Papamoscas Cerrojillo: Aprende todo sobre él, una pequeña ave

El Papamoscas Cerrojillo es una pequeña y hermosa ave migratoria, cuyo macho tiene la curiosa particularidad de cambiar el aspecto de sus plumas de acuerdo a la temporada del año, en temporadas de apareamiento son más vistosos que en el resto del año cuando se parece bastante a la hembra.  Su nombre científico es Ficedula hypoleuca pertenece al orden de aves de mayor número del mundo: Las aves canoras o pájaros cantores. Son muy intranquilos y territoriales.

Características

Orden: Passeriformes

Tambien Te Recomiendo Ver...

Familia: Muscicapidae

Especie: Ficedula hypoleuca

Estatus: especie catalogada de interés especial.

Longevidad: pueden vivir hasta cinco años.

Peso: 14 grs. aproximadamente.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 24 cms.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Longitud: 13 cms. aproximadamente.

Deben su nombre común (papamoscas) a que son pájaros insectívoros. Son de pequeño tamaño, alas largas, patas cortas y pico ancho y corto que les permite cazar insectos durante su vuelo. La mayoría de ellos vive en los árboles, son de posición erguida al posarse y tienen dificultad para andar en el suelo.

El Papamoscas Cerrojillo es pequeño, un poco más pequeño que un gorrión, mide entre 12 y 13,5 cm, su peso es de aproximadamente 12 a 13 g., cuerpo compacto y cabeza ancha, ojos, patas y pico negros.  Su esperanza de vida es de aproximadamente cinco años.

Papamoscas Cerrojillo

El macho

En primavera, que es la época de apareamiento, su cabeza, espalda y cara son de color negro. La frente tiene una franja blanca que varía en su ancho, la parte inmediata superior a la cola (obispillo) es moteado blanco y gris pero no es visible ya que lo tapan las plumas del nacimiento de la cola que son negras así como el resto de la cola, la cual tiene plumas marrones también, con dos machas blancas en la parte superior, a los extremos que son sólo visibles a veces al desplegarla en su vuelo ya que son muy pequeñas. Las alas tienen una franja blanca muy visible tanto posado como en vuelo y en la parte inferior son blancas.

En otoño y en invierno, su plumaje se parece más al de la hembra, con la cabeza marrón y las alas negras y una mancha blanca en la frente. En esa época es muy difícil distinguir entre el macho y la hembra. (ver artículo: Aves de terror)

La hembra

Tiene un plumaje menos atractivo, blanca por debajo,  marrón oscuro por encima con una franja blanca en la parte interna de las alas. La diferencia del macho en la época en que son muy parecidos es que estos tienen una pequeña mancha blanca en la frente y la hembra no la tiene. Las patas de ambos son muy delgadas y negras. El color marrón de la hembra se oscurece más cuando esta envejece.

En la Anidación

El Papamoscas Cerrojillo, cría en gran parte de Europa y oeste de Asia, en invierno emigra hacia el oeste de África.

En el mes de marzo, el macho comienza a cambiar su aspecto y antes de comenzar su emigración ya comienzan a lucir sus colores distintivos, negro y blanco.  Al arribar a su zona de anidación se ubican en el mismo sitio donde lo hicieron en la anidación anterior, las parejas siempre vuelven al mismo nido, si algún miembro de la pareja muere, el sobreviviente busca otra pareja y anidan en el antiguo nido.

Durante la reproducción habitan en bosques de árboles de hojas anchas como el roble, abedules y hayas siempre cercanas a aguas. En la península ibérica prefieren bosques de pinos. Durante su viaje migratorio se posan en campos abiertos, parques, jardines etc.

Anida en agujeros de árboles o paredes, cualquier hueco que tenga aproximadamente unos 3 cm de diámetro a alturas diferentes, desde muy bajas hasta unos 6 metros pero es más común a los dos y cuatro metros, muy pocas veces más alto.

Su nido es de hierba seca, hojas secas, pequeñas ramas y corteza, el interior suele tener lana y pelos y por fuera musgo y pequeñas raíces y ramas. Generalmente es el macho quien al llegar escoge el lugar donde se colocará el nido, el cual construye la hembra, esta es quien hace todo el trabajo y el macho permanece cerca mientras la hembra construye. (ver artículo: Pájaro Diamante)

En ocasiones, compiten por el mismo nido con otras especies y se ven las dos incubando los huevos propios y ajenos, los cuales cuidan de igual manera e incluso cuidan a los polluelos sin distingo alguno. Este es el caso de los herrillos principalmente, a los cuales les invaden su nido y tapan los huevos con ramas y hojas de manera que ya no reconozcan su nido y de esta manera se disponen a poner los propios.

Ponen aproximadamente cinco o seis huevos de color azul pálido, son incubados por la hembra y ocasionalmente el macho entra al nido para alimentarla, los huevos eclosionan a los doce a trece días, con un plumón escaso de color gris. Ambos padres alimentan a sus hijos durante dos semanas pero la hembra lo hace con más frecuencia que el macho.

Después de la cría, los pichones abandonan el nido y vagan junto con los adultos hasta la época de emigración, en ocasiones las especies que anidan en Europa pueden hacer una segunda puesta.

Alimentación

Es sumamente hábil para cazar insectos, incluso puede tomarlos del dorso de las hojas permaneciendo por fracciones de segundos sin moverse en el aire, cuando vuelan en persecución de un insecto no suelen volver a posarse en el mismo lugar como hacen otras especies.

Durante la anidación, el macho está encargado de cubrir las necesidades de la hembra, ella emite llamados característicos que el macho atiende eficientemente y la mantiene alimentada de manera adecuada  para garantizar el éxito de la cría.

Su alimentación es exclusivamente basada en insectos pero muy esporádicamente se les ve comiendo frutas y bayas durante la emigración.

El canto del Papamoscas Cerrojillo

Aunque su canto no es muy variado, es muy agradable y hermoso. Suele ser parecido al canto del Petirrojo, es la repetición de una nota seguida de un gorjeo, es corto y monótono pero agradable. Sus llamadas cortas y metálicas, son más conocidas, son constantes durante la emigración. Normalmente el ave se ubica en lugares altos vistosos como las ramas altas de los árboles, postes y cables  eléctricos para cantar.

Depredadores naturales

El Papamoscas cerrojillo compite por su lugar de nidación con otras aves insectívoras como el herrillo y el carbonero común. Carnívoros pequeños como la comadreja, pájaros como el pico picapinos y algunas serpientes son depredadores de sus polluelos. También son presas del Halcón peregrino y el Alcotán europeo.

Salud

El Papamoscas Cerrojillo, puede padecer de diferentes problemas de salud debido a las condiciones del ambiente en que se encuentra.

Los adultos son susceptibles a padecer de parásitos sanguíneos como el Trypanosoma y Haemoproteus que afectan su capacidad reproductora, el gasto energético que supone la incubación y crianza por parte de la hembra hace que se haga especialmente vulnerable a padecer de este tipo de infección, lo cual influye directamente en el éxito de eclosión de los huevos.

Parásitos como pulgas, ácaros y larvas de moscas afectan negativamente el crecimiento y desarrollo de los polluelos incluso a largo plazo, los efectos de estos parásitos son notorios pues las hembras que nacen en nidos infestados ponen huevos más pequeños en su edad adulta.

Otros parásitos como las larvas de moscas negras causan efectos negativos en los polluelos en condiciones de temperaturas altas que afectan su condición corporal.

También existen bacterias que degradan las plumas que aunque parezca raro, esto influye negativamente con la capacidad de reproducción y también existen otras bacterias que inciden directamente en la cáscara de los huevos y  que afectan el crecimiento y desarrollo del los pequeños polluelos.

Conservación

Para el año 2009 fue catalogado como Preocupación Menor (LC). En España fue reseñado para el año 2002 como No Estudiado o Sin Datos (NE).

Sin embargo se ha catalogado como Especie Amenazada debido a la disminución de los bosques y espacios de anidación.

La mayor amenaza que enfrenta esta especie es la pérdida del hábitat debido a la explotación forestal desmedida, lo cual no solo afecta la disminución de la cantidad de alimentos necesarios sino la disminución de localidades adecuadas para la anidación.

Por otro lado el cambio climático también ha tenido una importante influencia en la disminución en la población de estas pequeñas aves, pues las condiciones climatológicas son impredecibles afectando así su conducta reproductiva.

Como medida de conservación se han colocado cajas-nido artificiales tanto para el Papamoscas Cerrojillo como para otras especies similares ya que su importancia dentro del equilibrio del ambiente es de suma importancia pues son necesarios para el control de plagas.

Algunos estudios realizados han demostrado que estos pájaros se adaptan bien a los nidos artificiales e incluso suelen preferirlos ante las oquedades naturales, siempre y cuando estén en  buenas condiciones y los mantengan alejados de sus depredadores naturales.

Es importante hacer énfasis en la importancia de la creación de políticas mundiales realmente efectivas para la conservación de la vida silvestre pues de ella depende la supervivencia de todas las especies del planeta.

Dejar Comentario