Milano negro: Entérate de todo sobre estas aves

por | mayo 19, 2017

El milano negro, científicamente conocido Milvus migrans, es una especie de ave de las  accipitriforme, perteneciente a la familia Accipitridae. Esta especie es una de las aves rapaces más frecuentes que se encuentran en  Europa, Asia, África y las islas adyacentes. Esta entre la clasificación de aves migratorias que habita extensas regiones de esos continentes.

milano negro

Milano negro (Milvus migrans)

En España se pueden observar a los primero ejemplares llegar comenzando la primavera, pero es en el mes de abril es cuando estas aves conforman el mayor grupo. En la temporada de inviernos estas aves migratorias se quedan en países del continente africano.

Los milanos negros no tienen un lugar exacto donde habitar, pueden encontrarse en sitios tan dispersos como el centro y sur de África, la India, inclusive Australia. En el continente europeo, específicamente en España se encuentra la población más grande, en específico los valles del Guadalquivir, Duero, Tajo y Ebro.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Observa este video,  aquí te darás cuenta de la descripción e identificación clara y  detallada de los rasgos de un milano negro.

Subespecies mas reconocidas del milano negro

En la actualidad solo se reconocen seis subespecies del milano negro las cuales nombraremos a continuación:

  • Milvus migrans lineatus:   originario de Siberiahasta el norte de la India y el sur de China, emigra al golfo Pérsico y al sur del continente.
  • Milvus migrans govinda: Se puede encontrar en el subcontinente indio, Indochina y Malasia todo el año.
  • Milvus migrans affinis:  Se establece en  Indonesia desde las Molucas hasta el norte de Australia y Nueva Guinea.
  • Milvus migrans formosanus: Habita todo el año en  Hainan y Taiwán .
  • Milvus migrans aegyptius: Originario de Egipto, sudoeste de Arabia y litoral del noreste de África
  • Milvus migrans parasitus: Habita en África subsahariana, Madagascar, Cabo Verde e islas Comor

Descripción y características del milano negro

El Milano Negro Milvus migrans,  le hace honor a su nombre al observarlo cuando emprende su vuelo suavemente,  cuando esta posado en la rama de un árbol seco , al margen de  las orillas de un río o de un lago y por el color completamente oscuro de su plumaje y cuando  cazan y se alimentan de roedores y otros animales pequeños.

milano-negro-2

Esta especie de ave puede medir de  50 a 60 centímetros, con una longitud alar de aproximadamente 180 centímetro y su peso puede ser a partir de 750 gramos hasta el 1 kilogramo.  El color del plumaje de la  espalda, el dorso y de las alas es totalmente marrón, pero en muchos se observa bien los bordes rojizos de algunas plumas.  La cola también es marrón con franjas  transversales un poco más oscuras, no son fáciles de mirar  a menos que sea a poca distancia.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En ese video podrán observar con más exactitud  los rasgos y características del milano negro y su particular comportamiento a la  hora de alimentarse, típico de un ave carroñera.

La cabeza y el cuello son de un color  blancuzcos con algunas  rayas negras, al igual que la garganta y el pecho, donde se pueden ver en ocasiones tonos grises, el plumaje del vientre con matices castaño rojizo. En las alas resalta colores muy oscuros, excepto por algunos moteados blanquecinos en los extremos que pueden semejar al Milano real, específicamente los jóvenes cuyas manchas resalta más que en los adultos.  Las patas son amarillas al igual que la cera o membrana que recubre el pico de color marrón amarillento en algunos ejemplares.

 milano negro

Características del milano negro

Los jóvenes son más oscuros que los adultos, con la cabeza marrón levemente moteada de blanco. Las alas por la parte superior son de color marrón muy oscuro y las partes inferiores del cuerpo no tienen matices rojizo como  los adultos,  dando la impresión de estar muy rayadas debido a que son amarillentas algunas plumas en los laterales y en el centro. El adulto adquiere su plumaje una vez que haya cumplido su primer año de vida.

La voz del Milano Negro es bien conocida, una llamada muy habitualmente escuchada es muy semejante al grito de una gaviota,  cuando está asustado emite un sonido muy chillón. Muy frecuentemente se le escucha parado cerca del nido, un sonido parecido a un corto maullido. Es capaz de emitir sonidos repetidos con diferentes combinaciones.  Durante la temporada reproductiva, emite un sonido rápido y semejante a una flauta que puede confundirse con el del milano real, pero este tiene un sonido metálico y no es un ave  especialmente vocal.

Alimentación del milano negro

El Milano negro es una especie de ave rapaz que saca provecho al máximo de los recursos alimenticios. Acostumbra a buscar sus alimentos en vertederos, basureros y las adyacencias de negocios de ganadería, como por ejemplo los mataderos de ganado,  esto puede significar un recurso alimenticio de importancia para esta ave, en específico para los ejemplares migratorios así como las especies no reproductoras que se encuentran en el entorno de su sitio de cría.

Milano negro

Milano negro alimentándose con un roedor

Los milanos negros se parecen considerablemente a las gaviotas por su tamaño, forma de vida, alimentación y en su condición de ave gregaria.  Su dieta está basada principalmente  en el consumo de  insectos, peces, anfibios, reptiles, también con frecuencia suelen alimentarse de carroña y peces muertos, constituyendo un medio alimenticio muy importante para estos ejemplares emigrantes y/o aves no reproductora que se encuentran en las zonas de cría. Esta especie por tratarse de un ave gregaria, tiene la capacidad de nidificar en colonias hasta de 50 parejas, inclusive pueden dormir en grupos y en sitios cercanos a fuentes de alimentos, por lo que se le puede llamar un ave oportunista.

Su vuelo es radiante y se desplaza vigorosamente pero sin examinar mucho el suelo y capturando en general presas más fáciles. Su vuelo varía entre 30 y 100 metros de altura  del nivel del suelo y muy esporádicamente a 200 metros.  Sin embargo, en ocasiones se le puede ver volar a más altura. Cuando busca una presa, su vuelo es suave y de manera habitual, siempre sigue la misma ruta una y otra vez, regresando sin alejarse mucho de su posible fuente de alimento.  Desciende de manera repentina y muy rápida hacia el suelo cuando trata de atrapar a su presa, o simplemente para recoger algún resto de un pescado que ve flotando en el agua.

Milano negro alimentandose en grupo

En ocasiones da innumerables vueltas antes de disponerse  a recogerlo, y da la impresión de duda o desconfianza.  El milano negro es capaz de perseguir a otras aves en el vuelo, cosa que le resulta poco eficaz e innesesario. No obstante, puede capturar fácilmente a escarabajos como el escarabajo de San Juan y cualquier otro escarabajo zumbón,  y otros de vuelo lento como el Cierto Volante.

El tipo de alimentación de estas aves,  ha sido sometida a diferentes estudios  en España por parte de varios profesionales especialistas ornitólogos, que hicieron un resumen de la cantidad de presas que constantemente se registran en los nidos más reconocidos.

Según los expertos sus hábitos son de aves carroñeras, frecuentando los desagües de alcantarillados en ríos de grandes ciudades y en las inmediaciones de mataderos de animales. Pero los más grandes  vertederos de basura a cielo abierto son una tentación a toda hora para muchos milanos negros carroñeros. La presencia masiva de los milanos negros en las zonas pantanosas, donde es un espectáculo ver a estas aves, en ocasiones en bandadas de cientos de ellos, preparandose para comer peces muertos u otras presas que puedan capturar fácilmente en los canales, especialmente cuando la sequía es inminente en los pantanos y lodazales reduciendo completamente el nivel del agua.

milano negro

Milano negro alimentándose en el vuelo

También representa un espectáculo ver a los milanos negros capturar insectos voladores y otros insectos rastreros, así como a las máquinas que aran la tierra para el cultivo. Sin embargo, es costumbre de los milanos negros capturar los polluelos de gallinas domesticas así como los de aves silvestres, en especial de patos y zampullines que acostumbran a nadar en lagunas y charcas.

Distribución y hábitat del milano negro

El milano negro es una especie de ave migratoria que habita en Europa, Asia, África y Australia. Sus poblaciones son veraniegas, pasan el invierno preferiblemente en África. Esta ave se reproduce especialmente en la zona peninsular de España, sin embargo se ha observado con frecuencia emigrar, inclusive en temporada de invierno en algunas zonas de  España como Canarias y Baleares.

milano negro

El milano negro en su hábitat

Es una especie completamente migratoria,  llega a Iberia finalizando del mes de febrero, pero la gran mayoría retorna a su hábitat  entre los meses de marzo y abril.  La migración primaveral de estas aves por Gibraltar puede durar  desde los últimos días del mes de febrero hasta finales de abril.  La población de  los milanos negros europeos pasa finalizando marzo por la Península Ibérica. Dado que su reproducción se inicia los primeros días de abril,  se puede concluir que esa población ya estaría establecida en sus territorios en el mes de marzo.

Se ha documentado importantes detalles sobre el medio ambiente del Milano Negro en España central.  Esta ave vive en toda clase de terrenos, eludiendo los terrenos de montañas cerradas y extensas. Predomina en las vegetaciones cercanas  a zonas de monte bajo, como  pastizales, cultivos, y pequeñas poblaciones. Construye su nido preferiblemente en grandes pinos, en los cuales los nidos son difíciles de expropiar.  No obstante, suelen construir sus nidos en diferentes zonas de la Península en arboles de alcornoques, encinas, robles y muy esporádicamente en cornisas, inclusive en el suelo.

milano negro

Distribución del milano negro

El milano negro se establece en zonas altas donde hay menos probabilidades de tener contacto con las actividades del hombre, especialmente las relacionadas con la actividad agropecuaria. En España, se ubican en áreas alrededor de 2.500 km2, con condiciones atmosféricas que benefician considerablemente su reproducción en toda la Península, como por ejemplo la existencia de vegetaciones frondosas, asoleadas y con altitudes menores a los 1.000 metros sobre el nivel del mar.

El milano negro es una especie politípica que posee entre siete y cinco subespecies reconocidas, completamente distribuidas por grandes áreas del continente europeo.

Es una de las aves rapaces que más abundan  en Europa y en algunos países como España. Se trata de una especie que fácilmente  se adapta a cualquier situación o cambio producido en la Naturaleza y evidentemente, su tipo de alimentación omnívora ayuda  a mantener la densidad de esa especie en todas partes.  Sus costumbres varian,  en Europa no son iguales a las que puede tener en África en el período de invierno, ya que  en este continente forma grandes bandadas que se desplazan  por pueblos y sitios habitados, trasladándose con una asombrosa  audacia y capturando basuras en  las edificaciones construidas por el hombre.

Se ha documentado casos de agresividad hacia el hombre inclusive  de capturas de animales pequeños domesticados y en la presencia de sus propios dueños.  Al parecer no existe impedimento ni obstáculos para el milano negro, con su audacia y sus hábitos alimenticios contribuyen a mantener la abundancia de su población.  Debido al incremento de la parte automotora  en toda la región europea, ha ocasionado innumerables atropellos de mamíferos, reptiles y pájaros que mueren cada día, apareciendo en las cunetas o en las orillas de las carreteras, este factor facilita indirectamente la supervivencia de estas especies carroñeras como el milano negro.

Reproducción del milano negro

Las parejas de esta especie viven habitualmente en los mismos lugares de años anteriores, sin embargo, no está comprobada su fidelidad durante la época de inviernos, en el supuesto caso que los dos sobrevivan.  Estas aves al ocupan  su área de reproducción realizan un cortejo muy exagerado, emitiendo sonidos agudos y llamadas de reclamo, con vuelos rápidos a gran altura, descendiendo en picada, haciendo vuelos uno contra otro, deteniéndose en el momento del impacto y extendiendo sus garras hacia adelante.  Con frecuencia el macho hace volteretas en el aire, dirigiendo sus patas hacia arriba para tocar las de la hembra que vuela sobre él.

milano negro

Pareja de milano negro en el cortejo

Las parejas de esta especie suelen ser infieles en comparación con otras aves rapaces, pueden estar juntos por un tiempo pero en ocasiones es la hembra quien busca a otros machos para aparearse, en situaciones como cuando el macho se demora en traer los alimentos, o cuando habitan regiones con insuficiencia de alimentos.

Después del apareamiento, suelen anidar en  nidos que han abandonado otras aves. Los nidos de Milano Negro no suelen ser  muy grandes cuando los construyen por primera vez, no teniendo más de 45 a 50 cm. de diámetro, pero sí un interior bastante profundo y bien distribuido. Usan el mismo nido año tras año. Un hecho curioso es que los machos suelen llevar  al nido cualquier tipo de materiales propio del hombre como por ejemplo: trapos, plásticos y cualquier otra cosa que llame la atención y el interés en la hembra.

milano negro

Nido del milano negro

La puesta de los huevos consta  generalmente de dos o tres huevos en las primeras semanas del mes de abril en el Centro y Sur de España y como muy tarde a finales del mes de abril  más al Norte. Con respecto al color de los huevos, estos son variables, pueden ser totalmente blanco o con muchas manchas rojizas, moradas o grises. Algunos se le pueden ver unas finas rayas, son un poco diferentes en el tamaño con respecto al Milano real, aunque pueden ser un poco más pequeños.  En ocasiones es necesario observar al pájaro para poder identificar a quien pertenecen los huevos. La puesta de los huevos la hacen cada dos días, aunque no hay datos que indiquen su veracidad. La incubación dura aproximadamente de 36 a 38 días y la realiza nada más  la hembra, sin embargo se han dado citas de casos de machos incubando los huevos por cortos períodos de tiempo.

Lo usual  es que el macho persista en los alrededores del nido y contribuya totalmente con la alimentación de la hembra. Sin embargo, ésta puede abandonar el nido por cortos períodos de tiempo  y de esta manera aprovechar para capturar por si misma alguna presa que le servirá de alimento. Los polluelos al nacer poseen  un plumaje bastante suave de color blanco en la cabeza y cuello y con una mancha negra a través de los ojos.  El resto de del curpo es pardo con tonalidades rosadas y por debajo son blancos.

Al cumplir los 20 días de nacidos le comienzan a salir  las plumas y se desarrollan velozmente de manera que a los 30 días ya su plumaje es casi completo, pueden andar libremente por los bordes del nido, comer solos aunque cuando los adultos se acercan estos se piden alimentos.

milano negro

Pichones fuera de su nido de milano negro

Los polluelos los 42 días de nacidos ya se encuentran listos para abandonar el nido, permaneciendo en áreas cercanas a él, donde todavía  son atendidos por la madre. Esta los cobija los primeros días y ayuda con el macho en la cría llevando alimentos al nido, pero el macho solo lo hace esporádicamente. Se aprecia que los jóvenes milanos en su mayoría inician la emigración pasado el mes o mes y medio de haber abandonado el nido. A mediados del mes de junio ya se pueden visualizar desplazándose por Iberia y más continuamente a finales de mes. En algunas ocasiones se pueden encontrar polluelos en el nido en el mes de agosto, pero esta situación es dada en los  bosques de montaña, debido a la tardanza de la reproducción. Los jóvenes milanos a partir de 4 o 5 años es cuando  tienen sus primeros apareamientos, aun cuando estos ya hayan alcanzado su madurez sexual.

El Milano negro es una especie de ave con actitudes gregarias y no se le debe calificar totalmente como ave migratoria, ya que frecuentemente se le puede hallar nidificando en grupos abundantes.

Esta ave construye su nido en los peñascos de las montañas, en arboles de diferentes especies. Normalmente escoge su área de nidificación cerca de lodazales. Los ejemplares adultos, de mayor tamaño y con excelente condición física, son los primeros en llegar a ocupar los territorios de mejores condiciones.  Los ejemplares machos suelen quedarse años tras años en el mismo territorio en comparación con las hembras. Sin embargo, las hembras mayores de años de edad casi nunca cambian de territorio.

Comportamiento del milano negro

El milano negro frecuentemente se reúne en grupos sobre algún organismo descompuesto o en vertederos.  Aunque es un ave principalmente carroñera, suele cazar insectos, ranas o aves sin están a su alcance.

Hace sus nidos preferiblemente en la superficie de los árboles, a la orilla de ríos y embalses,  lo construye recolectando ramas secas y hojas. En ocasiones suele construirlo en áreas adehesadas siempre y cuando no se aleje de su zona de alimentación.

milano negro

Milano negro en el nido

Con respecto al vuelo agita lentamente las alas y se beneficia de la corriente térmica que comparte con las cigüeñas y los buitres.  Posee características inconfundibles que lo diferencian del Milano Real. Su vuelo es más suave, pero menos ligero. La cola es un elemento concluyente para la identificación de esta ave. Habitualmente está muy poco separada cuando el ave la extiende, en ocasiones parece recta y en muchos jóvenes carece completamente de escotadura. No obstante, los milanos negros adultos en primavera tiene un leve ahorquillamiento en la cola que se nota a simple vista. Las alas son cortas pareciendo ser más anchas, estas no tienen las manchas blancas que tiene el Milano Real en los extremos de las alas. Cuando vuelan hacia el que los observa y el sol refleja de frente,  la cabeza parece mucho más clara, por lo cual crea confusión con la otra especie.

A finales del mes de agosto levanta su vuelo para iniciar su ruta migratoria hacia el sur del Sáhara, regresando una vez que comienza la temporada de primavera.

milano negro

Milano negro ave carroñera

Su costumbre de alimentarse de deshechos  y basuras, a efectos sanitarios es beneficio para la zona donde habita, ya que contribuye de alguna manera a contrarrestar el   considerable aumento de desperdicios dejados por el hombre.

Amenazas y  conservación del milano negro

En los actuales momentos  el milano negro es considerada el ave rapaz más común a nivel mundial, lamentablemente se encuentra en peligro de extinción, su población ha mermado considerablemente y se ha visto afectada a consecuencia de los frecuentes envenenamientos debido a la caza menor, el acosamiento directo, la contaminación de su hábitat,  del agua y el uso de fuertes pesticidas.

milano negro

Amenazas del milano negro

Las amenazas más frecuentes son el uso ilegal de tóxicos y mortalidad relacionada a los tendidos de electricidad. Igualmente, muchas poblaciones han sido afectadas por la desaparición de fuentes de alimentación, como basureros y vertederos, también por la contaminación debido al uso de plaguicidas  o rodenticidas.

A raíz  de los anillamientos efectuados a esta población en Europa,  se han logrado varias recuperaciones específicamente en la mitad Sudeste de la Península Ibérica. En el mar  no se observó  el paso de estas aves en la época de otoño y los registros dados pueden ser de otras aves que viven en las regiones cercanas a los ríos y estuarios.

La mayoría de los milanos negros que se reproducen en Iberia,  invaden la región occidental de la Península.  Se ha estimado que por lo menos una gran parte de los 50.000 milanos negros que atraviesan en el verano y otoño el Estrecho de Gibraltar, son originarios de la  Península.

milano negro

Milano negro emigrando

El Milano Negro suele pasar el invierno en regiones de África Tropical,  y el anillamiento ha determinado que los países en los que habita son: Senegal, Gambia, Guinea, Ghana, Togo, Nigeria, entre otros,  donde en los meses de invierno se han observado en diferentes sitios agrupados con cigüeñas y garzas, alimentándose con pescado  en los cultivos de arrozales. Allí se confunden continuamente con subespecies originarias, aunque son fáciles de diferenciar, puesto que los nativos viven en pareja, al contrario del milano negro que forma grandes bandos y se agrupa en los dormideros formando cientos de ellos.

 La presencia del milano negro en la Península Ibérica en temporada de inviernos  no se ha comprobado actualmente y la observaciones, si las hay, se puede deber a una población migratoria que ha estado rezagada o enferma.

Otros datos de interés del milano negro

  • El milano negro durante su migración en la época de primavera, específicamente a finales del verano, se observan agrupaciones increíbles en desagües, corrales o dormideros en matorrales cerca de ríos.
  • Es curioso el hecho de que estas aves formen dormideros veraniegos en los cuales se agrupan muchos adultos no reproductores e inmaduros, que se conservan activos hasta la migración postnupcial.
  • Para la construcción del nido esas aves usan diferentes materiales, pero llama sorprendentemente la atención que el nido carece de hojas verdes, igual como sucede con los nidos de Milano Real, en cambio es muy abundante y variada la estructura interior que está hecha a base de papeles, plásticos, trapos, corchos, pieles secas y hasta nidos secos y aplastado de otras aves.  Según observaciones realizadas por algunos expertos, en un nido se encontraron alrededor de seis panales de avispa.
milano negro

Milano negro anidando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *