Aliso común, todo sobre el árbol de bosques ribereños

El aliso común, está catalogado como un hermoso y elegante árbol, que destaca por el color de su madera que cambia de color una vez que es cortado el árbol y ha sido objeto de muchos mitos y leyendas; los componentes naturales de la madera de esta planta la hacen muy resistente a las condiciones de humedad, incluso ha sido utilizada como cimiento de la ciudad de Venecia, las propiedades médicas de su corteza y hoja también son de gran utilidad para los seres humanos. A continuación, te invitamos a conocer las características y beneficios de este singular árbol.

ALISO COMÚN

Características del Aliso común

El aliso común o como también se le conoce aliso negro, es un árbol de la familia de las betuláceas, del género de Alnus glutinosaque, que tiene la capacidad de colonizar fácilmente nuevos terrenos ya que no requiere de suelos especiales, por lo cual se adapta con facilidad a las condiciones mínimas de su hábitat.

Es una especie de crecimiento rápido, el cual puede llegar a tener una altura aproximada de 20 a 30 metros, su madera resiste excelentemente los elementos que causan la putrefacción cuando requiere estar sumergida en las aguas, protege de la acción de erosión a la riberas de los ríos, lagos, regula la temperatura de las aguas y actúa como un filtro natural purificándolas. A continuación, se presentan información adicional esta bondadosa especie.

Hojas

Las hojas del aliso común, están insertadas de forma intercaladas en el tallo, son simples, tienen unas dimensiones entre los 4 y los 14 centímetros, poseen doble margen irregular dentado, su forma es de estilo acorazonada y también se identifican por ser hojas caducas por lo que pierden las hojas una vez al año en la época de otoño e invierno.

Las hojas jóvenes son pegajosas y resinosas, las primeras hojas emergen a finales de invierno y permanecen verdes hasta comienzo del otoño.

ALISO COMÚN

Flores

Las flores del aliso común, florecen entre los meses de marzo a abril, son del tipo de amentos que son aquellas flores que se destacan por ser racimosas y colgantes, las flores masculinas poseen estambres y las femeninas pistilos, nunca una flor tienen ambos órganos.

Los amentos masculinos tienen un tamaño de 5 a 10 centímetros de largo, son delgados, cilíndricos y pendulares, de color rojizo; las femeninas son de 1,5 a 2 centímetros de largo son de un color marrón oscuro o negras, leñosas; ambas están se agrupan en grupos y están agrupadas en 2 a 8 flores, son de color púrpura en el momento que brotan y cuando se convierten en flores se tornan al color verde.

Frutos

El aliso común, genera unos frutos similares a las piñas de los pinos, cedros y abetos, sus dimensiones son de 3 milímetros de largo, poseen escamas espesas las cuales se abren y se produce la dehiscencia, que es el momento en el cual se le da la salida a la semilla encapsulada en la piña, cuando la misma es liberada el fruto permanece en el árbol, durante todo el invierno.

Semillas

La semilla del aliso común, se presenta cuando se rompe la cápsula de la piña y libera la semilla, la cual es arrastrada por el viento de manera natural.  La extracción de la semilla también puede realizarse por métodos manuales, mediante el procedimiento del secado por medio del sol de la fruta, se golpea un poco el fruto para que se puedan  desprender;  la semilla se almacena en un ambiente seco y a baja temperatura.  La semilla del aliso común, germina muy fácilmente, sin necesidad de procedimientos o tratamientos previos, sobre todo si la misma es fresca.

ALISO COMÚN

¿Dónde crece el Aliso común?

El aliso común es originario de Europa excluyendo la zona del extremo norte, en Asia se extiende hasta Turquía y el norte de Irán incluyendo a Kazajistán, en el continente africano se localiza en Túnez, Argelia y Marruecos, igualmente se encuentra en las islas portuguesas de las Azores ubicadas en el océano Atlántico, el aliso común, ha sido exportado a Canadá, Estados Unidos, Perú, Chile, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda.

Hábitat

El hábitat donde se desarrolla de manera óptima el árbol del aliso común, es en terrenos húmedos, en las adyacencias de ríos, lagunas y lagos o en lugares donde se presenten encharcamientos, aunque también se le puede observar en suelos un poco más secos y en los bosques mixtos.

Esta especie se puede ubicar entre el nivel del mar hasta los 1.700 metros de altitud, se adapta a las condiciones de mediana exposición a los rallos del sol, inclusive a la sombra. El aliso común se adapta a una variedad de suelos, pero se desarrolla en una mejor forma en los suelos que tengan una medida de acidez o alcalinidad cuyo el porcentaje de hidrógeno o pH se ubique entre los 5.5 y 7.2, esta condición  permite que las callosidades presentes en las raíces  que es el lugar donde habitan de manera natural los hongos simbióticos, fijen los componentes nutricionales del nitrógeno atmosférico, por esta razón, puede crecer en suelos pobres de nutrientes y desarrollarse de manera óptima.

Clima

El aliso común, resiste muy bien a la temporada fría, por lo que puede sobrevivir hasta con temperaturas de -17 °C, es sensible a las heladas, este fenómeno meteorológico se produce cuando los niveles de congelación del agua, hace que el vapor que se encuentra en el aire se congele y  se deposite en forma de hielo en las hojas, afectando al aliso común, así mismo especie tolera los climas húmedos y secos, teniendo en consideración que los suelos deben de suficiente humedad para mantenerlos frescos y nutridos, el rango de temperatura óptima para su buen desarrollo ésta entre los 8 y 14°C.

ALISO COMÚN

Suelo

El aliso común no es un árbol muy exigente con el tipo de suelo, por lo cual se adapta de manera perfecta a suelos caracterizados por rocas graníticas y a los suelos calizos, que se destacan por poseer grandes cantidades de sales calcáreas y otros elementos como carbonato de calcio, carbonatos de magnesio, cuarzo y  arcilla, estas propiedades no afectan el desarrollo adecuado del árbol. Lo que, si es importante para el aliso común, son los niveles nutricionales de la materia orgánica que el suelo posea, ya que  estos elementos serán lo que contribuyan a su desarrollo y los que le permite alcanzar grandes alturas.

El aliso común,  se ubicará mayoritariamente en lugares cercanos a las orillas de los ríos y lagos, en los valles donde se deposita la humedad y hay abundancia de materia orgánica producto de las descomposiciones de las frutas y de las hojas que son arrastradas por las pendientes propios de los valles. Los suelos pantanosos y los lugares de ciénagas donde el agua se encuentra estancada y con poca profundidad, son uno de los lugares en que su desarrollo es bastante notable, debido al gran contenido de humedad.

Cultivo del Aliso común

El cultivo del aliso común, se inicia con el proceso de germinación de la semilla, el proceso es de fácil ejecución ya que no requiere de procedimientos o tratamientos previos, sobre todo si la misma es fresca. El proceso de germinación será favorable  si se realiza con una temperatura entre los 15 a los 24°C, si el proceso de germinación se realiza por encima de los 25 a 26 °C, se produce un proceso de inhibición que afectará el desarrollo óptimo de la planta, si es superior a los 35 a 40 °C, se destruirá la posibilidad de desarrollo.

La situación antes planteada, indica que el mejor momento para el cultivo, es en las estaciones de  otoño o en la primavera,  ya que la temperatura del ambiente contribuye a que la semilla no pierda sus componentes reproductores, sin embargo,  se considera que la mejor época es la de primavera específicamente a finales del mes de abril o a principios del mes de mayo.

¿Para qué sirve este árbol?

Las propiedades del aliso común son numerosas, desde el punto de vista de la utilidad de la madera, así como por sus componentes medicinales. A continuación, vamos a señalar algunas de sus utilidades:

Uso de su madera

Las características técnicas de la madera del aliso común, entre las que destacan su suavidad, flexibilidad y ligereza, hace que sea utilizado para diversos usos,  como por ejemplo, es utilizada para trabajos de ebanistería relacionados con la fabricación de chapas y tableros contraenchapados, mobiliarios, carpintería de interiores en la fabricación de molduras, rodapiés y frisos, en los mangos de los utensilios y  los juguetes, para la fabricación de lápices, esculturas, elaboración de zuecos y como portador de energía para cocinar y para la producción de calor y de electricidad.

Por sus cualidades de ser resistente al agua, la madera del aliso común, también es utilizada para la construcción y soporte de palafitos, estas son unas viviendas construidas sobre aguas tranquilas como lagos y lagunas. Los cimientos de las primeras civilizaciones de las ciudades de Ámsterdam en Holanda y Venecia en Italia, fueron construidas con las maderas del aliso común.

Uso medicinal

Las propiedades medicinales del aliso común, se generan de sus componentes relacionados con el alta capacidad de glucosa, ácido palmítico y esteárico, alcoholes y taninos por lo que sus usos en el ámbito de la medicina alternativa, están enfocados en las aplicaciones que se mencionan a continuación:

  • La corteza,  posee cualidades astringentes y descongestionantes.
  • Las hojas se emplean como analgésico tópico, por lo que se utiliza muy frecuentemente para dolores en los pies y piernas, así como para los casos de reumatismo.
  • Para padecimientos de irritación e inflamación de la garganta, la faringe y la laringe, es recomendado los gargarismos,  con la cocción de 40 gramos de corteza en 1 litro de agua.

El Aliso común en la mitología nórdica

El aliso común y la mitología nórdica, se relacionan, porque para ésta cultura el árbol representa el símbolo de la resurrección, posiblemente esta situación se generó ya que la madera al ser cortada pasa de un color blanco al rojo y se asoció a la sangre humana, esta situación creó la leyenda nórdica que los humanos se crearon de los árboles del fresno y del aliso común, de esta manera se originó una reverencia hacia éste árbol, a tal punto que la cultura de la mitología nórdica, era una ofensa criminal cortar el árbol.

También se pensaba que, por motivos del cambio en la coloración de la madera del árbol del aliso común, éste estaba embrujado y poseía vida humana, por lo cual la cultura europea creía que cuando se cortaba el aliso este sangraba.

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con el árbol del aliso común. Sí este artículo fue de tu agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés, a través de los siguientes enlaces:

 

(Visited 6 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario