Guacamayo rojo: características, peligros y mucho más

El guacamayo rojo es un ave hermosa la cual vive normalmente en América, puesto que es originario de ahí, su nombre científico es “Ara Chloroptera”. Actualmente se consigue distribuido desde las frondosas selvas de Panamá hasta llegar al norte de Argentina. (Ver Articulo: Ibis Eremita ).

Esta majestuosa ave es muy apreciada como mascota, puesto que sus colores son muy llamativos, además de sus características físicas, principalmente su largo plumaje y gran tamaño. Esta ave ha existido por muchas décadas, pero fue presentada oficialmente como una especie en el año 1859, a pesar de que muchas personas tenían noción de su existencia, nunca había sido estudiada ni especificada en registros.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Este tipo de aves es muy deseadas por las personas, por lo cual su población es diezmada debido a la gran demanda que tiene por lo comprados, aunque en mucho lugares la venta de estos animales es ilegal, se sigue practicando y es algo a lo que las autoridades han puesto atención en las últimas décadas, puesto que antes no era una parte importante de la sociedad, ahora que la especie se encuentra en amenaza han surgido organismos en busca de la protección de la misma.

Esta ave recibe otros nombres como los son “Guacamayo rojo de alas verdes”, “Guacamayo rojo y verde” y finalmente “aracanga”. Estos son los nombres más utilizados en el castellano tradicional, puesto que según la región en donde se ubique esta ave se pueden presentar diversos nombres y dependiendo el individuo o individuos que los aprecie. Entre los nombres más comunes en otros idioma se puede encontrar en el inglés como “Red and Green Macaw” y en portugués son conocidos como “Arara vermelha grande”.

Conozcamos sus características

Esta ave es considerada como fuerte y poderosa, dentro de la familia de Guacamayos es una de las especies más grandes que existe, en comparación con otras especies de aves puede no tener un tamaño tan determinante, pero para considerarse incluido dentro de los guacamayos su tamaño es algo fenomenal. (Ver Articulo: Aves en peligro de extincion).

Tambien Te Recomiendo Ver...

El tamaño de estos animales puede variar según el individuo y el sexo que tenga el mismo, pero según estándares establecidos, estos animales pueden llegar a medir entre unos 73 cm a 96 cm de longitud total y su peso puede rondar entre los 1300 gramos y 1700 gramos, siendo muy raro cuando un animal de estos llega a alcanzar los 2 kg de peso corporal.

Si el macho y la hembra se comparan en físico y apariencia general, no hay distinción alguna entre ambos, puesto que se pueden ver con las mismas características, hay que realizar una indagación más profunda para poder determinar el sexo del animal y no cualquier persona puede determinarlo, se tiene que tener un mínimo de conocimientos sobre este tipo de aves.

Cuando este tipo de ave es apreciado de cerca, se debe detallar detenidamente al individuo para poder distinguir su sexo, se puede apreciar un pico más pequeño en las guacamayas de sexo femenino el cual tiene forma curvada y es más ancho que el del macho. El peso que presentan las hembras es menor que el de los machos en la mayoría de los casos, al igual que las longitudes en hembras suelen ser mucho menores. (Ver Articulo: Pericos).

Los machos tienen rasgos más fuertes que las hembras, principalmente el pico, el cual tiene una fuerza superior al de las hembras. La edad entre ambos sexos no varía, dependerá del estilo de vida y de las condiciones individuales de cada espécimen, pero según parámetros, se estima que un guacamayo de esta especie puede llegar a vivir hasta 100 años  y más.

Existe un guacamayo de este tipo que es denominado como “Guacamayo Rosado” y es muy parecido al Guacamayo rojo, pero se puede diferenciar por la plumas de las alas, las cuales son verdes y no de color amarillo, también se puede apreciar que el Guacamayo rojo en la cara tiene pequeñas plumas que bordean los ojos y estas no las posee el Guacamayo Rosado.

Como el nombre de este guacamayo lo indica, presenta un color rojo oscuro, las plumas del tipo remera son de una tonalidad azul, las plumas grandes que se denominan como cobertoras alares son de un tono verde olivo. Las plumas en la cola son de una característica diferente, las que son exteriores tienen como base un color marrón claro y en las puntas tienen un tono azul, pero la cara inferior de las plumas conserva el rojo oscuro natural del ave.

Las patas de este animal son de tonalidad gris, la piel que no posee plumas en la cara es de tono blanco, la cara posee unas pequeñas líneas rojas que la decoran, la cual está hecha por plumas muy pequeñas, presentándose patrones diferentes en el plumaje a uno y otro lado. (Ver Articulo: pollitos).

El pico de estos animales tiene una mandíbula blanca en la parte superior y posee un triángulo negro con el borde que toca a la mandíbula inferior, la cual también es de color negro.

El ojo de estos animales presenta un gran contraste con el cuerpo, puesto que también tiene diversidad de colores, el propio iris del ojo presenta una tonalidad marfil, el cual está rodeado de un anillo externo que presenta un curioso tono dorado pálido. El pico es general presenta un color negro contrastándose con una mandíbula.

Estas aves son consideras como grandes dentro de la familia de los guacamayos, pueden llegar a medir unas longitudes totales entre los 73 cm a 96 cm y su peso ronda entre los 1.3 kilogramos y los 1.7 kilogramos, siendo un ave de proporciones considerables. La dieta de estas aves varia un poco dependiendo de la región en donde se encuentren ubicadas y la disponibilidad de alimentos que haya en la zona, pero de manera general se alimentan de semillas grandes y una extensa variedad de frutas, los lugares en donde reside generalmente son selvas tropicales que posean tierras bajas y en algunas zonas montañosas se les ha visto que habitan.

Habitad

El habitad natural al cual ha estado acostumbrado el Guacamayo rojo es el particular clima de la selva amazónica, por lo cual el mismo se puede encontrar en zonas de Venezuela, Panamá, Colombia, Brasil, Paraguay, Ecuador, Perú, Bolivia y la Guyanas.

Esta especie de ave se localizaba en otras zonas donde poseía las mismas condiciones de vida, pero actualmente se encuentra declarado en ellas como extinto, este hecho ocurrió en Argentina, lo cual fue algo impactante porque era un ave muy conocida en este entorno, según algunos hechos registran están aves migraron por condiciones climáticas, e inclusive se registraban regresos de parvadas grandes, pero aún no se ha establecido una razón oficial que explique la migración de las mismas. (Ver Articulo: Gallina Piroca).

Los bosques húmedos y zonas selváticas son las regiones en las cuales esta especie se desarrolla en perfecta armonía, generalmente en unas altitudes comprendidas entre los 500 y 1500 metros sobre el nivel del mar. Algunas de estas aves habitan en zonas montañosas, pero casi siempre habitan en zonas selváticas.

Reproducción

Al igual que muchas especies de aves y animales, los Guacamayos rojos se aparean durante temporadas, por lo cual durante la temporada de apareamiento esta ave suele regresar a los mismos territorios todos los años. Dependiendo del área en donde se encuentre es que preparan el nido estas aves, en las zonas selváticas los nidos se realizan en los huecos que tienen los arboles y en las zonas montañosas los nidos se realizan en las gritas que poseen las rocas o los barrancos de arcilla.

La hembra de esta especie puede poner en 2 o 3 huevos por cada ciclo reproductivo, estos huevos son empollados por unos 26 días hasta su nacimiento, la hembra es la que se encarga de empollar a los huevos, la tarea del macho consiste en conseguir alimento y vigilar a la hembra mientras hace su tarea.

Alimentación

Estas aves se alimentan según la región en la cual se encuentran ubicadas y la abundancia y facilidad de adquisición de los alimentos, de manera general a estas aves les gusta consumir semillas grandes, pipas de girasol, variedades de nueces  avellanas, trigo, maíz, avena y muchas variedades de frutas.

Están en peligro de extinción

Las aves son animales muy sensibles, principalmente son susceptibles a cualquier cambio que se les aplique, debido a la capacidad de sentir que tienen estas aves pueden comportarse de manera extraña si el ecosistema a su alrededor ha experimentado algún cambio, llevándolas a desestabilizarse hasta que es ocasionada su muerte e inclusive se ha visto como algunas especies de aves han migrado en grandes cantidades debido a los cambios dentro de su ecosistema y que en algunas ocasiones han vuelto al momento de estabilizarse dicho ecosistema.

Los cambios climáticos y diversos factores ambientales son perceptibles para las aves, las mismas tienen una capacidad increíble de prever estos sucesos momentos antes de que sucedan, por lo cual hay muchos agentes externos que pueden llegar a afectarlas. Una de las grandes consecuencias que se ha visto actualmente en las aves es debido al calentamiento global y el mismo es causado por nosotros los seres humanos, el cambio drástico que ha habido en el clima en las últimas décadas ha llevado a la desaparición de grandes cantidades de aves de diversas especies. (Ver Articulo: Cigueña).

Algunos elementes que utilizamos diariamente afectan drásticamente el estilo de vida de las aves, la mayoría de las aves marina son afectadas por los plásticos y desechos que no son reciclados y terminan en las costas de los mares, esto afecta mucho su forma de alimentarse, llevándolas inclusive a la muerte por asfixia o por captura con elementos plásticos que no pueden percibir y se encuentran dentro del agua.

La tala de árboles de forma indiscriminada afecta el ecosistema de las aves, inclusive en aquellas áreas que no son deforestada, bien sea una práctica legal o ilegal siempre afecta a la fauna que se encuentre alrededor. Actualmente se ve como grandes cantidades de árboles son talados, enormes sectores de bosques son reducidos a planicies, bien sea para el aprovechamiento de los recursos extraído o para aprovechar los terrenos en busca de la construcción de espacios urbanos, las aves vienen siendo afectadas y el gobierno ignora los efectos negativos que esto puede causar.

La cacería indiscriminada de especies ha reducido drásticamente la cantidad de integrantes dentro de grupos enormes de especies de aves que se encuentran actualmente e inclusive ha llevado especies a la extinción, a pesar de que algunos gobierno han tomado acción sobre la cacería y han impuesto temporadas de cacería legales para que aquellos que lo deseen puedan cazar la cantidad de especies que deseen y luego de terminada la temporada otorgarle la oportunidad a las especies de que se reproduzcan, siguen habiendo personas que irrumpen con las normas y cazan aun estando fuera de temporada e inclusive cazan especies las cuales no están permitidas.

Algunos gobiernos además de colocar temporadas de cacería y establecer cuáles son las especies de animales que es legar cazar, han establecido métodos de cacería para algunas especies la cual fomente una muerte más digna para un animal y así limitar el sufrimiento del mismos, esto se debió a que utilizaban métodos de caza despiadados en los que arrasaban con grandes grupos de animales de forma sanguinaria. (Ver Articulo: Gallo Giro Blanco).

Otro factor determinante dentro de la extinción de los animales es la cría como animales caseros, hay una gran cantidad de usuarios de estos animales que los desean como mascotas, aunque esta ha sido una práctica que en algunos lugares ha sido suspendida dependiendo la especie en cuestión, se sigue viendo como los animales son capturados de forma ilegal y vendidos al mejor postor.

Dependiendo de la rareza y la belleza que tenga un ave es mayor el precio de la misma, esto quiere decir que las aves que se encuentran en mayor peligro son mucho más valiosas y por ello son las más buscadas, hay algunos especímenes de aves que son tan hermosas que cada persona desearía tener uno en casa para poder admirarlo, pero lamentablemente esta práctica de captura llevo a la extinción de muchas especies de aves y ha llevado a un estado crítico a aquellas especies que aun hoy en día se logran encontrar pero en pocas cantidades.

Todos los días son más las personas que se logran percatar del daño que se le hace a los animales con el deterioro del ecosistemas, inclusive se han desarrollado en las últimas décadas campañas contra la deforestación y contra el daño hacia las diversas especies que son afectadas, llegando a surgir algunas organizaciones encargadas netamente de velar por la seguridad de los animales en las diversas regiones a donde llegue su jurisdicción.

Cada una de estas organizaciones ha logrado cambios significativos en la estabilidad de las especies que se encuentran en peligro, aunque en algunas regiones no se logran muchos resultados ya que escapa de sus manos realizar un cambio, pero en la cultura de las personas se ha logrado un gran cambio y cada vez se van creando más organizaciones para salvaguardar a las diversas especies de animales que existen.

En algunos países hay aves que son declaradas como patrimonios nacionales o son adoptadas como símbolos de algún ente u organización, esta campaña ha creado que se preserve un poco la especie de estas aves, motivando a la gente a que ayude a prosperar esta especie.

Algunos lugares en diversos países se han encargado de criar animales que se encuentran en peligro, logrando que prospere una raza, a pesar de que algunas de las crías son obtenidas en cautiverio, luego de que son estables y pueden mantenerse por su cuenta son liberados para que puedan procrear y continúe el legado de su especie.

El Guacamayo rojo está actualmente considerado como una especie en peligro debido a dos factores, principalmente la deforestación que han sufrido las áreas en las que se encuentran, bien sea para aprovechamiento de recursos o para aprovechamiento de los terrenos, grandes cantidades de estos animales han sido desalojados de sus habitad naturales para poder beneficiar a la raza humana, algunas compañías encargadas de la deforestación se bosques son obligados a sembrar cierta cantidad de árboles por cada uno que derriben, esta es una ley que se ha ido aplicando en algunos lugares del mundo desde hace un tiempo.

Aunque en muchas ocasiones los fines de lucro superan el bienestar del entorno natural, el hecho de imponer que se siembren arboles por derribar uno ha hecho que no sea tanta la cantidad de árboles afectados o por lo menos se deja un sustento de aquellos árboles que son derribados y aprovechados. (Ver Articulo: Alimentacion de los Gansos).

El segundo factor determinante que ha disminuido la población de Guacamayos rojos es la gran demanda que tienen estos para el público común, debido a su gran belleza son muchos los usuarios que desean tener una de estas magnificas aves en su casa e inclusive llegan a tener mas de un espécimen según sea su gusto por el animal. Aunque en muchas regiones se ha prohibido la captura y sobre todo la venta de estos animales, se siguen haciendo por el alto costo que estos llegan a tener.

La mayoría de las aves que son capturadas y vendidas llegan a morir con el paso del tiempo debido a que han estado adaptadas toda su vida al entorno natural y generalmente son colocadas en jaulas las cuales las libran de la libertad y movilidad a la cual han estado acostumbradas durante muchos años. En la mayoría de los casos los especímenes capturados son colocados sin compañía de otras aves de la misma especie, por lo cual la soledad a la que no están acostumbrados los afecta y estos entre otros factores determinantes para estas aves son los que terminan con su vida, al tratarse de unos animales tan sensibles a los cambios y que pueden percibir con mayor sensibilidad las cosas, mueren al no poder soportar las condiciones a las cuales lo someten.

Se ha estudiado que esta especie de Guacamayo en relación a otros grandes Guacamayos es el que peor puede manejar la soledad, por lo cual a pesar de que se realice su captura siempre es recomendable colocarlo en pareja, también es sugerido que las jaulas donde los coloquen sean amplias para que permitan la movilidad del mismo, y mientras más aves se encuentren en una misma jaula más grande debe ser el espacio para que todas puedan desplazarse sin causar daños entre sí.

Hay algunos amantes de estas aves que los crían, pero no los mantienen en cautiverio, a pesar de que son animales de origen salvaje se adaptan muy bien al entorno social, la interacción constante con humanos lo hace dóciles, permitiendo así que puedan mantenerse en un espacio abierto sin necesidad de huir. Esta práctica no es mal vista, ya que puedes criar un animal en un espacio libre con condiciones similares a las de su entorno natural, el mismo animal podrá procrear con tranquilidad y debido a que estará dentro de un área segura no podrán ocurrir bajas inesperadas por el cambio repentino de su entorno, salvo que ocurra algún inconveniente que este fuera de nuestro control.

También conseguimos uno rojo y amarillo

A pesar de que este Guacamayo está clasificado netamente como “Guacamayo rojo” su color es más que eso, ya que muestra contrastes que van más allá del color rojo, pero aun así el color que fue tomado en cuenta para otorgarle su nombre característico es el rojo oscuro y fuerte que tanto lo representa.

Dentro de las especies de Guacamayos también podemos encontrarnos con un Guacamayo de tonalidad rojo escarlata que presenta plumas de distintos colores, este es conocido como el “Ara Macao”. El plumaje de esta ave presenta un rojo diferente al del Guacamayo rojo, puesto que es un rojo escarlata, algunas de las plumas que lo resaltan pueden tener tonalidad amarilla o azul y se encuentran en las alas y cola del mismo.

Esta ave vive un poco distanciada del Guacamayo rojo, puesto que se puede encontrar en extensiones desde el sureste de México hasta el centro de Bolivia. Debido a que sus colores más resaltantes y lo que más suelen encontrarse en los especímenes son el rojo y amarillo es que esta ave recibió su nombre popular de “Guacamayo rojo y amarillo”, pero el mismo no debe ser confundido con el Guacamayo rojo, a pesar de tener nombres parecidos son especies de aves muy diferentes.

Guacamayo rojo en Argentina

El Guacamayo rojo es un ave que se puede encontrar en las zonas tropicales, por lo cual las selvas de Argentina son un lugar indicado para que el mismo pueda desarrollarse, además de que el clima se adapta perfectamente esta ave habito en esta región durante muchos años.

Actualmente se encuentra declarada como un ave extinta en Argentina, su presencia ha sido erradicada totalmente del país, a pesar de que este espécimen se encuentre en otros lugares del mundo, al parecer ya estas zonas no son indicadas para su desarrollo y se desconoce en si la razón por la cual abandonaron, se puede suponer que son las lógicas razones de deforestación y captura de estas majestuosas aves, pero en algunos caso fueron vistas grandes cantidades de aves evacuando zonas, es decir, migrando y se cree que se debe a un cambio climático drástico en la zona. (Ver Articulo: Cacatua).

Guacamayo rojo

Aunque no ha salido una razón oficial para establecer la desaparición de esta ave en esta región, ya hoy en día es muy raro encontrarla, pudiera ser que se vea pero solo en cautiverio por alguna persona natural que decida tenerlo como mascota.

Guacamayo rojo en Cuba

Cuba tuvo su propio Guacamayo, el cual ha sido denominado como “Guacamayo cubano” o más popularmente como “Guacamayo rojo de cuba”, aunque los cubanos lo denominaban también como Ara tricolor (por su nombre científico) y los aborígenes lo llegaron a llamar “Cahuey”.

Esta ave existió en cuba hasta finales del siglo XIX, a partir de ese momento fue declarado como extinto en esa región, este ave era majestuosa por el color de sus plumas tan vistosas y por ese motivo es que fue llevado a la extinción, este animal era cazado constantemente para obtener la plumas coloridas que lo componían.

Además de obtener sus plumas, este ejemplar de Guacamayo era muy deseado entre las personas para conservarlo como animales domésticos, no solo en cuba, en otras partes del mundo había una gran demanda de estos animales debido a la belleza que presenta el mismo y a la imponencia de su gran tamaño en relación a otras aves.

Guacamayo rojo

La captura de estas aves para llevarlo fuera de cuba llevo a una gran reducción en el numero local de habitantes, la cacería constante creo muertes incontables de los mismos y aunado a estos la deforestación que existía en la época para el aprovechamiento de los productos de los bosque creo que el habitad natural de estos animales fuera destruido hasta llevarlos al punto de la extinción por no tener un lugar donde refugiarse y reproducirse libremente.

Actualmente el único ejemplar que se conoce de esta ave se encuentra disecado en Cuba, exactamente dentro de la colección del instituto de Ecología y sistemática del CITMA.

Dejar Comentario