Roble melojo, todo sobre el árbol originario de Europa

Europa es un continente con una amplia variedad de árboles y plantas, esta variedad ha permitido crear paisajes hermosos característicos de este continente. Uno de los árboles más comunes es el Roble melojo del cual hablaremos a lo largo de este artículo.

Roble melojo

Características del Roble melojo

El Roble Melojo o bien conocido por su nombre científico como “Quercus pirenaica” es un Árbol que pertenece al género de los robles y de las encinas. Se caracteriza por ser un árbol un más rústico que sus otros parientes. Este tipo de árbol se extiende por casi toda la península ibérica a excepción de la franja norte. Es importante destacar que es uno de los pocos árboles que está protegido por la  ley en Andalucía.

Este árbol tiene una gran cantidad de nombres, en España también le conocen como rebollo o incluso lo llaman simplemente como melojo, esta palabra proviene del latín “malum folium” que significa “mala hoja”.  En otras partes de España se le conoce como roble negro, en Asturias como cerquiño y en el país Vasco le conocen como ametza.

Hojas

Sus hojas tienen la característica de ser caducas, es decir que en una cierta época del año estos árboles pierden sus hojas. A pesar de ello, es importante decir que estas hojas se resisten a caer gran parte del invierno. Son unas hojas aterciopeladas que poseen pelillos los cuales tienen como finalidad retener la humedad y soportar mejor las épocas de sequía. Luego de que las hojas del Roble Melojo caen y salen las nuevas, estas son de color rojizo.

Frutos

Al igual que el resto de las especies del género, los frutos del Roble melojo son las  bellotas. Se pueden distinguir de las demás ya que estas son  gruesas, de pedúnculo corto y de hasta unos 3 o 4 centímetros de longitud.  Las bellotas que da el Roble melojo nacen solas o bien se pueden encontrar en grupos de dos o tres y suelen estar maduras para octubre o noviembre.  La pulpa de estas bellotas es amarga, por lo general se usa para alimentar el ganado.

Flores

Las flores masculinas y femeninas del roble melojo nacen todas en los meses de abril, mayo y junio. Podemos distinguir a las flores masculinas ya que estas son amarillentas y pequeñas, además de que están agrupadas en espinillas colgantes. Por su parte, las flores femeninas son solitarias o se agrupan en pequeños grupos de tres o cuatro ejemplares.

¿Dónde crece el Roble melojo?

El Roble Melojo es una especie de exposición soleada o de media luz, por lo general se instala en terrenos de variada naturaleza. Es común ver a este árbol en el entorno del mediterráneo occidental. Su extensión hacia el norte llega a las zonas occidentales de Francia, mientras que su extensión hacia el sur  solo se ha podido localizar en el norte de Marruecos.

Por su parte, en la península ibérica el roble melojo es un árbol bastante frecuente sobre todo en aquellas regiones montañosas del centro y noroccidente. Este tipo de árbol se encuentra principalmente en las faldas de las montañas silíceas, entre los 400 y los 1.600 metros de altitud.

Roble Melojo

El Roble melojo se adapta mejor a un clima más continental con inviernos más fríos, siendo más resistente que los otros robles. La mayor parte de las zonas donde se distribuye este árbol se suelen dar precipitaciones que van desde los 650 a los 1.200 mm por año. En lo que respecta a su periodo vegetativo, este  coincide con la falta de lluvias en el verano.

Habitad

El hábitat del roble melojo es bastante reducido puesto que abarca parte del territorio de Francia, toda la Península Ibérica y el norte de Marruecos. En lo que respecta a España, este árbol  se extiende  desde Galicia y el sur de la Cordillera Cantábrica por toda la cordillera central alcanzando  parajes de una altitud de entre 400 y 2.000 metros sobre el nivel del mar.

La presencia del Roble melojo en Madrid es sumamente frecuente sobre todo en zonas de altitud media de la sierra. Las zonas más destacadas donde encontraremos a este árbol son en el  valle del Lozoya, Cercedilla y Manzanares el Real.

Clima

El cima donde se desarrolla mejor el roble melojo es en el clima de bosque de montaña. Por otro lado, se adapta a altitudes que van desde los 400 y los 2.000 metros sobre el nivel del mar. Este tipo de árbol prefiere de media luz que zonas donde llegue el sol directamente a él.

Roble Melojo

Suelo

En lo que respecta a los suelos, el roble melojo tiene preferencia por los suelos silíceos los cuales podemos encontrar en la Sierra Nevada en España. También se ha visto que este árbol se desarrolla en los suelos calcáreos. Es importante destacar que este árbol  se caracteriza por ser un excelente creador de suelos, esto quiere decir que es capaz de mover y bombear una gran de sales del suelo y por esta razón es un buen estabilizador y fijador de suelos.

Cultivo del Roble melojo

El Roble Melojo es una especie bastante rústica y forestal muchas veces es cultivada de forma ornamental.  Debido a que este es un árbol de raíces superficiales, no se adapta bien a los trasplantes. Este no es un árbol que se caracterice por tener una vida muy larga.

¿Para qué sirve este árbol?

Durante las buenas estaciones, las características dendrométricas o bien las dimensiones de este roble son muy similares a las de otros robles, pero es frecuente que por falta de tratamientos adecuados,  el roble melojo presente una madera deformable y de peor calidad que otros robles.

A pesar de que su madera no sea de una excelente calidad, es útil para la producción de mangos de herramientas, vigas de ferrocarril, vigas de edificaciones rurales, para postes de teléfono e incluso para la elaboración de puertas o marcos de ventanas. Se sabe que la madera de este roble es muy resistente a la descomposición por lo cual se emplea para la creación de muebles, embarcaciones y también de barriles.

Debido a su facilidad de retoñar de raíz, es un árbol muy adecuado para su explotación para suministrar leña y carbón de muy buena calidad. También, al igual que los  otros árboles de su género, la corteza de roble melojo posee una gran cantidad de taninos, es por ello que se emplea en el curtido de pieles.

Por su parte, los frutos del roble melojo sirven para alimentar al ganado sobre todo en los meses de otoño e invierno. También se pueden usar los brotes de raíz no sólo para alimentar el ganado sino también ayudan a despejar el terreno y mantenerlo adehesado con excelentes pastizales. No podemos dejar de mencionar que el Roble melojo cuenta con un alto poder calorífico, es decir que es de fácil combustión, por lo que es usual se emplee como combustible bien sea en forma de leña o bien como carbón.

En este artículo pudimos conocer sobre el Roble melojo el cual es un tipo de roble bastante común en la Península Ibérica, Francia y también en el norte de Marruecos. Se caracteriza por ser un árbol de climas montañosos y de suelos ricos en sales, de madera bastante resistente pero no es útil para trabajar en la carpintería, sus frutas suelen ser más aprovechables para alimentar el ganado en los meses de otoño e invierno y no podemos dejar de lado que es un árbol que otorga frondosidad a los bosques donde se encuentre. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 4 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario