual que en su cara y los lados del cuello.

Lo que sobra de su espalda es de colores blanco y negro en forma de franjas intercaladas al igual que toda la parte inferior como la garganta y el pecho y su vientre es completamente blanco.

Cola

El obispillo del ave abubilla es de color blanco y su cola es negra con una banda blanca en todo el medio.

Alas

Las alas del ave abubilla son blancas intercaladas con color negro, teniendo una envergadura que varía entre 44 a 48 cm.

Pico

ave abubilla en nido

Ave abubilla en nido

Su pico es delgado y alargado en forma curva tendiendo hacia abajo. Su color es negro en la punta y gris en la base de su quijada.

Ojos

El iris de los ojos del ave abubilla es de color pardo en su totalidad.

Cabeza

Su cabeza está bien dotada en relación a su cuerpo y tiene en a base de su cabeza un conjunto de plumas de color canela con puntos negros, que puede levantar y colocarlas en forma de abanico, pero la mayoría de las veces lo tiene cerrado.

Medidas

El ave abubilla puede medir entre 25 cm y 29 cm de longitud.

Peso

Su peso esta alrededor de los 70 gr.

Dimorfismo

Las hembras del ave abubilla tienen un gran parecido a los machos con la diferencia de que su plumaje no tiene el mismo contraste en los colores al igual que el vivo color que lleva en el pecho y garganta. Los jóvenes abubilla tanto hembra como macho, no tienen su particular tonalidad rosa en el plumaje del pecho y del cuello sino hasta que completan la muda entre los meses julio y noviembre. Las crías del ave abubilla tienen colores mucho más opacos que los adultos.

Comportamiento del ave abubilla

El ave Abubilla generalmente mantiene recostada su cresta que consta de unas 28 plumas, las cuales extiende si se siente amenazada. Cuando alza su vuelo, sus alas forman una especie de dibujo redondeado de color blanco y negro que a su vez las bate de forma muy flojas pero con potencia lo cual hace que sea de forma ondulante. Sus vuelos son muy cortos y al descansar se postra en cualquier objeto que le pueda dar estabilidad como cercas, arboles muros, caminos, basureros, casas, cuneta e incluso hasta sobre estiércol. La mayoría de las veces se encuentra sola o con su pareja con la cual guarda una buena distancia.

Aquí se puede observar al ave abubilla en su hábitat natural:

Se puede decir que existen dos tipos de ave abubilla, como podría ser que algunas son muy tímidas y se asustan con facilidad en presencia de extraños, por lo que enseguida sale volando y  otras mucho más extrovertidas ya que se adentran en pueblos y patios de casas postrándose en los techos de estas sin demostrar un poco de temor.

Ave abubilla con alimento

Ave abubilla llevando comido al nido

Se ha observado al macho de esta ave que en ocasiones lleva estiércol de vacas y excrementos de otros animales al nido. Por lo que es difícil comprender el porque de esta situación, ya que con todas estas suciedades sumadas al propio excremento de las aves y restos de insectos que quedan dentro del nido, el olor es muy incómodo. Se piensa que esta actitud la toman para alejar a depredadores potenciales, pero es muy difícil de creer ya que a pesar de esto sufren muchos ataque de parte de lagartos, pues cuando salen del nido estos roban sus huevos e incluso a los polluelos de ave abubilla.

Esta ave acostumbra a echarse sobre suelos calientes por el sol en épocas de invierno. Aunque su apariencia es difícil de pasar desapercibida, al sentirse bajo amenazas puede esconderse con mucha facilidad y no dejarse ver. El ave abubilla es el único perteneciente a la familia de los Upupidae que se puede conseguir en Europa.

Nidificación:

El ave abubilla arma el nido dentro de los huecos de los árboles, graneros,  muros, y en sitios que les de protección a los polluelos. Por lo general, no llevan materiales como es lo común, pero acostumbran a acumular cualquier tipo de desecho, y como es familiar del pájaro Martín pescador, guarda grandes cantidades de excrementos de otros animales incluyendo el de ellos mismo por lo que su nido siempre huele mal y se cree que lo hacen para alejar a depredadores potenciales.

Crías del Ave abubilla

Nido del Ave abubilla

El ave abubilla hembra al anidar y es asustada por intrusos, segrega una gotita que huele muy mal y que es provocada por una glándula que está en la base de la cola, y tiene estas propiedades debido a unas bacterias simbiontes que se desarrollan en esta glándula, para así suministrar defensas a algunas enfermedades. Las hembras de ave abubilla se empapan en ocasiones con este líquido oscuro envolviendo también los huevos para permitir el éxito de la oclusión.

Por el deterioro de su hábitat, se han visto a aves abubillas con nidos en edificios, ruinas, bocas de alcantarillados, entre otros lugares, y cuando están bosques, les encanta anidar en troncos caídos. El ave bubilla hembra es la que hace limpieza dentro del hueco y saca del nido muchos materiales, incluyendo virutas de madera si se adueñan de nidos como el del pájaro carpintero. Su comportamiento es similar al Torcecuello Jynx torquilla porque no prefiere entrar a nidos viejos.  Los huevos del ave abubilla son completamente de color blancos o gris  claro, también son totalmente lisos y sin nada de brillo, y se nota a leguas la porosidad que tiene la cascara. En otras ocasiones se ha visto que los huevos son de un color pardo y en varias circunstancias de un color oliváceo pero solo cuando el huevo ha pasado los 10 días.

Reproducción

macho y hembra del Ave abubilla

Macho y hembra del Ave abubilla cortejando

El celo del ave abubilla hembra inicia a la mitad del mes abril y en este tiempo los machos luchan con más frecuencia por adueñarse de nidos viejos para la incubación de sus crías. Se cree que al emparejarse, lo hacen para toda la vida y si sobreviven al año siguiente, puede anidar en el mismo lugar que  o en el mismo hueco de árbol que antes. La hembra mientras está en su proceso de incubación, se mantiene siempre en el nido desde que comienza la puesta y el macho es la que busca el alimento y se lo da a ella. En este proceso, la hembra pone de 5 a 8 huevos donde las cáscaras tienen en su superficie una serie de pequeños  orificios que tienen la función de retener una secreción que produce la hembra y tiene el nombre de uropigia.

Acá veremos al ave abubilla macho llevando alimentos a la hembra

Esta secreción permite que los huevos cambien de color de azul a marrón mientras dura todo el proceso de incubación. Después de salir del cascaron, las crías permanecen alrededor de 28 días y se alimentan al principio con ayuda de ave abubilla macho con insectos y luego la alimentación es realizada por el macho y la hembra.  Algunas parejas de aves que tienen crías al finalizar abril, pueden empezar otra puesta los primeros días de julio, pero no siempre es así, ya que en ocasiones se ha visto que la segunda puesta la hacen a mediados de mayo. Este núcleo  familiar se mantiene cerca del nido durante unos 8 a 10 días, ya que para este tiempo las aves abubilla más jóvenes podrían alimentarse sin ayuda de sus padres.

Huevos del Ave abubilla

Huevos del Ave abubilla

El ave Abubilla cumple su ciclo de reproducción alrededor de toda Europa, menos en las Islas Británicas ya que solo cría muy esporádicamente, nombrando también otros lugares donde se reproduce como en Dinamarca, Islandia, Finlandia, Países Bajos, Noruega y Suecia. Esta ave se ve en grandes cantidades en la Península Ibérica y se ve en pocas cantidades en el norte de la Cordillera Cantábrica, ya que aquí prefiere habitar en arboles viejos, muros y zonas boscosas. También es importante nombrar que es muy raro verlos en el suelo a menos que sea mientras migra.

Crías:

Cuando los polluelos salen del cascaron estarán envueltos por un plumón de color blanco y que a su vez es muy largo, pero poco espeso. Tiene de color rosado la parte interna de la boca y sin puntos oscuros en la lengua. Lo que sí es grande es el color marfil que puede haber en sus comisuras. Tiene su pequeño pico de color azulado y grueso.

crías del Ave abubilla

Crías del Ave abubilla

El tamaño se denota debido al tiempo que dura cada cría en nacer, ya que el tiempo que pueden tardar del primero al último puede durar una semana. Pero como el macho lleva insectos a la hembra que cebe, la diferencia que puede haber entre los tamaños de las crías cambiara cuando comiencen a tener plumas y cuando son alimentados por sus 2 padres.

Los excrementos de las crías y del ave abubilla no los retiran del nido sino que los arrastran con fuerza a la entrada del hueco al sentir algún tipo de amenas por parte de los depredadores. Esto hará que el nido obtenga siempre muy mal olor. Al nacer se les desarrolla una glándula que se ubica en toda la base de la cola la cual segrega un líquido con un olor fétido la cual es mucho más fuerte durante la reproducción y cuando se sienten amenazados. A veces el ave abubilla hembra limpia de forma parcial su nido, sacando restos de basura y de excrementos, lo cual no ayuda mucho a mejorar el olor.

Con mucha rapidez los polluelos crecen y comienzan a tener actitudes agresivas si se sienten amenazados. En la zona sur de Iberia los polluelos de ave abubilla pueden vivir de 22 a 24 días en el nido y al norte no salen antes de cumplir los 25 días hasta tener los 28 días cumplidos.

Alimentación:

Ave abubilla con alimento

Ave abubilla con alimento en el pico

La dieta del ave abubilla se basa en comer distintos tipos de larvas de insectos como saltamontes, escarabajos y mariposas al igual que gusanos convertidos en crisálidas. También es común verlos hurgar en el excremento de otros animales para conseguir hormigas, lombrices y moscas. Otra forma de conseguir alimentos es metiendo su largo pico en tierras suaves para conseguir arañas, grillos y hasta escarabajos grandes. Mientras la hembra esta encubando los huevos, es el macho quien la alimenta y quién vigila desde muy cerca para evitar peligros que puedan afectar la integridad de la hembra y de las crías.

Aquí podremos ver al abe abubilla buscando alimentos y comiendo de él.

Migración:

El ave abubilla puede mantenerse distante pero movilizarse con pasos cortos y rápidos mientras en áreas donde puede ser muy numerosa, donde es común verla detenerse a observar la zona en busca de comida o intrusos.

Ave abubilla descansando

Ave abubilla alimentando

Buscan habitar generalmente en linderos de zonas boscosas que estén cerca de granjas viñedos, campos de oliva y riberas y en campos que estén cerca de la zona costera. Suelen volara a altitudes mayores a 1000 mts pero casi nunca vuelan a más de 2000 mts de altura. Ellos toman como un límite de altitud cuando están cerca de viejos bosques cauducifolios.

Esta ave migra a África la mayoría de las veces para invernar cuando muchas otras permanecen en su hábitat original. Se cree que la población que migra para invernar se forma por el ave abubilla que es originaria de estas áreas y otra parte provenientes del centro de Europa. En la parte suroeste de Iberia y en las islas Baleares es muy frecuente observarlas durante diciembre  e incluso en enero, donde en algunas áreas de Levante de España se ven siempre en invierno y mucho menos en primavera. Se cree que esto ocurre cuando escasea el alimento y el ave abubilla debe movilizarse a zonas más urbanizadas como chozas y huertos en inclusive en zonas más retiradas de las ciudades, al igual que en pueblos, hasta en basureros y ruinas.

Aquí podremos observar a un ave abubilla que fue encontrada habitando en las ruinas de una construcción

Muy pocos individuos invernan hacia el valle de Ebro y casi no se ven al norte de la península. Se cree que esto ocurre ya que migran muy temprano y en su mayoría de noche y por eso al verlos llegar cercano al mes de febrero e incluso antes en algunas ocasiones, puede ser causante de confusiones por parte de los investigadores ya que muy pocas veces migran de día. Pero es en el mes marzo cuando hacen su migración con mucha más frecuencia y se ven por todos lados de la mitad sur. Al Norte se ven mucho más en abril y también se ven en ocasiones a mitad de mayo y muy pocas veces en Guipúzcoa donde se crían con regularidad  una pequeña cantidad de parejas.

Se ha observado la llegada del ave abubilla entre el 16 y 18 de febrero en algunas zonas de Gibraltar. Por lo que su paso durante el otoño comienza muy temprano, generalmente al finalizar el mes julio pero mucho más en agosto, en septiembre e incluso durante octubre, y aquí es difícil evidenciar la cantidad de abubillas que se quedan a invernar con los que  solo pasan por esa zona. No es difícil hacer cálculos del ave abubilla  cuando invernan en Iberia ya que se concentran en gran cantidad al suroeste y se piensa que la misma situación ocurre en la parte norte de África.

Vocalización:

La voz o el canto del ave abubilla es realmente difícil de confundir, por lo que es más fácil escucharlas que verlas al instante. El sonido que hace es un repetido, trisilábico y profundo ¡¡¡iuup-iuup-iuup!!! Por lo que a partir de su peculiar canto es originado su nombre científico. El ave abubilla toma curiosas poses cuando va a cantar como el hecho de estirar su cuello y bambolearse pájaro adopta a veces curiosas posturas al cantar, estira el cuello y a su vez bambolearse. Se ha visto que en pocas ocasiones realiza ciertas notas como en modo de advertencia con una especie de castañeo y a veces un pequeño aullido que puede sonar como¡¡¡kiouu!!! Se les escucha cantar durante la mayoría del año pero con más frecuencia al comenzar marzo y a veces en el invierno mayormente entre diciembre y enero.

Aquí podremos observar el curioso canto del ave abubilla:

Subespecies del ave abubilla

Del Upupa epops o como la conocemos, ave abubilla esta complementada por nueve subespecies que son exactamente iguales en cuanto a su taxonomía, pero con la diferencia que cada subespecie pertenece a una región diferente:

  • La Upupa epops epops se ubica desde el Paleártico occidental hasta llegar a Baluchistán, inverna a lo largo del sur de India y de África.
  • La Upupa epops major habita en Egipto y se extiende desde el valle del Nilo hasta llegar al canal de Suez.

    Ave abubilla en grupo

    Ave abubilla en grupo

  • La Upupa epops senegalensis se ubica a partir de Senegambia hasta llegar a Etiopía, Uganda y Somalia.
  • La Upupa epops waibeli se distribuye desde Chad hasta Camerún exactamente  en la meseta de Adamawa y al norte de Uganda y de Kenia.
  • La Upupa epops africana se extiende desde el sur del Congo pasando por Uganda, la Provincia del Cabo en Sudáfrica y Kenia.
  • La Upupa epops orientalis se distribuye en toda la región noroeste de India.
  • La Upupa epops ceylonensis se encuentra entre la India central y meridional y por todo Sri Lanka.
  • La Upupa epops saturata habita al este de Siberia, en Manchuria y en todo el extremo norte y al suroeste de China.
  • La Upupa epops longirostris se distribuye en Assam a toda la península Malaya, en Sumatra y por toda Indochina.

Se ha llegado a considerar a la Upupa marginata que es originaria de Madagascar, como otra de las subespecie pertenecientes a la Upupa epops.

La abubilla en la cultura

  • El ave aububilla siempre ha sido de total interés por parte del hombre desde los tiempos de faraones por su hermosa apariencia.
  • Su forma de comer y su mal olor indican las razones por la cual esta ave fue incluida en la lista de las ave que no son limpias del Antiguo Testamento, exactamente en el libro Levítico 11:19 y en el libro Deuteronomio 14:18.
  • El ave abubilla es parte de la mitología romana, Tereo al ser transformado en esta ave persigue incansablemente a su mujer Procne paor venganza ya que esta asesino a su hijo Itis por despecho.
  • En el Islam, el ave abubilla le cuenta al Rey Salomón sobre la Reina de Saba y su gran reino, ya que este podía hablar con los animales. Esto según el Corán 27:20-28.
  • En poesías de china, se nombra al ave abubilla como mensajero celestial que traía noticias sobre llegada de la primavera. Esta ave es tomada como protectora en China por su increíble belleza.
  • En un dialecto francés proveniente del nombre que se le da al ave abubilla, se usa la palabra dupe, cual significado también en ingles quiere decir “fácilmente de engañar”, y se le da a personas de poca inteligencia, así como se la consideraba a esta ave.
  • Las personas que bien en Palazuelos se le dice “bubillos” ya que esta ave es muy abundante.
Ave abubilla busacando agua

Ave abubilla buscando agua

Hay muchos lugares llenos de leyendas y a su vez de muchas creencias que se relacionan directamente en el ave abubilla, sea para anunciar la llegada de la primavera en regiones específicas como el hecho de que se cree que puede indicar donde se puede encontrar agua subterránea en desiertos, con solo ver que golpea con su pico el suelo. En ocasiones se le han atribuido propiedades que ayudan a curar ciertas enfermedades y dolencias, como por ejemplo al aplicar partes de su cuerpo, ya que esto ayuda a disminuir dolores de cabeza, cólicos y hasta pérdida de memoria. También se ha llegado a creer que si se escucha el canto del ave abubilla justo antes de apretar una uva, esto pronosticaría una excelente cosecha en los viñedos.

Dejame Tu Comentario