Lavandera cascadeña: Todo lo que debes saber de estas aves

La lavandera cascadeña, científicamente conocida como Motacila cinérea, es la especie de ave más estilizada de las lavanderas ibéricas, perteneciente a las aves Passeriformes de la familia Motacillidae. Esta especie es llamada ave fluvial, ya que es propia de arroyos y riachuelos. Es un ave muy refinada y de vuelo ondulante, con un parecido extraordinario a la Lavandera boyera, suele agitar constantemente su cola mientras esta posada en el suelo. La lavandera cascadeña es un ave sedentaria, insectívora y es un ave migratoria parcial. En los meses de invierno desde el centro de Europa se desplazan un reducido número de ejemplares hasta España.

Lavandera cascadeña

Identificación de la Lavandera cascadeña

Descripción y características de la Lavandera cascadeña

Se trata de una especie de ave muy refinada  y particular, que puede medir hasta 19 cm de longitud con una medida alar de 26 cm. Posee una   larga cola y tonalidades entre grises y amarillas. Muestra su dorso grisáceo, alas negras plisadas y su obispillo y partes inferiores en color  amarillos. Posee cola negra, con plumas blancas en las partes externas, sus patas y pico negros.

La cabeza es de color gris, con la garganta negra  y con dos marcadas franjas blancas en la ceja y bigote. Su plumaje en invierno es muy parecido, excepto por su garganta y partes inferiores que son blancas. La subespecie Canariensis, se le puede observar algunos tonos amarillos más intensos, y en ocasiones casi anaranjados, en la zona ventral.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Lavandera cascadeña

Características de la Lavandera cascadeña

Ambos sexos se semejan, pero al contrario del macho, la hembra no tiene la garganta negra y el color amarillo es más opaco en la parte de abajo. Los jóvenes de esta especie son similares a las hembras con su plumaje invernal pero con tonos más leves. Estas aves se caracterizan por el constante movimiento de su cola y por su proximidad a sitios fluviales.

En cuanto a su canto o voz de reclamo, es similar al de la Lavandera blanca, pues frecuentemente lo hace desde el vuelo, y está compuesto de dos notas finas, enérgicas y metálicas. Este sonido consiste en una continuación de reclamos repetitivos.

Distribución y Hábitat de la Lavandera cascadeña

Por tratarse de una especie de ave reproductora, esta ocupa regiones templadas de Eurasia, observándose muy pocas en Rusia y el Tíbet. Si bien en Asia es un ave migratoria, en Europa es un ave esencialmente residente, con un número muy reducido en la época de invierno en África del norte. En comparación con las otras lavanderas ibéricas, su distribución geográfica es menor, y con seis subespecies registradas.

Lavandera cascadeña

Lavandera cascadeña en su hábitat natural

La Lavandera cascadeña es considerada un ave sedentaria, con movimientos de altura pocos importantes. En la temporada de invierno se puede observar la llegada de pequeños grupos de ejemplares procedentes de países de Europa central, especialmente de Francia y Bélgica.

Estos desplazamientos se  producen entre los meses de febrero y abril y los meses de septiembre y noviembre; los ejemplares jóvenes siempre llegan un mes antes que los adultos. En las islas Canarias, esta especie puede realizar algunos vuelos  entre islas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Con respecto a la población reproductora en España,  esta puede superar  hasta las 100.000 parejas, encontrándose una 5.000 de ellas en Canarias. Mientras que en Europa se estima que existen más de un millón de parejas.

Esta especie de aves está habituada a estar en la cercanía de  arroyos de agua dulce, fondo pedregoso y corriente rápida. Tiene preferencias por zonas montañosas, con poco sol y con suficiente vegetación, también se le puede encontrar en sitios urbanizados. Suele anidar en superficies a más de 2.000 metros entre el nivel del mar. En invierno puede ocupar zonas bajas de riachuelos y charcas. En esa época se agrupan en pequeños dormideros compuestos por unas cuantas decenas de aves.

Alimentación de la Lavandera cascadeña

Lavandera cascadeña

Lavandera cascadeña alimentándose

La alimentación de la Lavandera cascadeña, está basada principalmente en una gran diversidad de insectos tanto terrestres como acuáticos, igualmente puede consumir larvas y adultos de mosquitos, moscas y hasta escarabajos. El picoteo en el suelo y en aguas superficiales es el método más usado para obtener sus alimentos, pero ocasionalmente persigue a su presa desplazándose por el suelo o en el vuelo. Le gusta alimentarse en solitario o conformando pequeños grupos.

Reproducción de la Lavandera cascadeña

La temporada de cría de esta especie de ave se inicia a partir de los meses de marzo y agosto, efectuando dos puestas y en ocasiones hasta tres. En el transcurso del período reproductivo mantiene un comportamiento monógamo y muy agresivo. La construcción del nido estará a cargo de ambos sexos, y estará compuesto de hierba, musgo y algunas ramas secas, ubicado en algún hueco alrededor del agua, así como en edificaciones y muros.

Lavandera cascadeña

Lavandera cascadeña en su nido

La puesta consiste entre cuatro a seis huevos, de color blanco cremoso y con manchas grisáceas. Los huevos son incubados por ambos padres durante unos 12 días aproximadamente. Luego de la eclosión los polluelos serán atendidos y cuidados por sus padres durante 10 a 15 días, posteriormente abandonarán el nido, pero continuaran alimentándose de sus padres por una semana más.

Amenazas y Conservación

La Lavandera cascadeña, no se encuentra registrada como una especie amenazada. Sin embargo, se pueden ver afectadas por la pérdida de su hábitat natural a consecuencia de los cambios en los cursos de las aguas, como por ejemplo las canalizaciones, la destrucción de la vegetación, entre otros, así como la contaminación de las aguas fluviales.  En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, está identificada como “De interés especial”

Dejar Comentario