Ceibo, todo del árbol nacional de Argentina y Uruguay

Conoce el ceibo, un árbol local de América del Sur, donde se encuentra en el noreste y centro-este de Argentina, este de Bolivia, sur de Brasil, bastante Paraguay y prácticamente la totalidad de Uruguay.

ceibo

Características del Ceibo

El ceibo es un árbol de tamaño mediano, con una medida de tallo que puede superar el metro, y estatura en algún lugar en el rango de 5 y 10 m, llegando raras veces a los 20 m. Su raíz es rotatoria, con vínculos creados por microbios nitrificantes que viven en interacción ventajosa, favoreciendo la asimilación del nitrógeno que fijan y del que toman las sustancias naturales que produce.

El tallo del ceibo es duro y espinoso, con ramas con cardos que estructuran una capa sin forma caracterizada y se transmiten con posterioridad a la floración. Las flores, organizadas en inflorescencias agrupadas, son pentaméricas, acabadas y de equilibrio recíproco. Tu sombreado es rojo. Las plantas se desarrollan de octubre a abril.

El recipiente es gamosépalo, parecido a un pequeño dedal rojo. Enmarca un perianto con la corola donde los sépalos y pétalos son comparables en sombreado, sin embargo, se ajustan como un violín único. Su borde se describe por el sombreado de color tierra que le da un aspecto marchito.

La corola

La corola, como la de Phaseolus vulgaris, es amarillenta, pero contrasta con ella en que el patrón, que es el pétalo más grande, está organizado en la parte inferior. Los pétalos llamados alas son minúsculos y, a todos los efectos, están cubiertos dentro del cáliz. Los otros dos pétalos en algunos casos están soldados de forma incompleta y estructuran la caída o el marco, llenando como seguridad para los órganos conceptuales.

El androceo se compone de 10 estambres, uno libre y nueve unidos por sus fibras (androceo gamostémono). El gineceo, unicarpelato, se encuentra soldado entre los estambres, similar a una cuchilla en su vaina. El producto orgánico es una verdura monocárpica, seca, de hasta 20 cm de largo, de color terroso mate en la tonalidad.

Las semillas, redondas y huecas como un violín, se diseñan con gran espacio dentro de la unidad. Su tono es de color tierra. El incipiente organismo que contienen tiene cotiledones hipogeos, que al crecer quedan debajo del suelo.

Hojas 

Tiene ramas en ángulo que se secan en la punta durante el invierno, y su corteza es desagradable y tenue. Las hojas son caducas o difíciles de alcanzar en atmósferas cálidas. Las llamativas flores rojas aparecen a mediados de año y atraen a incontables bichos y colibríes.

 

 

ceibo

Flores 

El Ceibo, es la Flor Nacional de la República Argentina.  Sus flores son rojas, rojo carmín. Se desarrolla en las orillas del Paraná y el Río de La Plata, sin embargo, muy bien se puede encontrar en zonas cercanas a cursos de agua, lagos y territorios húmedos en todo el país.

Frutos 

El ceibo es un producto natural como vegetal, y su madera es permeable y ligera, por lo que se utiliza básicamente para realizar tallados y molduras al igual que para la elaboración de pulpas celulósicas.

Semillas 

Normalmente se produce a partir de semillas o esquejes de consistencia semi leñosa. Si tienes semillas, las pones a remojar entre 1 y 2 días y las desarrollas en un sustrato pegajoso, sin sol y en el interior, con una temperatura normal en el rango de 20 y 24 ºC. . La siembra se realiza normalmente en primavera.

¿Dónde crece el Ceibo?

A pesar de ser el florecimiento público de Argentina y Uruguay, el árbol ceibo es local de América del Sur es ideal como decoración en entornos metropolitanos. También se llama Seibo, Coral Tree, Coral Flower y Pico de gallo, debido a sus llamativas flores moldeadas de color rojo oscuro.

Su capricho y tamaño mediano, a pesar de no tener raíces peligrosas, lo convirtieron en el individuo divinamente elegido para dar sombra y sombreado a las pasarelas, paradas y plazas de diversas áreas urbanas. El ceibo es un arbolito de 4 a 5 metros de altura, a pesar de que puede llegar a los 10 en su edad adulta.

Es ideal para viveros gigantes o un amplio lugar independiente, listo para pequeñas reuniones, ya que llama la atención por su ingeniería y floración. Tiene un lugar con las familias de hortalizas. Su nombre lógico es Erythrina Cristagalli (Ery – tro = rojo, crista galli = cresta de gallo).

Es un árbol cuyo tronco se ramifica a pocos metros del inicio. Hay algunas que se ramifican desde la base, por esta situación se asemejan a arbustos. La copa del árbol no es muy gruesa. Durante los meses fríos del año, el ceibo se queda sin hojas y ramas, surgiendo luego en primavera son verdes con hojas y flores.

Brota en primavera y sus flores se llevan al mundo agrupadas en las verdes ramas. Estas tertulias generalmente se encuentran en los cierres de las ramas juveniles formando “racimos” que llaman la atención por su tono rojo carmín. El capullo está cubierto por pétalos de felpa.

ceibo

Crecimiento rápido

Es una planta de rápido desarrollo, pero con poca vida útil debido a la idea de su delicada madera. Imita precipitadamente por semilla, sin embargo, para que esto suceda, debe estar cerca de arroyos o arroyos. Adicionalmente por fragmentos y capas que conviene hacer idealmente en invierno.

Se planta a finales del invierno, la apertura debe ser profunda y amplia, poniendo compost. Apoya lugares extremadamente húmedos y pisos abrumados. Deben plantarse a pleno sol o en semisombra. Demanda algún sistema de agua, no en exceso, a fines de la primavera, teniendo en cuenta que la suciedad retiene constantemente algo de humedad.

Otro componente ideal de este pequeño árbol es su asombrosa protección contra condiciones escandalosas. En caso de que sufran helados, consumen las ramas nuevas y las hojas caen. En las plantas pequeñas se desvanecen todas las partes elevadas. Sin embargo, la raíz queda asegurada por la suciedad y en primavera vuelve a crecer.

El fuego también aniquila la pieza voladora del ceibo y al mismo tiempo se desarrolla una vez más. Sus cimientos subyacentes son profundamente impermeables tanto al hielo como al fuego. Admite bien la profunda poda, fijación y desfiguración.

Cultivo del Ceibo

Hoy hablaremos del desarrollo del ceibo, un árbol increíble, visual e ideal para plantarlo en una apertura que hemos realizado en nuestro vivero. Te revelamos los requisitos fundamentales para “apoyarlo” de manera efectiva y conseguirle un árbol alto. Investigue lo que necesita y dé el paso.

El ceibo (Erythrina crista-galli), también llamado árbol de coral, flor de coral o pico de gallo, por el estado de sus productos orgánicos, tiene un lugar con la familia vegetal. Es un árbol de tamaño mediano, ya que normalmente llegará a medir 4 o 5 metros de estatura. Sea como fuere, algunos ejemplares han llegado a los 10-15 metros de altura.

Tiene causa sudamericana. Las principales especies de ceibo se encontraron en las regiones de Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina. Debido al destacado estado de sus flores y su tono rojizo, añaden un diseño de escena ideal a su vivero, ideal para diseñarlo en una región aislada o también para parques y jardines, por ejemplo, arreglos metropolitanos.

Normalmente el ceibo florece desde la primavera hasta finales del verano, si las condiciones climáticas son aceptables. Siempre que hayamos conocido alguna información no agronómica sobre el ceibo, procederemos a las propuestas de siembra del mismo, en el caso de que ahora se le insta a desarrollarlo.

Riego

Como hemos examinado anteriormente, el árbol de coral requiere un manantial constante de humedad. El riego ordinario servirá, pero nunca exorbitante (recuerde no inundar la tierra, ya que será desfavorable para el aliento de sus cimientos).

Controle la porción del sistema de agua de modo que en invierno necesite aplicar menos agua y en días más discretos y en verano necesite incrementar tanto la recurrencia del sistema de agua como la suma. Implica evaluar de forma intermitente el estado de la tierra. En invierno, por ejemplo, los peligros a aplicar, por estar en parada vegetativa, serán bajos.

Poda

En el momento en que llega el invierno y caen las hojas del ceibo, puede continuar completando una poda de limpieza. Consiste en prescindir de las ramas que se cruzan, dañaron ramas o darle al árbol la mejor forma posible.

Por lo general, el ceibo se produce a partir de semillas o esquejes de consistencia semileñosa. En el caso de que tengas semillas, las pones a remojar entre 1 y 2 días y las desarrollas en sustrato empapado, sin sol y en el interior, con una temperatura normal en algún lugar entre 20 y 24 ºC. La siembra generalmente se realiza en primavera.

Si necesita otro método para duplicar el ceibo, también puede hacerlo a través de esquejes semi leñosos (estacas), recolectados de la poda. Para ello, necesitará establecer hormonas, un sustrato decente y calor para crear las raíces.

Plagas

El árbol de coral es delicado ante la presencia de ciertas molestias, por ejemplo, pulgones, cochinillas (se adhieren al compartimento de almacenamiento y a las ramas) e insectos arácnidos. Con respecto a las enfermedades, también puede aparecer una parte del tipo parasitario.

Habitad

El ceibo se encuentra en llanuras bajas aluviales y a lo largo de los cursos de agua del Chaco y la Región Oriental. No ocupa bosques altos o lugares secos sin inundaciones. Aguanta bastante bien los suelos sumergidos en agua.

Las semillas del ceibo son movidas por el agua, brotando en lugares, por ejemplo, bancos de arena, donde ayudan a equilibrar la tierra y estructurar nuevas islas. Es muy regular en el predelta y delta del río Paraná.

Clima 

El ambiente ideal para el mejoramiento del ceibo es el promedio de las regiones donde se inició esta hortaliza. En general, se adaptarán a atmósferas bochornosas, tranquilas y calurosas. Por eso es impotente ante las atmósferas frías y el hielo lo influye, sobre todo cuando está recién plantado o cuando aún es joven.

En este caso específico el ceibo, dependiendo del período, mientras más frío este la atmósfera, mejor su desarrollo en el territorio donde este, debe protegerlo del virus. Independientemente de si lo planta al sol o semisombra, no hará ninguna diferencia.

Sienta que cuando llegue a la altura del ejemplo adulto, pocas cosas tendrán la opción de crear ocultación, así que no considere esta variable al plantarlo. Dado que el ceibo se refiere a las transferencias y es muy abierto a estos intercambios, tiende a desarrollarse durante los primeros años en bastante tiempo con gran sustrato.

Cuando es de estatura aceptable (y es menos vulnerable al frío) reubicarlo a perpetuidad. Recuerda desarrollarlo en territorios alejados de tu hogar, ya que sus cimientos subyacentes se ensanchan en cantidad considerable buscando la humedad.

Suelo 

El ceibo hace muy bien suelos con increíble límite de mantenimiento de humedad, profundo y con gran filtración. En cuanto a los requisitos previos nutritivos, es decir, el límite de emisión natural de la suciedad, necesita necesidades saludables moderadas.

Verifique tener una porción recatada de fertilizante natural o excremento, dependiendo de lo que normalmente usa para compostar sus plantas en el vivero. En cuanto al pH, en general será imparcial, con algunas posibles desviaciones corrosivas y solubles de su suciedad en caso de que necesite desarrollar el ceibo.

Toxicidad del Ceibo

El ceibo es nuestra flor pública y me quedé aturdido (un objeto de colección) Cuando pasé por encima de las notas que lo asocian como excepcionalmente dañino. Hay algunos tipos de ceibos (variedad Erythrina) y el nuestro en realidad se llama Erythrina crista-galli (ya que sus flores parecen el pico de un pollo).

Se planta progresivamente en el distrito entre los arroyos Colorado y Negro, tanto en viveros como en la ciudad. No es en absoluto inocuo sobre la base de que en la totalidad de sus partes contiene alcaloides explícitos del tipo Erythrina, por ejemplo, erysodine y erysovine.

Cuenta la leyenda que nuestros nativos guaraníes lo utilizaron para crear una toxina destructiva para retribuir un ataque genuino. Los envenenamientos tendrían similitud con los del curare, sin embargo, esto es abordado por diferentes creadores.

A diferencia del curare, se utilizaba en las piedras cortantes por los nativos de centro américa, las manifestaciones pueden manifestarse simplemente por la ingestión de las semillas y, como lo indican ciertos creadores, puede causar efectos secundarios de pérdida de movimiento solo si hay heridas en la boca o el comienzo de úlceras de estómago.

Bien puede ser mortal en casos intensos y supongo que un guiso de semillas sería fundamental, pero no lo intentes. Las indicaciones son un fuerte aumento del pulso, aturdimiento, enrojecimiento de la piel, aumento del nivel de calor interno, agravamiento de la conciencia y discursos desconectados.

Un lugar

El vivero es donde la familia descubre la armonía y la seguridad y eso es lo que queremos decir cuando lo planeamos intelectualmente y luego sembramos cuando el tiempo y el bolsillo lo permiten. Como la gran mayoría de los “wild about plants” tenemos la fiebre de “juntar”, con bastante frecuencia hacemos una mezcolanza horrible.

Combinación inusual y desconcertante y en algunos casos absurda, como indica la Real Academia Española; como diría el criollo “de cada pueblo un pariente”. En este turno, normalmente desaprovechamos la idea del área para la que cada planta es ventajosa, pero no solo eso generalmente no sabemos sin lugar a dudas lo que tenemos o si no es posible que sea peligroso.

Especialmente para los más pequeños de la familia o nuestras mascotas. Es por eso que esta nota y la del próximo domingo estarán dedicadas a aquellas plantas que contienen un peligro específico, no para asustarlo, sino para ser amonestado. Como de costumbre, todas las preguntas que tenga se pueden enviar para su examen y reacción.

Ricino

La paranoia estadounidense impulsó la destitución del Senado de ese país por haber descubierto sobres que contenían ricina, una de las toxinas más peligrosas que existen. De hecho, este elemento se elimina de la semilla de ricino honesto, también llamado “ricino” (Ricinus communis).

El aceite (esa podredumbre junto al bacalao que nos hicieron beber de pequeños) es básicamente inocuo, ya que la ricina se retiene en las acumulaciones de la prensa y el consiguiente calentamiento del aceite la desactiva.

No obstante, se hace referencia a que en los administradores de esta industria que no se lavaron las manos adecuadamente antes de comer o fumar, ha habido casos de daño. Los impactos dependen del nivel de mordedura de los granos, que son de apariencia y sabor aceptables, ya que tragar los granos no causaría daño.

Pero en contacto con los ojos puede causar conjuntivitis necrosante. El arbusto puede dar respuestas sólidas desfavorablemente susceptibles al tacto, que se manifiestan por urticaria e hinchazón.

El impacto venenoso de la ricina acababa de llamar la atención de la fuerza armada británica, que la había evaluado como un arma sintética, pero todas las existencias fueron destruidas. No obstante, se dice que en la época de la cosecha (boreal) de 1978 se utilizó para completar un salvaje asalto a un paria búlgaro en Londres.

Pueden pasar de un par de horas a dos días antes de que aparezcan los indicios de daño, que es cuando ocurren problemas gástricos genuinos con diarrea y diarrea, cólicos, calambres, corridas muy suaves, anuria, taquicardia y midriasis. El fallecimiento es consecuencia de asfixia e insuficiencia cardíaca.

¿Para qué sirve?

También hay una variedad de ceibo blanco, inicialmente descubierto en estado salvaje en el este de Uruguay. Destaca por sus flores sorprendentemente blancas-frías, que se presentan de manera diferente en relación a las habitualmente rojas del genotipo de la especie, el “ceibo regular” o “ceibo plateado”.

El ceibo fue descubierto por el hombre en 1961, un botánico y horticultor uruguayo Atilio Lombardo, hay cualidades en el ceibo blanco que lo hacen destacar entre la vegetación autóctona de esta nación, encontrándose este cultivar en estado silvestre solo en la región uruguaya.

Se utiliza para la creación de pulpas celulósicas, siendo profundamente refrescante como planta elegante por su llamativa floración. A pesar de su utilización en el acabado y cultivo, su madera, que es delicada y ligera.

Ha sido utilizada para elaborar pontones, ruedas, artefactos poderosos y es el material con el que se produce el protector de cabeza de los tambores legüeros más refrescantes, mientras que las flores utilizadas obtener un color rojo utilizado para colorear texturas.

Uso medicinal

En la medicación convencional, varias partes de la planta de ceibo se utilizan como mitigadores, analgésicos, reparadores y opiáceos. La decocción de las hojas, por ejemplo, se deposita como narcótico, ya que contiene el alcaloide eritrina, con propiedades opiáceas y narcóticas.

Lo ideal es preparar duchas de vapor y usarlas directamente en la región influenciada. Lo mejor de esta verdura se encuentra generalmente en la corteza, que se utiliza como un calmante para el dolor de las articulaciones, que funciona admirablemente para las condiciones, por ejemplo, rigidez o inflamación de las articulaciones.

Para hematomas y heridas, puede preparar una decocción con la corteza y aplicarla de forma remota para reparar, en cualquier caso, como una ducha de asiento para combatir las hemorroides. La cocción de las hojas de ceibo se utiliza para el lavado y / o fomento, previene filtraciones de heridas y cortes.

Para uso en heridas interiores en la boca o dolores de garganta, teniendo la opción de enjuagar o hacer gárgaras con la preparación que se haga con la corteza, recordando continuamente que debe hacerse en porciones excepcionalmente pequeñas. También se utiliza para convulsiones, calambres, ansiedad, cólicos, neuralgias y otras enfermedades dolorosas.

La leyenda de Anahí

Se conoce la furia del clan Guayaqui, de la familia guaraní. Su pueblo era belicoso y apasionado guardián de sus territorios, de su hogar. Las batallas entre indios y españoles ofrecidas ascienden a una de las más deliciosas leyendas de los terrenos que bañan los cursos de agua de Paraná y Uruguay.

Había una señorita del clan Guayaquí, Anahí, que adoraba a su país y se aventuraba por todos los rincones del bosque conversando con las criaturas voladoras, con las flores, con las criaturas que las poblaban. Era conocida por la amabilidad de su voz, cantando continuamente las melodías de su raza.

De hecho, incluso el canal atronador parecía estar en silencio para escucharla. Un día, los héroes descendieron por ese canal, con sus armas y sus ponis. El clan Anahí eligió salvaguardar la tierra local, luchando durante bastante tiempo. Sin embargo, sus ocupantes fueron expulsados ​​de sus bosques, sus vías fluviales y sus territorios.

Anahí, a pesar de su infancia, luchó como la más intrépida. Su voz no, en este punto cantó, gritando venganza y guerra, empoderando a la gente del clan. Un día la hicieron prisionera. Llevada al campamento español, alrededor del atardecer descubrió cómo relajar sus ataduras y golpeando a un guardia, recogió el bosque nuevamente.

A causa del karma

Con tan poco karma que cayó bajo el control de sus captores una vez más. El oficial herido por Anahí falleció. Asociada a ser una bruja, con el argumento de que nadie podía admitir que con ese cuerpecito y con su niñez hubiera asesinado al oficial de un solo golpe, fue condenada a morder el polvo de la hoguera.

Pegada al palo de ejecución y encendiendo el fuego de los leños, las llamas comenzaron a consumirla. Anahí, en medio de las bengalas, más que gemir comenzó a cantar una melodía en la que se acercaba a su dios por su territorio, por su clan, por sus bosques y por sus cursos de agua.

Su voz alcanzó los cielos y al comienzo del día, el cuerpo de Anahí se había convertido en un vigoroso tronco de un árbol maravilloso del que colgaban grupos de flores rojas, rojas como las llamas que habían devorado su cuerpo y que se habían aparecido en el la totalidad de su magnificencia, como una imagen de fortaleza mental y fuerza incluso con el tormento.

Uso de su madera 

La madera del ceibo es delicada y ligera, se ha utilizado para fabricar pontones, ruedas, artilugios musculosos y es el material con el que se fabrica el tapón protector de los más refrescantes bidones legüeros. Un color rojo que se utiliza para colorear las texturas que solían adquirirse de las flores.

Pulpa de celulosa 

El puré de celulosa o el puré de celulosa del ceibo es el material a base de madera más utilizado para la fabricación de papel. Las áreas boscosas utilizadas para este objeto se conocen como maderas de puré, que son comúnmente maderas delicadas como tidy, pino, abeto y alerce, pero además maderas duras como eucalipto y abedul.

Concluimos este bello apartado sobre el árbol ceiba, con un destacado vídeo sobre sus características y rasgos. Además de invitarle a leer sobre el Parque Nacional Amboró, región con mayor diversidad. Otro apartado que hemos creado para su deleite.

(Visited 29 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario