Todo acerca del Carbonero Garrapinos (Periparus Ater)

Existen aves que suelen ser comunes para nuestra vista pero no por ello dejarán de ser unos animales hermosos y dignos de admirar. En este caso hablaremos sobre el Carbonero Garrapinos un ave bastante común en Europa.

Carbonero Garrapinos

Características del Carbonero garrapinos

El carbonero garrapinos cuyo nombre científico es “Periparus ater”​ es un tipo de ave paseriforme (Ave cantora) de la familia Paridae la cual es autóctona de Europa, Asia y también puede ser encontrada en África. Se destaca por ser un ave sedentaria, esto quiere decir que  la mayor parte de sus poblaciones no migran.

Por otro lado, es el ave más pequeña de la familia Paridae, de hecho es hasta más pequeño que el gorrión. Los carboneros comunes poseen una  una mancha blanca en sus mejillas pero en el caso del carbonero garrapinos, este posee dicha macha en la parte de atrás de su cuello, además, el plumaje destaca por ser grisáceo y sus patas suelen tener una coloración un tanto azulada.

Son aves que prefieren vivir en los bosques de coníferas aunque también pueden ser encontrados en los bosques de caducifolio. Se suelen alimentar básicamente de orugas y de insectos, comen también larvas y semillas.  No es fácil diferenciar entre el macho y la hembra de la especie ya que su dimorfismo sexual no está del todo marcado.

La época reproductiva del carbonero garrapinos inicia en Abril y acaba en Junio, los nidos de estas aves suelen estar compuestos de ramas, hojas secas y musgo, es común ver nidos de esta especie de ave en árboles, salientes de muros y en cajas que las personas convierten en nido  para así ayudar a la proliferación de estas aves. La hembra de la especie suele poner ocho huevos mientras que el macho se dedica a la búsqueda del alimento.

Carbonero Garrapinos

El vuelo del carbonero garrapinos se caracteriza por ser fuerte y bastante acrobático, esto se debe a que gracias a su pequeño tamaño le permite revolotear entre la maleza con mucha facilidad. Esta ave suele posarse en el suelo y en charcos de agua para buscar pequeños insectos para su alimentación. Por otro lado, esta ave vive posándose de rama en rama, sin llegar a elevarse muchos metros de distancia del suelo.

Una de las características más llamativas de esta ave es que suele ser sedentario, esto quiere decir que no tienden a emigrar y se les suele ver en el mismo lugar con mucha frecuencia. De hecho, es una de las aves paseriformes más comunes de la sierra Europea y puede ser vista s en diferentes tipos de habitad. Suelen ser individuos solitarios pero es común veros en pequeños grupos ya que se protegen de los depredadores a la hora de buscar su alimento.

Canto del Carbonero garrapinos

Su canto se caracteriza por ser variado, emitiendo de esta forma sonidos diferentes, por otro lado es bastante frecuente y se le puede ubicar entre los árboles gracias a su canto. En épocas no reproductivas es común ver pequeños grupos de Carbonero garrapinos saltando y revoloteando de rama en rama buscando comida o inclusive en lugares donde ellos se sientan seguros, siendo estos arbustos con espinas.

Este canto es bastante sencillo y repetitivo, suele seguir frecuentemente este patrón “tit tuii, tit tuii, tit tuii…”. Aunque es importante mencionar que sus tonos suelen ser bastante variados, característica que comparte con los de su especie. Emiten notas cortas que con mucha frecuencia suelen continuarlas hasta hacer notas largas con estrofas rápidas.

Alimentación del Carbonero garrapinos

El Carbonero Garrapinos es una ave insectívora, esto quiere decir que se alimenta especialmente de insectos. Emplea más del 90% de su tiempo buscando alimento entre los árboles, es poco usual verlo buscando alimento en el suelo. Gracias a su pequeño tamaño se escabulle en las zonas más intrincadas de los bosques, siendo en estos lugares donde encontrara un refugio para no ser víctima de sus depredadores mientras se encuentra en la búsqueda de su alimento.

En un estudio que se realizo sobre la distribución del Carbonero garrapinos, se conoció que el tiempo que destina para su alimentación se distribuye en un 98% en los árboles conformándose este porcentaje en 5% en los troncos, 15% en las ramas gruesas, 23% en ramas finas y un 55% en el follaje; el 2% del tiempo restante fue fuera de los árboles. A pesar de que este porcentaje se establece fuera de los árboles, hacia uso de las copas de los mismos para localizar su alimento de forma efectiva.

Además, el Carbonero Garrapinos sigue una rutina respecto al uso de sus espacios y la amplitud del lugar donde reside. Esto se traduce en que realiza forraje a una menor altura y más cerca del tronco cerca de las horas del mediodía mientras que hacia el principio del día y hacia el final de la tarde su alcance se incrementa en referencia a la altura y a su cercanía del tronco donde viven.

Composición de la dieta

A pesar de ser aves insectívoras, la dieta del carbonero garrapinos es mixta y presenta variaciones que van en dependencia de la estación donde se encuentren. La alimentación es principalmente de pequeños invertebrados durante los meses de primavera y de verano. Cuando llega el otoño y el invierno, su alimentación pasa a depender de materia vegetal puesto que los insectos durante esta estación comienzan a escasear.

Carbonero Garrapinos

Por lo general el Carbonero garrapinos suele alimentarse de moscas, escarabajos, mariposas, arañas, pulgones, larvas, cigarras y hormigas. Estas presas suelen complementarse con la ingesta de material vegetal dentro de los cuales destacan piñones y en menor medida a bellotas y semillas.

Durante el invierno, los piñones son la base fundamental de alimentación, llegando incluso a constituir cerca del 60% de la ingesta diaria de alimentos, esto también se debe a que durante esta época es cuando los árboles producen mayor cantidad de piñones facilitándole la alimentación al Carbonero garrapinos. En lo que respecta a las semillas, estas contienen una gran concentración de lípidos, este macronutriente es esencial para el Carbonero garrapinos ya que le aporta una gran cantidad de calorías que serán necesarias para los meses del invierno.

A pesar de esto, la ingesta de proteínas derivada de los insectos es sumamente importante para el crecimiento y desarrollo de los pichones para que puedan llegar a la edad adulta de forma saludable. La alimentación de estos pichones suele estar a cargo de ambos padres, los insectos que consumen con mayor frecuencia son arañas, pulgones y orugas, siendo estos los insectos que cazan con mayor frecuencia los padres.

Reproducción

El carbonero garrapinos se empareja durante los meses de invierno, especialmente en los meses de enero y febrero. El proceso de reproducción inicia a las semanas de que se emparejen y pueden llegar a tener crías dos veces por año. La hembra de la especie pone e incuba entre de 5 y 10 huevos aunque a veces puede llegar a 12 huevos, estos son de color claro con manchas rojizas.

Durante el proceso de incubación es el macho que se encarga de alimentar a la madre durante unos 14 a 18 días que es el tiempo que dura la incubación. Luego de nacidos los pichones abandonan su nido entre los días 16 a 20 de nacidos y se independizan dos semanas luego.

Estas aves suelen instalar sus nidos en huecos naturales o artificiales, esto quiere decir que son instalados bien sea en troncos, bajo raíces en con cierta inclinación o en agujeros de un muro. La hembra junto con el macho construyen un nido en forma de  taza el cual inicialmente esta compuesto de musgo que se mezcla con telas de araña las cuales son tapizadas con pelos de animal, plantas y plumas.

Otras curiosidades

Sin lugar a duda el Carbonero garrapinos es una ave bastante llamativa por sus hábitos y su alimentación, a pesar de ser un ave bastante frecuente a la vista, esta suele esconderse bastante bien entre los arbustos espinosos, a continuación conoceremos esta y otras curiosidades más del Carbonero garrapinos.

Hábitat

Esta ave vive principalmente en los pinos, pero se destaca por ser una especie cuyo hábitat está distribuido principalmente hacia los bosques de montañas. Es frecuente encontrar también al Carbonero garrapinos en bosques de roble melojo, haya, abedul y encina, inclusive puede ser visto en plantaciones de eucaliptos. Es usual que esta ave se instale cerca de los parques dentro de la ciudad, en áreas que contengan arbustos espinosos.

Conservación

Muy diferente a lo que ha ocurrido con otras especies, el Carbonero garrapinos se ha visto muy favorecido por la extensión artificial del pinos en algunos países de Europa. Esto le ha permitido prosperar sin problemas en las extensas repoblaciones que han ido inundando los paisajes.  En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas esta ave es catalogada como “De interés especial”.

Características del nido

El nido del Carbonero garrapinos se compone principalmente de musgo el cual es mezclado con  paja o hierba seca. Esta paja o hierve seca es usada como un forro que se combina con  pelo, lana y/o algunas plumas. La cantidad y proporción de estos materiales va a depender del hábitat en donde se desarrollen estas aves. Por otro lado, se ha encontrado nidos hechos casi en su totalidad por helechos y también algunas veces se ha visto que pueden hacer sus nidos con  lirones caretos.

En este artículo pudimos conocer acerca del Carbonero garrapinos, una ave pequeña bastante común en Europa, Asia e incluso en África. Destacan por su canto corto y sumamente melodioso así como también alimentarse de insectos sin dejar de lado los piñones y las semillas, suelen ser aves solitarias aunque es usual verlas haciéndose compañía. Podremos apreciar estas aves en los bosques montañosos o en parques urbanos que contengan arbustos. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 54 times, 1 visits today)
Categorías Pajaros

Deja un comentario