Madroño, aprende todo sobre este arbusto de Madrid

Madroño es un árbol pequeño de mucha belleza y muy apreciado por sus cualidades ornamentales gracias a sus flores y sus frutos. Descubre en este post las características de este arbusto, sus flores y fruto, hábitat ideal, clima, suelo, sus usos en la medicina y la culinaria.

Madroño

Características del Madroño

El Madroño, conocido en el mundo científico con el nombre Arbutus unedo de la familia de los Ericaceae, es un arbusto originario del área mediterránea del continente europeo, donde es especie típica de este paisaje de densos e impenetrables matorrales.

Es un arbusto grande que actualmente, se halla distribuido por varios países de la cuenca mediterránea, tales como España en donde es muy popular y apreciado, sobre todo en Madrid, las naciones del norte de África y la península Ibérica. En Roble melojo se presentan otros árboles de la zona europea.

Igualmente, se encuentra en otras regiones como Irlanda, Ucrania, Francia, Cuba, México, Centroamérica y algunos países de América del Sur.

Es de fácil adaptación a suelos y climas, siendo una especie que llega a tener, de forma excepcional, los 7 metros cuando lo habitual son 4 o 5 metros. Te recomendamos leer El Gran Pantanal en Brasil para conocer otras especies similares.

Al respecto existe entre los botánicos la disyuntiva en cuanto a clasificarlo como árbol frutal o como arbusto, en vista de su baja estatura, la forma su copa y su lento crecimiento, pero posee características arbóreas.

Madroño

El Madroño tiene un tronco rojizo cubierto de “escamas” grisáceas, con un follaje perennifolio, lo que significa que es un árbol que conserva sus hojas verdes en las ramas durante todo el año, incluso en la época de sequía, que el otoño e invierno.

Su copa es ancha y redondeada. En cuanto a su corteza, es de color pardusca, formada por capas, con ramas jóvenes rojizas y hojas duras y lustrosas. Esta corteza es rica en taninos.

Tanto las hojas como otras partes de la planta contienen arbutina, que es un compuesto químico tipo glucósido que libera hidroquinona en el intestino al hidrolizarse debido a la acción de la flora bacteriana, lo cual redunda en un alivio a la infección urinaria. Se desecha luego con la orina.

Hojas

Las hojas del Madroño son simples y miden 8 por 3 centímetros de longitud de forma de lanza  u ovalada y lauroide con el borde finamente aserrado o casi entero.

Están dispuestas de manera alternada y son de color verde intenso brillante por el lado del haz y verde mate en el envés con un pecíolo que puede llegar a medir entre 7 y 8 milímetros.

Madroño

Flores

El Madroño desarrolla unas inflorescencias blancas con matices rosados o verdosos. Son pequeñas y tienen forma de campana delicada de una gran belleza.

Florecen en otoño y principios del invierno. Crecen en ramilletes terminales o panículas colgantes, lo que las hace aún más bonitas.

Sus raquis, o parte axial de la planta, son rojizos y las brácteas, ovaladas como formando una cúpula tipo lanza en la punta.

El cáliz mide entre 1 y 1,5 milímetros, son más o menos persistentes y tiene unos lóbulos cortos, de forma triangular, unidos a la base.

La corola tiene forma de olla y mide entre 7 y 8 milímetros. Es blanca o amarillenta que se desprende y cae al secarse. Además, posee cinco dientes revueltos de 7 a 8 milímetros.

Tiene 10 estambres incompletos con filamentos pilosos, dilatados en la base y unas anteras rojizas, de forma apendiculada. El ovario es tuberculado, de forma recta algo cónica también incompleto.

Madroño

Fruto: el Madroño

El fruto es una baya que tiene forma de esfera y tuberculado. Es carnoso y mide entre 7 y 10 milímetros.

En un principio es de color amarillo anaranjado, pero cuando está maduro adquiere una tonalidad rojiza con 5 lóculos polispermos.

Por lo general, esa baya del Madroño tarda hasta 1 año en madurar, razón por la cual en muchas ocasiones aparecen flores y bayas de manera simultánea.

Es común por ello que durante el otoño se pueden observar aún frutos de la floración anterior cuando ya están apareciendo las nuevas inflorescencias todos juntos en las ramas.

Es un fruto de una piel un poco áspera, pero al madurar, tiene la textura de una fruta tropical. Es una baya comestible, un poco insípida pero dulce, pero el gusto de la persona es el que decide si sabrosa o no.

Algunos la han llegado a comparar con la fresa, no por su sabor, sino por su tamaño y apariencia. Se puede consumir como el fruto del nogal, pero en cantidades moderadas.

Madroño

Con sus maravillosas flores y frutos juntos, esta especie arbórea ofrece gran belleza ornamental, la cual se puede disfrutar sea otoño o invierno, por el colorido que brindan.

Semillas

Las semillas son pequeñas de unos 2 o 3 milímetros, alargadas. Son de color pardo y forma angulosas con cubierta seminal agrietada.

Son las que permiten la reproducción del arbusto, las cuales se deben recoger durante septiembre y diciembre.

Se almacenan y para sembrarlas, se remojan en agua tibia por unos 5 a 6 días. Se plantan en un lugar de mucha sombra y se espera unas 6 semanas en el frío para que se produzca el proceso de estratificación.

Las semillas comienzan a germinar a los 2 o 3 meses a 20 ºC. Las plántulas que brotan son muy sensibles a la humedad, por lo se deben trasplantar, cuando se puedan manipular, a macetas individuales por un cierto tiempo y mantenerlas ventiladas para que prosperan más rápidamente.

Tronco

El tronco tiene una corteza es de color rojizo, a veces pardo grisáceo. Presenta una textura escamosa, dependiendo del ejemplar.

Sus ramas tienen un color gris compuestas de varias ramillas foliosas de un color marrón rojizo.

 ¿Dónde crece el Madroño?

Para su cultivo lo más recomendable es usar las semillas, sembradas en un lugar definitivo, ya que es un árbol difícil de trasplantar.

Para iniciar el cultivo del Madroño, se recolectan las semillas entre septiembre y diciembre. Luego se ubica el terreno donde sembrarlas.

Se recomienda plantarlas en tierra y no en aceras o calles, de manera que cuando crezca el ejemplar, se pueda expandir libremente sin causar daños a las estructuras.

Puede estar en suelos con cal, preferiblemente en sitios cálidos, soleados o en penumbra. Son muy sensibles al frío extremo. Se cultiva como arbusto ornamental en muchas veredas, parques, caminerías y jardines.

Hábitat

El Madroño tiene como hábitat natural bosques mixtos de barrancos y desfiladeros fluviales. También puede crecer en laderas en encinares o robledales, desde el nivel del mar hasta 800 a 1200 metros de altitud.

En la actualidad se le encuentra mayormente en terrenos que se extienden por todo el contorno de la región mediterránea, en específico en provincias litorales e insulares y regiones de clima suaves.

Madroño

Clima

El clima más favorable para el Madroño es el de las zonas soleadas. Aparte de que no tolera el viento fuerte ni las heladas.

Suelo

Para un óptimo desarrollo, este arbusto requiere estar plantado en un suelo suelto, muy bien drenado y rico en nutrientes, en el que halla buena retención de humedad y protegido de los vientos tanto secos como fríos, sobre en sus primeros años.

Se debe usar abono orgánico y buena calidad, especialmente durante su crecimiento para promover su pleno desarrollo.

Se han encontrado buenos ejemplares del Madroño en terrenos no calcáreos o ácidos, preferiblemente algo secos y profundos como los de los matorrales, o donde abunden alcornoques o encinas.

Cultivo del Madroño

Cuando se planta el arbusto del Madroño se requiere tener en cuenta que es una especie que necesita mucha luz natural para desarrollarse a plenitud.

Madroño

Se reproduce mediante semillas o por esquejes, pero se deben considerar ciertas condiciones al momento de plantar un Madroño, a fin de facilitar su producción y que se desarrolle fuerte y saludable:

En primer lugar, recolectar las semillas entre noviembre y diciembre para la reproducción, que es un proceso lento.

Se debe cultivar a pleno sol durante todo el año, exceptuando la época de más calor, por lo que se deben contar con los implementos para protegerlo de los rayos directos. Este árbol no soporta climas de frío intenso.

Para que germine se requieren varios meses de refrigeración, lo cual es la forma más recomendable. En sus primeros años necesita regarse a menudo y profusamente.

Cerciorarse de que los suelos ácidos, aun cuando se puede adaptar a los calizos, razón por la cual lo vemos en parques y jardines.

La tierra del terreno o la maceta debe contener suficientes nutrientes mediante abono orgánico y/fertilizante de calidad, sobre todo en la época de mayor crecimiento.

Madroño

Se debe seleccionar muy bien el terreno de su ubicación definitiva, ya que luego no se puede trasplantar.

Al crecer va a requerir de menos regularidad y menos cantidad de agua, tanto así que podrá resistir algunos períodos de sequía.

En cuanto a la poda del arbusto, es bastante complicado por la cantidad de flores y frutos. Sin embargo, si se desea eliminar las partes muertas o secas, lo más aconsejable es hacerlo al finalizar la temporada fría.

Igualmente como se ha dicho, necesita un sustrato de suelo suelto, blanco, arenoso y no calcáreo, con buen drenaje.

El Madroño tolera muy bien las plagas por ser una especie persistente, pero se debilita fácilmente con algunas enfermedades, como los hongos y la mosca blanca.

Estos microorganismos de los hongos pueden atacar:

  • Las hojas, que son afectadas por el hongo Septoria unidonis, que se reconoce por su centro seco de color grisáceo rodeándolo una aureola morada, produciendo unas pequeñas manchas, que las debilitan por lo que se deben eliminar para que no se propague el hongo, pues no hay un remedio para curarlas.
  • Las raíces, que pueden ser afectadas por varios hongo, generalmente por la especie Phytophthora , que provoca que pudran afectando también las hojas, que se reducen, se decoloran, debilitan las ramas y, por ende, todo el arbusto.

El hongo aparece por un mal drenaje del suelo, de allí la importancia de controlar la humedad del terreno.

Lo más recomendable es mejorar el drenaje, a fin de evitar el exceso de humedad.

Tan pronto se detecte la presencia del hongo, se debe iniciar de inmediato los tratamientos fitosanitarios y ser constantes en su aplicación para erradicar por completo esta enfermedad.

En cuanto a la mosca blanca, que puede afectar las hojas nuevas y el suelo. Se debe observar, entonces, con frecuencia el crecimiento de la planta a fin de detectar a tiempo la aparición de este insecto que succiona la savia que generalmente se suele concentrar en el envés de las hojas nuevas y la tierra.

¿Para qué sirve este árbol?

Como se ha mencionado, el Madroño es el ejemplar perfecto para decorar espacios abiertos naturales, en virtud de que es una especie hermosa muy apreciada por los especialistas jardineros que buscan la belleza paisajística con este arbusto grande ornamental.

Se usa tanto en jardines pequeños privados como en espacios verdes amplios de uso público, gracias a que su verdor prevalece casi todo el año.

Posee un follaje de características perennes con sus preciosas flores y frutos que ofrecen un colorido abanico que alegran el ambiente.

También se aprovecha su madera, que es muy resistente, pesada, de grano fino, flexible y fácil de moldear.

Con ella se hacen mangos de herramientas, postes, leñas y carbón.

El Madroño tiene también propiedades medicinales y comestibles, que se pueden aprovechar en diversas aplicaciones. Veamos algunas de ellas.

Uso medicinal

Por sus propiedades curativas que han sido confirmadas por los especialistas podemos señalar que:

  • Sus hojas se usan principalmente como remedio antiséptico sobre el aparato urinario para solventar infecciones de orina, cistitis, uretritis y prostatitis.
  • Las hojas también sirven como antiséptico bucal y astringente para el tratamiento de infecciones en la boca y encías sangrantes.
  • Ayudan aliviar la diarrea, aparte de que sirve para mitigar el síndrome de colon irritable.
  • Además, se pueden hacer infusiones con las hojas para mitigar malestares generales del cuerpo.
  • Tanto las hojas como la corteza contienen taninos con propiedades astringentes.
  • En cuanto al fruto del madroño, éste es rico en pectina, que ayudar a bajar los niveles de colesterol y azúcar en sangre. También contiene vitamina P que fortalece los capilares, aumentando su permeabilidad.

A pesar de cualidades curativas, sin embargo, los especialistas de la salud hacen la salvedad, de usar con moderación y previo a la debida consulta médica el Madroño como remedio.

Se advierte que aunque es una planta natural, si se excede el consumo de la misma, podría acarrear efectos negativos.

Uso farmacológico

En el ámbito farmacológico, este árbol cuenta con los principios activos de arbusterina, tanino y ácido gálico. Ello ha sido aprovechado para generar fármacos naturales.

Su fruto tiene un promedio de 20% de azúcares, mientras que las semillas poseen elevadas concentraciones de aceite graso, propiedades que se aprovechan para la medicina.

La corteza, en específico, se ha usado en medicina natural como diurético, astringente y antiséptico urinario y renal.

Preparados naturales con Madroño

Con las partes del árbol se pueden hacer varias preparaciones; a saber:

Tisana diurética

Tal como se dijo, las hojas del Madroño liberan hidroquinona, que tiene propiedades antisépticas, cuales se combinan en esta tisana con las de las plantas diuréticas.

Cómo prepararla

Para prepararla se debe:

  • Mezclar, a partes iguales, hojas de Madroño con otras plantas de cualidades similares como como la grama, la gayuba y la cola de caballo, además de anís estrellado para mejorar el sabor.
  • Hervir dos cucharadas soperas rasas de la mezcla por medio litro de agua un par de minutos.
  • Dejar en reposo por 10 minutos.
  • Beber durante el día.

Infusión para colon irritable 

Esta infusión ha probado ser beneficiosa.

Cómo prepararla

Para prepararla hay que:

  • Combinar el Madroño con ramas de agrimonia, corteza de encina y salicaria.
  • Agregar una cucharada de anís verde por vaso de agua.

Enjuague bucal para infecciones dentales y encías sangrantes

El madroño se suele combinar con lentisco, llantén menor y tomillo, a partes iguales para preparar el enjuague.

Cómo prepararlo

  • Hervir dos cucharadas de la mezcla por medio litro de agua durante 2 minutos.
  • Dejar enfriar por 10 minutos.
  • Filtrar bien.
  • Con la infusión tibia, hacer gárgaras o aplicar como un colutorio, dos veces al día.

Uso comestible

El fruto del Madroño, aunque no son muy ricos, se puede consumir fresco y también se pueden preparar varias recetas para mermeladas, confitura,  conservas, licor o zumo.

Igualmente se elaboran salsas y postres sorprendentes, así como para obtener ciertos licores, por fermentación, se extrae, por ejemplo, el “licor de madroño” alicantino.

En algunas zonas Argelia y Córcega en la cuenca mediterránea, se emplean los frutos fermentados para hacer un vino que, que cuando es destilado, se obtienen un brandy.

Por su parte en Libia, se aprovechan las raíces para teñir de rojo las pieles, y en Portugal se preparara de forma casera aguardiente de madroño.

El Madroño en el escudo de Madrid

En España el Madroño ha sido reconocido como parte importante de su cultura, al incluirlo en el escudo de la ciudad de Madrid.

En la descripción que hacen diversos escritos de dicho escudo se le menciona explícitamente:

De plata, un oso de sable apoyado en un madroño sinople, frutado de gules. Bordura de azul, cargada de siete estrellas de plata. Al timbre, corona real abierta.

Los historiadores relatan que este escudo data del siglo XII y se originó como casi todos los escudos de la Edad Media, cuando se comenzaron a emplear los escudos como emblema que distinguía a una clase caballeresca de la otra.

Lo utilizó por primera vez las tropas madrileñas cuando se enfrentaban en a los musulmanes en Andalucía. El escudo incluye la imagen de un oso, el Madroño, una corona y las estrellas. Algunos estudiosos del tema han expresado el por qué de estos componentes.

  • El oso:  Según la leyenda se le incluyó en el emblema para hacer un reconocimiento a un oso pardo que había cazado el rey Alfonso XI en uno de los montes cercanos a la capital, cuando era frecuente ver osos vagando por las proximidades de la ciudad.

Al respecto, la polémica se desató con respecto al sexo del animal, ya que, según el director del Archivo Histórico de la Villa habría señalado hace unos años, el que aparecía en el blasón del Concejo era una osa sobre un fondo blanco. En la historia las hembras han sido símbolo de abundancia y fecundidad.

  • El Madroño. La historia cuenta que en el escudo aparecía en un principio una torre, que fue luego sustituida por el Madroño, porque era el árbol que se podía encontrar habitualmente en las inmediaciones de las ciudad a lo largo de todas la Edad Media.

Otros historiadores aseveran que la imagen del Madroño en el escudo se debe a un hecho acontecido en el siglo XIII, en el cual se generó una disputa entre la Villa y el cabildo de los cleros de Madrid por la tenencia de algunos terrenos sobre los cuales ambos bandos reclamaban su propiedad.

Para solucionar la disputa acordaron las partes que la Villa se quedó con los territorios con árboles, mientras el cabildo se apropió de los campos de pasto. De allí en adelante se incluyó este árbol en el escudo de la ciudad.

También se aprobó presentar al oso como dispuesto a comerse las hojas porque, para ese entonces, se creía era un buen remedio contra la peste.

  • La corona y las estrellas. Se incluyeron siete estrellas colocadas sobre la banda azul, representando a la Osa Mayor, que había sido declarada símbolo de la capital.

En cuanto a la corona, ésta fue añadida en 1544 como símbolo de la monarquía. Desde ese momento, la ciudad recibió el títulode Coronada Villa de Madrid.

(Visited 45 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario