Halcón Berigora, de plumaje marrón y el más grande de su especie

El halcón berigora (Falco berigora), es un ave rapaz perteneciente al orden de aves falconiformes y a la familia Falconidae. Habita en la isla de Nueva Guinea y en amplias regiones de Australia, donde se le tiene como una las aves de rapiña de mayor presencia.

También se le conoce con los siguientes nombres: halcón marrón, halcón moteado, halcón rayado, halcón occidental o halcón pechiblanco. Su denominación específica, berigora, proviene del nombre que los pobladores originarios le asignaban a esa ave.

halcon berigora

Distribución y Hábitat del Halcón Berigora

El halcón berigora puede conseguirse a lo largo y ancho del subcontinente australiano (excepto en los bosques más densos), así como más al sur en la isla de Tasmania. Cuando migran se desplazan en dirección al norte por las islas del estrecho de Torres a Nueva Guinea y al archipiélago Bismarck (Long Island).

Mayormente vive en zonas despejadas con cubierta de hierba, pero desprovistas de bosques, como predios agrícolas, matorrales y sabanas con árboles bastante dispersos o elementos elevados para posarse, como postes de energía o un gran árbol muerto desde los cuales pueda divisar sus presas.

El plumaje claro es propio de las variedades de halcón berigora que pueblan las zonas del interior, al tanto que las aves que están esparcidas por todo el territorio tienden a exhibir un color más oscuro.

Algunas aves berigora exhiben conductas sedentarias, mientras que otras se ven forzadas a desplazarse dentro de su mismo territorio debido a las alteraciones climáticas. Ejemplo de ello son las migraciones desde el sur hasta el norte de Australia al iniciarse la temporada invernal. La mayor dispersión en las zonas de reproducción se presenta sobre todo entre los ejemplares jóvenes.

Los halcones berigora son, en general, de conducta solitaria o en pareja, aunque cuando van tras colonias de langostas u otros insectos, suelen reunirse en grupos de hasta 50 individuos.

halcon berigora

Características

Las alas de estas aves rapaces son más amplias y sus piernas más largas que las de otras variedades de halcones. Al volar, acostumbran mover lentamente sus alas cuyos bordes mantienen elevados. Su cola termina de forma redondeada.

Distintas tonalidades de marrón exhiben en su plumaje, el cual es más pálido en la zona inferior. El plumaje de su parte superior oscila desde un marrón claro a un marrón más oscuro, presentando formas intermedias muy variadas. El plumaje de la parte inferior es mayormente beige pálido o crema.

En el área céntrica de Australia es donde, generalmente se observan las aves berigora de plumaje más pálido, mientras que las de plumaje más oscuro suelen verse en el norte tropical.

El color presente en su cabeza es generalmente rojo-marrón, con estrechas “rayas-lágrima” negruzcas bajo sus ojos. La corona muestra un color claro y el mentón es blanquecino. El aspecto general de las alas es de un color marrón-rojo manchado, mientras que, al detallar las plumas, éstas son de color marrón oscuro.

Presenta un color marrón en sus ojos, con tonalidades de azul en todo el margen. El color de su pico va de un azul claro a un gris con negro. Mientras que el color de sus piernas y pies es azulado .

En ocasiones, los halcones berigora suelen ser confundidos con otras especies de aves debido al color de su plumaje:

  • Las variedades pálidas de este halcón son frecuentemente confundidas con el cernícalo Nankeen, no obstante, este último es de menor tamaño y su plumaje es de color marrón rojizo más intenso.
  • La variedad marrón oscuro de esta ave puede confundirse con los halcones negros, aunque éstos son de tamaño algo mayor, de aspecto más elegante, de piernas más largas y no presentan restricción en su cola.

halcon berigora

Una importante característica presente en todas las especies de rapaces y de la que carece el halcón berigora es la falta de un sistema de agarre en el pie para capturar y matar presas.

A su favor, cuenta con un potente pico en forma de gancho con “dientes tomiales” especializados, cuyas puntas ganchudas crean una muesca en serie con la que pueden cortar los huesos del cuello de la presa de un solo picotazo.

Los halcones berigora emiten un graznido potente y agudo (similar al de la gallina ponedora) y chillan durante su vuelo, pero al descansar regularmente no emiten sonido alguno.

Subespecies

Son tres las subespecies del halcón berigora que hasta ahora se han documentado:​

  • Falco berigora novaeguineae, habita en el este y centro de Nueva Guinea y zonas litorales del norte de Australia.
  • Falco berigora berigora, habita en Australia (salvo el sudoeste) y Tasmania.
  • Falco berigora occidentalis, habita en el sudoeste y centro oeste de Australia.

Tamaño

Los halcones berigora se caracterizan por tener un tamaño mediano, midiendo entre 45 y 50 cm (18 a 20 pulgadas) de largo (incluida la cola). Como es usual en los halcones, las hembras suelen tener un mayor tamaño que los machos.

Al ser la hembra más grande que el macho, su peso es, por lo tanto, también superior, llegando a pesar en promedio hasta 681 g, mientras que macho tiene un peso medio de 506 g.

También te puede interesar conocer sobre el Alcotán Turumti

Alimentación

Estas aves son depredadores generalistas y oportunistas que atrapan presas muy variadas y de vida silvestre distinta. Este comportamiento a la hora de buscar el alimento difiere notoriamente del demostrado por el resto de los halcones de Australia, cuya preferencia dietética es comparativamente mucho más reducida.

Aunque la adaptabilidad dietética de los halcones berigora es un factor que determina su amplia distribución, sus parejas individuales en ocasiones se enfocan en gran medida en ciertos tipos de presas, como conejos o reptiles. Ello puede deberse a que los individuos aprovechan más eficazmente los más mínimos cambios en cuanto a disponibilidad de presas que pueden ocurrir a nivel local.

La dieta de los halcones berigora consiste principalmente de pequeños pájaros (incluidos los pollos de granja), con frecuencia cazados a nivel del suelo, así como de diminutos roedores, lagartos y serpientes.

Igualmente tienen como presas a pequeños mamíferos (ratones, ratas, y cualquiera de tamaño similar a un conejo joven), reptiles, peces, insectos grandes, como orugas, saltamontes, grillos y escarabajos, e inclusive carroña.

Hábitos de Caza

Cuando se encuentran de cacería, suelen posarse en perchas, y se mantienen ocultos hasta que avistan una presa y se lanzan sobre ella. Otra práctica de caza frecuente es volar como flotando hasta divisar alguna presa, tras lo cual se arrojan en picada en su persecución.

Generalmente los insectos son atrapados a nivel del suelo, mientras que los enjambres de langostas los persiguen en vuelo hasta que los capturan y comen sin necesidad de dejar de volar. Cuando se alimentan de los polluelos de otras aves, suelen tomarlos, a menudo, directamente de sus nidos. Emplean el mismo método para robar las presas de otras aves rapaces.

Reproducción

El halcón berigora es un ave que acostumbra reproducirse una vez al año, no obstante, en las temporadas secas puede optar por no reproducirse en absoluto, o en condiciones óptimas puede producir una segunda nidada. El proceso de anidación, en su mayor parte, tiene lugar entre junio y noviembre en la parte sur de su área de distribución, mientras que en la parte norte se presenta de abril a junio.

Anidan a solas y generalmente hacen uso de grandes nidos que otras variedades de aves (regularmente otros rapaces o córvidos) elaboraron con palos y que posteriormente abandonaron. Dichos nidos han sido usualmente construidos en las horquillas de los árboles más altos y en posición vertical, o, en ocasiones, en cavidades de árboles huecos o estructuras hechas por el hombre.

Cuando construyen sus propios nidos, suelen regularmente colocarlos a alturas que van desde los 4 hasta los 30 metros (13,12 a 98,5 pies), y preferiblemente en árboles situados a lo largo de ríos y arroyos. La misma pareja de aves acostumbra reutilizar el mismo nido por varios años.

 

La nidada del halcón berigora suele promediar de 2 a 3 huevos (en ocasiones hasta 5). Los huevos son de forma ovalada y suelen presentar manchas rojas y marrones. Su tamaño oscila de 33 a 51 mm (1,3 a 2 pulgadas). El proceso de incubación dura aproximadamente 33 días, y el polluelo abandona el nido de 36 a 42 días tras la eclosión.

El cuidado de los huevos hasta la eclosión es compartido por ambos padres, al igual que la crianza de los polluelos. La hembra sigue estando a cargo de la mayor parte de ambas tareas, mientras que el macho es responsable de traer el alimento al nido tanto para la hembra como para las crías. A los polluelos se les suele alimentar con trozos de carne.

(Visited 68 times, 1 visits today)
Categorías Halcones

Deja un comentario