El murciélago nariz de cerdo, de singular aspecto

El murciélago nariz de cerdo, dentro de la diversidad que encontramos en el mundo de las aves, destaca por sus peculiares características, que lo hace único en su tipo. Entérate en este post como es el comportamiento de este murciélago, su hábitat, su alimentación y su forma de reproducción. También conocerás cuáles son sus depredadores.

Murciélago nariz de cerdo

Características del murciélago nariz de cerdo

El murciélago nariz de cerdo es un ave de pequeñas dimensiones, razón por la cual a menudo se le suele llamar murciélago abejorro o moscardón porque el tamaño es similar al de este insecto. De hecho, es la especie más pequeña de todos los tipos de murciélagos que existen.

Es el único representante de la familia Craseonycteridae y su nombre científico es Craseonycteris thonglongyai. Es originario de las regiones asiáticos, en específico del sureste de Birmania y oeste de Tailandia.

Su cuerpo mide entre 29 y 33 milímetros de largo y su peso es de unos 2 gramos. Se recomienda la lectura Agateador común para ahondar en el tema de las aves pequeñas.

Asimismo, es uno de los mamíferos más pequeños del mundo y su especie está en peligro de extinción. Su apariencia resalta de manera especial por los atributos que posee. El principal y más notorio es que el murciélago nariz de cerdo, como su nombre lo indica, se le distingue por tener una nariz muy parecida a la de un cerdo, de tipo plano con fosas verticales.

Murciélago nariz de cerdo

Esta especie de murciélago presenta una anatomía muy rara, en comparación con la de los otros murciélagos. Tiene orejas muy grandes, lo que resulta desproporcionado para lo pequeño de su tamaño.

Poseen una diminuta cola que es imperceptible y que resulta a veces difícil distinguir. Es interesante conocer también el Avetorillo como ave de características peculiares y llamativas.

Tienen alas largas, lo que llama la atención pues parecieran complicadas de controlar al volar, sin embargo este murciélago las dominas con mucha pericia. Los expertos investigadores de este tipo de los murciélagos se han dado a la tarea de estudiar cómo es capaz de volar con tales dimensiones de su cuerpo.

Al respecto han encontrado que entre sus patas traseras cuenta con unas especies de cintas que las refuerzan y le permiten dominar el movimiento de su cuerpo al volar.

Murciélago nariz de cerdo

Otro aspecto que distingue a esta pequeña criatura es su color, puesto que es muy distinto al de la generalidad de esta especie. Se trata de un color muy singular entre rojizo y gris, en lugar del típico negro.

Este murciélago nariz de cerdo tiene patas con unas garras de gran fuerza y sus dedos son encorvados, lo cual le permite aferrarse con firmeza y sostenerse cuando está colgado con mucha facilidad al momento de descansar.

Asimismo, se ha encontrado que las patas tienen un mecanismo en su tendón que bloquea la extremidad por lo que puede mantenerse en esta postura colgado sin consumir energía  en absoluto.

Al igual que todos los murciélagos, posee el instinto de  la eco-localización cualidad que le permite navegar en su entorno sin tropezar con ningún objeto. Los expertos señalan que estas criaturas pueden crear en su mente una especie de mapa en cuanto a la disposición de los objetos que le rodean.

Alimentación del murciélago nariz de cerdo

Es una criatura que se mantiene cerca de los sitios donde hay agua, pues es allí donde proliferan los insectos que suele comer. Es un cazador nocturno que es el tiempo idóneo para salir en busca de sustento, el cual busca en un área cercana a su sitio de descanso.

Las moscas son principalmente su mayor fuente de sustento, que le proveen los elementos imprescindibles para su dieta. Asimismo, se alimentan de arañas de distintas clases que también le aportan muchos nutrientes.

Un dato curioso en cuanto a su alimentación es que se pueden comer cuando aún esté volando, pues tienen la capacidad de atrapar sus presas en pleno vuelo. También suelen comer árboles de bambú y teca sobre los cuales vuelan hasta las partes más altas donde está el follaje apropiado para su alimento.

Murciélago nariz de cerdo

¿Dónde viven el murciélago nariz de cerdo?

Este murciélago vive en zonas donde hay cuevas de cal, cerca de ríos, arroyos o estanques. Este tipo de hábitat abunda en la región de donde es oriundo en Tailandia y Birmania. Las mayores colonias se han observado en las áreas del Parque Nacional de Sai Yok Parque Nacional, provincia de Kanchanaburi, al oeste de Tailandia.

También se han encontrado aglomeraciones grandes recientemente en Myanmar. Le gusta este tipo de parajes, pues es asiduo a espacios húmedos y oscuros, siendo el único de la especie miembro de la familia Craseonycteridae con esta característica.

Deambula normalmente de noche por sus hábitos nocturnos, en los que realiza sus actividades cotidianas durante la noche y descansan en el día en su ambiente natural, como cuevas, agujeros en los árboles o entre ramas de arbustos y árboles. Para el descanso, se dirigen a lugares como una casa o edificio.

Comportamiento del murciélago nariz de cerdo

Por lo general, los murciélagos suelen vivir formando colonias muy grandes donde se aglomeran gran parte del tiempo. Sin embargo, para esta especie del murciélago nariz de cerdo no es lo usual, ya que en sus colonias se han encontrado menos de 100 miembros e, incluso, se han identificado sitios donde solo se reúnen apenas 10.

Asimismo, se distingue de la mayoría de los murciélagos que normalmente necesitan amontonarse cuando van a descansar, el murciélago nariz de cerdo prefiere reposar a cierta distancia de su similar, lo que los estudiosos han atribuido a que éste no requiere del calor del cuerpo de los otros para su pleno y efectivo descanso.

Esta especie en particular es de reciente descubrimiento, ya que fue apenas identificada en la década de los años 70, cuando fue descubierto, específicamente en 1973, por el biólogo tailandés, Kitti Thonglongya, motivo por el cual aún se desconocen muchas de sus características y muchas cosas que aún requieren ser precisadas.

Los investigadores han apuntado que se amerita de mayores estudios, pues consideran que puede haber otras áreas y otras condiciones en las que podría subsistir este murciélago, aspectos que deben ser precisados para ayudar a evitar su extinción.

Reproducción

El murciélago nariz de cerdo se aparea en época de invierno y luego, al llegar la primavera las hembras dan a luz una sola cría. Tiene un ritmo de reproducción relativamente lento, lo que, según los estudios hechos, resulta una serio problema para la permanencia en el futuro de la especie, tomando en consideración que son víctimas frecuentes de los depredadores.

Los expertos se han dado a la tarea de investigar a esa criatura en su edad madura para conocer más detalles sobre su ritual de apareamiento, de manera de encontrar algún método de que los incentive a aparearse y reproducirse más rápidamente estando en cautiverio, ya que resulta difícil hacer estos estudios en su entorno natural.

La forma de nacimiento de sus crías es vivípara, en la cual el embrión es desarrollado dentro del vientre materno, en un espacio apropiado para recibir el alimento y el oxígeno necesarios, en el cual se forma debidamente la cría hasta el momento del nacimiento.

Su tamaño al nacer es extraordinariamente pequeño y las crías recién salidas del vientre permanecen unidas a la cintura de la madre, incluso cuando están buscando alimento.

Cuando van creciendo, se comienzan a liberar y aventurarse por sí solas, hasta el momento en que se fortalecen sus alas.

Se estima que requieren varios meses para sus alas lleguen a ser lo suficientemente fuertes, de manera que los nuevos murciélagos puedan valerse por sí mismo para buscar su sustento.

Depredadores que lo acechan

En el ambiente natural de esta criatura existen varias especies depredadoras que constantemente lo atacan en virtud de su pequeño tamaño, por lo que el murciélago nariz de cerdo debe estar en constante vigilancia para evitarlos.

Algunos de estos depredadores comunes son gatos, arcillas, aves, serpientes, entre otros. Se ha hallado, incluso, que hay otros tipos de murciélagos que lo agreden.

En cuanto al ser humano, igualmente constituye un agente depredador de este murciélago, quien suele cazarlo sin temor justamente por diminuto tamaño.

Cuando el ser humano interviene en el ambiente natural del murciélago, ello le crea estrés y confusión, lo que redunda en dificultad para aparearse e incluso para alimentarse.

Asimismo, en general, esa incursión humana en el ambiente del murciélago está asociada con la exposición de la criatura a productos químicos y a diferentes bacterias que le afectan. Esto ha generado que gran número de estos murciélagos sean exterminados.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario