Phalaropus lobatus, lo que no sabías sobre esta ave

El falaropo de cuello rojo (Phalaropus lobatus) es un pequeño limícola. Este falaropo se reproduce en las regiones árticas de Norteamérica y Eurasia. Es migratoria, y, inusualmente para un limícola, pasa el invierno en el mar en los océanos tropicales.

https://www.youtube.com/watch?v=BduAHxmPblk

Taxonomía

El Phalaropus lobatus fue una de las muchas especies de aves descritas originalmente por Linnaeus en la histórica 10ª edición de su Systema Naturae de 1758, donde se le dio el nombre binomial de Tringa lobata. También se le conoce como falaropo norteño.

Los nombres ingleses y de género de los falaropos provienen del falaropo francés y del falaropo latino científico de los antiguos griegos phalaris, “coot”, y pous, “foot”. Las botas y los falaropos tienen los dedos de los pies lobulados. El lobatus específico es Latín Nuevo para lobulado, por la misma razón. Esta ave fue descrita en 1750 como la “Tringa de patas de foca”. (Ver Articulo: Turdus Viscivorus)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Descripción del Phalaropus lobatus

El Phalaropus lobatus mide unos 18 cm (7,1 pulgadas) de largo, con dedos lobulados y un pico recto y fino. La hembra reproductora es predominantemente de color gris oscuro por encima, con cuello de castaño y pecho superior, cara negra y garganta blanca. Tienen una raya blanca en las alas que ayuda a distinguir a este ave del similar falaropo de Wilson.

El macho reproductor es una versión más apagada de la hembra. Tienen los dedos de los pies lobulados para ayudarles a nadar. Las aves jóvenes son de color gris y marrón en la parte superior, con partes inferiores lisas y una mancha negra en el ojo. En invierno, el plumaje es esencialmente gris por encima y blanco por debajo, pero el parche negro está siempre presente. Tienen una llamada aguda que se describe como una pizca o un imbécil.

Cría

Los roles sexuales típicos de las aves se invierten en las tres especies de falaropos. Las hembras son más grandes y de colores más brillantes que los machos. Las hembras persiguen y pelean por los machos, y defenderán a su pareja de otras hembras hasta que la puesta esté completa y el macho comience la incubación. Los machos realizan todas las actividades de incubación y cría, mientras que las hembras pueden intentar encontrar otra pareja. Si un macho pierde sus huevos por depredación, puede volver a aparearse con su pareja original o con una nueva hembra para intentarlo de nuevo. Una vez que se hace demasiado tarde en la temporada de reproducción para comenzar nuevos nidos, las hembras comienzan su migración hacia el sur, dejando que los machos incuben los huevos y cuiden a las crías.

El nido es una depresión bordeada de pasto en la cima de un pequeño montículo. El tamaño de puesta suele ser de 4 huevos con manchas, pero puede ser menor. La incubación dura unos 20 días. Las crías se alimentan principalmente a sí mismas y pueden volar a los 20 días de eclosionar.

La hembra en busca de pareja realiza vuelos cortos, tarareando con las alas y realizando llamadas. En medio del romance, la hembra nada alrededor del macho e intenta que el macho se parezca a ella; el macho es típicamente indeciso y demuestra intriga lentamente.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Periódicamente, después de dejar que el macho sea cuidado por los huevos y la posteridad, la hembra busca otra cosechadora y pone otra capa de huevos. A casa: Se encuentra en el suelo, normalmente entre vegetación baja y aguas cercanas. La casa se corta superficialmente en el suelo y se asegura con césped y despega. Ambos géneros cavan hogares; en ese momento la hembra escoge uno y es concebible que ambos géneros trabajen juntos para ensamblarlo.

Phalaropus lobatus

Alimentación

Al alimentarse, un falaropo de cuello rojo suele nadar en un círculo pequeño y rápido, formando un pequeño remolino. Se cree que este comportamiento ayuda a la alimentación al elevar los alimentos desde el fondo de las aguas poco profundas. El ave llegará al centro del vórtice con su pico, desplumando pequeños insectos o crustáceos atrapados en él. En el mar abierto, a menudo se encuentran donde las corrientes convergentes producen aguas arriba. Durante la migración, algunas bandadas se detienen en las aguas abiertas de la desembocadura de la bahía de Fundy para aprovechar los alimentos que la acción de las mareas agita.

Migración

Casi toda la temporada de no reproducción se pasa en aguas abiertas. Como esta especie rara vez entra en contacto con los humanos, puede ser inusualmente mansa.

Estado

El Phalaropus lobatus es una de las especies a las que se aplica el Acuerdo sobre la conservación de las aves acuáticas migratorias de África y Eurasia (AEWA).

En Gran Bretaña e Irlanda

El Phalaropus lobatus es una especie rara y localizada que se reproduce en Irlanda y Gran Bretaña, que se encuentra en el borde extremo de su área de distribución mundial. El lugar más fiable para ellos son las Islas Shetland, en particular el lago de Funzie en Fetlar, con algunas aves que se reproducen en otras partes de Escocia en las Hébridas Exteriores (por ejemplo, en Loch na Muilne, donde se ha establecido un “punto de vigilancia de falaropos”) y a veces en el continente escocés en el condado de Ross o en Sutherland.

Phalaropus lobatus

También se han criado en el oeste de Irlanda desde aproximadamente 1900, donde la población alcanzó un pico de alrededor de 50 parejas. Ha habido muy pocos registros de reproducción en Irlanda desde la década de 1970, pero la reproducción fue reportada en el Condado de Mayo en 2015, involucrando a un macho y tres hembras.

El seguimiento de un ave marcada de Fetlar reveló inesperadamente que invernaba con una población norteamericana en el Océano Pacífico tropical; tomó un viaje de ida y vuelta de 16.000 millas (26.000 km) a través del Atlántico a través de Islandia y Groenlandia, y luego hacia el sur por la costa oriental de América, a través del Caribe y México, antes de terminar frente a las costas de Ecuador y Perú.

Por esta razón, se sospecha que la población de las Shetland podría ser una rama de una población norteamericana en lugar de la población escandinava geográficamente más cercana que se cree que pasa el invierno en el Mar Arábigo.

Distribucion y habitat

La especie se reproduce alrededor del Ártico, en las partes más septentrionales de América del Norte, Groenlandia, Islandia, el norte de Europa y Asia, hasta su extremo noreste, y además más limitada en Gran Bretaña. Inverna en el vasto océano, hacia el sur de su región de reproducción.

En España

Aparece, con poca frecuencia, en algunos puntos del Mediterráneo (por ejemplo, en el delta del Ebro) entre entradas transitorias y, de forma mucho más verbosa, en las costas atlánticas o cantábricas.

Desplazamientos

Este Phalaropus lobatus es una criatura alada transitoria, que se desplaza hacia regiones específicas del Océano Atlántico a la altura de América del Sur -aunque también facilita su desplazamiento hacia el norte- o hacia las aguas septentrionales del Océano Índico, donde se concentra. Las regiones de invernada de las poblaciones del Atlántico norte no se conocen con precisión.

Phalaropus lobatus

Población

La población europea se evalúa en 85.000-222.000 reproducciones. En los años 1970-1990 sufrió una cierta disminución en algunos núcleos, pero por regla general se ha mantenido estable. En España se hace referencia a un par de criaturas aladas cada año.

Hábitat

El Phalaropus lobatus se reproduce tanto en la costa como en el interior, donde explota, sobre todo, las miserias húmedas con pequeños lagos, conductos y campos bajos. En invierno, en general, aparece en el vasto océano, a pesar de que se encuentra adicionalmente en las costas (entradas, costas, etc.) y en las aguas interiores. En la entrada transitoria por la Península se ha visto en minas de sal y estanques mareales frente a la playa.

Comportamiento

Esta especie es totalmente migratoria y viaja por tierra tanto en frentes anchos como estrechos, utilizando lagos favorecidos como puntos de parada en la ruta. Se reproduce desde finales de mayo hasta agosto en parejas solitarias, formando ocasionalmente colonias sueltas donde se restringe el hábitat adecuado. La especie sale de las zonas de reproducción entre finales de junio y principios de septiembre, migrando en bandadas gregarias e invernando en el mar en bandadas de 20-100 individuos. (Ver Articulo: Phoenicurus Phoenicurus)

Reproducción

Cuando todo está dicho, la casa está situada en zonas abiertas, protegida por una vegetación baja y a veces sobre una zarza de hierba. Se trata de una tristeza asegurada por hojas y tallos, donde la hembra suele poner cuatro huevos esporádicamente moteados a la sombra de las aceitunas. La eclosión dura entre 17 y 21 días y la realiza únicamente el macho, que además tiene la misión de criar los pollos durante los aproximadamente 20 días que se tarda en crear. La hembra puede aparearse con algunos chicos en medio de la temporada.

Conservación

Los peligros más importantes para la especie se identifican con la aniquilación y la pérdida de la naturaleza del entorno de cría, por el desperdicio de humedales o la contaminación. Es delegado “De Especial Interés” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Dejar Comentario