Manzanilla de la muerte, venenoso y mortal para humanos

El manzanilla de la muerte, debe su nombre al grado tan elevado de toxicidad de esta especie vegetal, tanto su aroma como el aspecto de su fruta, es un señuelo para verse como una especie tentadora, sin embargo, el solo hecho de acercarse ya puede catalogarse como de mortal, esta situación cataloga a esta planta como dañina para la salud del ser humano. A continuación, te invitamos a conocer un poco más de este extraño árbol, al cual hay que tenerle mucho cuidado.

MANZANILLA DE LA MUERTE

Características del Manzanilla de la muerte

El árbol de manzanilla de la muerte, cuyo nombre científico es Hippomane mancinella, es una especie de la familia de las euforbiáceas,  las cuales se caracterizan por contener látex una resina gomosa,  que está considerada altamente tóxica y sus componentes químicos pueden resultar mortal para los humanos.

El manzanilla de la muerte, es un árbol de buena apariencia y un rico aroma, alcanza unos 20 metros de altura, si crece horizontalmente recto, su tronco y ramas están recubiertos por una gruesa corteza gris, la parte superior del árbol es amplia y en forma de globo. Los árboles de manzanilla de la muerte, que se desarrollan en las cercanías de las líneas costeras, frecuentemente se desploman a causa de su gran peso y los fuertes vientos, ya que los suelos arenosos no tienen la capacidad de soportarlos, en estos casos el árbol se adapta, se desarrolla,  toma una forma casi rastrera y  se despliega de manera torcida. A continuación, vamos a presentarles otras características de éste peculiar árbol:

Hojas

Las hojas del  manzanilla de la muerte, son simples, su forma es elíptica, con destacados nervaduras o nervios prominentes de coloración amarilla, el pecíolo es de  aproximadamente 7 centímetro, este es el palito que se une con el tallo, la textura es resistente pero flexible se les denomina coráceas,  ya que se asemejan a la textura del cuero.

Este tipo de hojas coráceas, le permiten a árbol realizar la evapotranspiración, por lo que el manzanilla de la muerte puede permanecer largos periodos sin agua. Sus hojas suelen durar aproximadamente un año, sin embargo, en la época de sequía pierde gran parte de sus hojas ubicadas en la  parte  superior de la copa el árbol.

MANZANILLA DE LA MUERTE

Flores

Las flores del  manzanilla de la muerte, nacen en forma de pequeñas espigas delgadas de color verde amarillenta, se caracterizan por poseer flores femeninas y masculinas, las femeninas se destacan porque miden 3 centímetros de diámetro, todas aquellas que tengan un tamaño igual o superior son femeninas, las mismas presentan un ovario tuberoso y un estigma que es la parte superior del pistilo de forma estrellada, el polen de esta flor tiene alto grado de propiedades alérgenos,  los cuales producen sarpullidos, fiebre, entre otros trastornos. Esta flor despide un agradable pero mortal aroma.

Frutos

El fruto del  manzanilla de la muerte, se le denomina pomo, esta fruta contiene componentes muy tóxicos para el ser humano, sus dimensiones son de aproximadamente 4 centímetros de diámetro, su apariencia externa es parecida a la de una manzana pequeña de color verde, en su interior posee unas pequeñas semillas de color marrón.

¿Dónde crece el Manzanilla de la muerte?

El desarrollo del  manzanilla de la muerte, se ubica en la región mesoamericana, que son los territorios que comprenden el sureste de México, Guatemala, Belice y Honduras, el sur de los Estados Unidos y algunas islas del mar Caribe pertenecientes a los países de: Panamá, Colombia y Venezuela, en algunas zonas costeras de Chile y Argentina se han detectado el árbol de  manzanilla de la muerte.

MANZANILLA DE LA MUERTE

Hábitat

El medio ambiente donde se suele ubicar el manzanilla de la muerte, es en las cercanías de las zonas costeras, en tierras arenosas, ya que las mismas le suministras los requerimientos nutricionales, sobre todo los relacionados con la salinidad, sin embargo, no se ubican en todas las zonas costeras a nivel mundial, las mismas se ubican mayoritariamente en las zonas costeras mesoamericanas.

Clima

La temperatura que requiere el árbol de  manzanilla de la muerte, para un óptimo desarrollo se encuentra entre los 24 °C y 28 °C, temperaturas mayores o menores a estos rangos,  hace que su crecimiento sea lento. Esta especie no es resistente al a las heladas en los rangos menores a -2 °C, pero puede resistir a inviernos templados, bajo estas circunstancias es importante que tenga contacto con la luz solar de manera directa.

Para que se pueda efectuar de manera favorable el proceso de la floración y  se requiere que los rayos del sol le peguen directamente al árbol, no admite ningún tipo de sombriamientos, ya que esta condición inhabilita el proceso, ya que sus ramas crecerán pequeñas y débiles, incidiendo incluso en la vida del árbol.

Suelo

La especie del manzanilla de la muerte, requiere de unas condiciones de suelo especiales para poder desarrollarse adecuadamente, por lo que éstos deben ser 100% arenosos cuya granulometría se sitúa por lo menos el medio milímetro, la profundidad del suelo se ubique por lo menos en los 2 metros profundos, cuando más profundidad tenga el suelo más alto y más frondoso se desarrollará, debe poseer unas buenas condiciones de drenaje y una buena  concentración de  sal marina, aunque esta última condición no es totalmente necesaria; como es un árbol de zonas áridas, no requiere de un riego constante, es suficiente regarlo una vez por semana.

Toxinas del Manzanilla de la muerte

La toxina que posee del manzanilla de la muerte es el cianógeno, el cual proviene del cianuro, razón por lo que se cataloga como el árbol venenoso más peligroso a nivel mundial y tal situación se ha merecido un espacio en los registros de Récord Guinness. El cianógeno se ubica en las ramas, en las frutas y con mayor concentración en el tronco por los fluidos de la savia, el cual es liberado por las grietas que se ubican en toda su extensión, por lo que solo tocar a la planta ya provoca malestares importantes; este es un efecto de defensa natural para protegerse de los insectos, las plagas e inclusive de los humanos. La intoxicación por cianuro conlleva efectos mortales, tanto para los animales como para los humanos.

¿El Manzanilla de la muerte es peligroso para humanos?

El  árbol  de manzanilla de la muerte,  es extremadamente tóxica para los seres humanos, el contacto con la savia, produce de manera inmediata, una sensación de ardor en epidermis, seguido de una inflamación de los tejidos cutáneos que se puede presentar con ampollas o erupciones. Si el contacto es con los tejidos de la mucosa la situación es mucho más peligrosa ya que se puede inflamar la garganta y con esto se agravan los problemas respiratorios,  la irritación puede llegar hasta el tracto digestivo, este acido puede desintegrar los tejidos internos del sistema digestivo.

En el polen de la flor del manzanilla de la muerte,  también se ubican las toxinas del cianuro, por lo que respirar cerca de éste árbol también provoca irritación de la piel con sensación de quemaduras,  irritación en el sistema digestivo iniciando por la boca y la garganta provocando inflamación de la epiglotis,  por lo que se dificulta la respiración, igualmente se genera una irritación de los intestinos y problemas estomacales, provocando diarreas y vómitos. La quema de las hojas y de la madera también es altamente irritante para los seres humanos. Uno de los antídotos naturales es la ingesta de leche.

MANZANILLA DE LA MUERTE

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con el árbol de manzanilla de la muerte. Sí este artículo fue de tu agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés, a través de los siguientes enlaces:

 

(Visited 155 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario