Tejo Común, todo sobre este árbol de copa muy tupida

Tejo Común es un árbol que esta relacionado con las coníferas, si quiere conocer sobre este árbol se encuentra en el artículo indicado, aquí conocerá sobre  sus características, donde crece, como es el hábitat en el que se desarrolla e incluso como cultivarlo y más!.

TEJO COMÚN

Características del Tejo Común

El Tejo común es un hermoso árbol con un tronco inconfundible y súper atractivo en su rareza, las investigaciones botánicas y taxonómicas lo relacionan con las coníferas. Su nombre científico es Taxus baccata. Esta especie no se caracteriza por ser dominante ante otras, de hecho suele crecer  subordinada ante la presencia de otras especies de mayor porte, como por ejemplo los abetos.

Puede ser encontrada como una especie solitaria creciendo de manera individual, entre grietas rocosas. Presenta una copa que generalmente es ancha y de forma  cónica, es un árbol que presenta una gran cantidad de ramificaciones que se inicia desde la base del mismo. Presenta hojas siempre verdes, de color verde muy oscuro y de forma lineal, en las que se pueden reconocer dos listas pálidas en el envés de la hoja.

La corteza que recubre el tallo es lisa y presenta escamas, tienen una coloración pardo-rojizo. Con respecto a las flores en realidad son poco llamativas, tienen un pequeño tamaño y son de un color amarillo pálido. El fruto de este árbol es reconocido como un pseudofruto, debido a que no es una fruta cerrada que cubre la semilla, sino que se trata de una cubierta carnosa que rodea de manera parcial la semilla.

Adicionalmente el origen de la semilla es desde el funículo y no a partir del ovario de la flor, es por ello que también se le llama pseudofruto. El tejo común es una especie siempreverde, es decir, que se trata de una planta que no pierde sus hojas por lo que su follaje es permanente. Puede desarrollar una altura de hasta 20 metros, no obstante, lo habitual es que se presente con un porte del tipo arbustivo, su floración se produce en primavera.

TEJO COMÚN

En referencia a su tipo de reproducción se trata de una  especie dioica, lo que significa, que tiene flores masculinas y flores femeninas. Las flores masculinas se presentan en  inflorescencia con forma de cono, son ellos los que producen el polen, el cual tiene forma globular.

Las flores hembras tienen una forma ovoidal y es a partir de su fecundación que se generan los falsos frutos del Tejo común. Lo único que no es tóxico en el árbol de Tejo común es la cubierta carnosa del falso fruto, el resto de la planta tiene un toxina llamada taxina la cual es potencialmente venenosa.

El tejo común tienen un enorme valor cultural, natural y científico, es un árbol con una amplia longevidad y de lento crecimiento. Fueron los griegos quienes lo nombraron Taxus, nombre que puede ser aludiendo a dos de sus características resaltantes lo flexible de su madera y lo venenoso del árbol, debido a que taxón se traduce como arco y como veneno desde la palabra toxicon. Una información importante que no podemos dejar de mencionar porque habla de la vulnerabilidad de la especie Taxus baccata L. es que es la única especie y género de la familia Taxaceae en la flora española.

Hojas

Como mencionamos el tejo común es un árbol siempre verde, por lo tanto, no pierde sus hojas de manera importante en una época del año determinada, lo que hace que la presencia de las hojas de manera permanente le confiera una copa densa al tejo común. Las hojas se disponen en dos hileras, presentan un color verde oscuro en la lámina superior, mientras que en el envés de la hoja muestra un color más claro. Las hojas del tejó común también tienen presencia del alcaloide tóxico que puede a llegar a ser venenoso.

TEJO COMÚN

Semillas

Las semillas del tejo común se producen desde el funículo de la planta que es donde se encuentran unidas, se encuentran rodeadas por un arilo de color rojo, de consistencia carnosa y blanda, que recubre solo de manera parcial a la semilla. La semilla presenta una formal oval y puede llegar a medir entre 6 y 8 milímetros. La forma le confiere la presencia de un pequeño ápice, tiene una cubierta de color marrón claro.  Recordemos que la única parte de la planta que no contiene la toxina es la pulpa que recubre la semilla, aunque el contenido de la misma es bajo en la semilla, si se encuentra presente.

Para obtener la semilla para realizar el cultivo del tejó común se debe quitar la pulpa que la rodea, lo que se conoce en el proceso como el despulpado de la semilla. La misma se puede realizar utilizando agua, luego de obtenida la semilla se debe secar dejando un contenido de humedad en la misma al menos del 10% y se almacena en un lugar frío y seco.

Frutos

Los frutos del árbol de tejo común  son de un color rojo muy llamativo, se habla que el árbol no produce frutos sino pseudofrutos, ya que la pulpa que protege la semilla, solo lo hace de manera parcial, sin embargo, en términos biológicos, se clasifican como pseudofrutos porque la semilla no proviene propiamente de los ovarios de la flor.

El tejo común florece al final del invierno y en la primavera y los frutos maduran en la temporada de otoño del mismo año, es cuando alcanzan el color más brillante. Como ya hemos mencionado el arilo que recubre la semilla es la única parte no toxica de la planta, se dice que es de sabor muy dulce, siendo entre el color y su sabor una estrategia adaptativa para la dispersión de las semillas, que muestra la increíble habilidad de la naturaleza.

Como señalamos el arilo no es toxico, por lo que las aves y los animales, pueden consumirlo, además presenta un color llamativo y un sabor dulce que es agradable al gusto. Por su parte la semilla contienen la toxina, pero en tan baja cantidad que no hace un efecto sobre el animal que la consume, en pocas cantidades. Los animales consumen el arilo y expulsan la semilla diseminando la semilla que permite se mantenga la especie. Es un fruto biológicamente estratégico.

Cultivo del Tejo Común

Quizás se pregunten para que plantar un árbol que es venenoso, todas las especies tienen un propósito en la naturaleza y nosotros no somos quienes para definir el destino de una especie, por lo tanto, y conociendo las características del tejo común, puede ser perfectamente una especie cultivable, que tiene otras múltiples ventajas y beneficios que conoceremos más adelante. El cultivo del  árbol de tejo común es una excelente acción ecológica, ya que fundamentado en la longevidad de la especie, aseguramos que se mantenga durante varias generaciones.

Les comento sobre una hermosa tradición familiar que quizás los motive a adoptarla para ustedes, cada vez que nace un niño en la familia, los padres siembran un árbol y se hacen acompañar por los miembros de la familia en donde por supuesto deben asistir los más pequeños, quienes recuerdan este momento como la bienvenida de un nuevo miembro a la familia, así como el agradecimiento en vida al planeta por recibirlo, ¿por qué no un árbol de tejo común?.

Para el cultivo de tejo al igual que con cualquier otra especie de planta, se deben cumplir con ciertas condiciones para el  cultivo, con la finalidad de que se desarrolle de manera adecuada. Para realizar la siembra de un árbol de tejo se debe seleccionar el lugar adecuado que permita su crecimiento, recordemos que es un árbol que va a durar muchísimo tiempo y que podrá desarrollar un tamaño de hasta 20 metros de altura.

Adicionalmente es conveniente que el mismo sea sembrado en un lugar en donde no reciba directamente los rayos solares, prefiere sitios en donde prevalezca la sombra y que además sea húmedo. En cuanto al suelo, el árbol de tejo común no es muy exigente en cuando a las condiciones de fertilidad, pero si prefiere suelos bien drenados, ya que no soporta los suelos que se encharcan.

En cuanto al pH del suelo se adapta a suelo de pH medianamente ácido o básico. Es un árbol tolerante a la sequía, por lo que debe ser regado de manera moderada, solo incrementar la cantidad del riego cuando lo veranos  son muy calurosos, pero siempre estar atentos a que no se sature el suelo de agua. Si bien el árbol de tejo común no es exigente con el tipo de suelo, no es malo abonarlo al menos una vez al año, recordemos que del suelo extrae los nutrientes.

De donde podemos obtener tejo común para su cultivo, podemos multiplicar el tejo común a partir de un árbol de tejo común, debido a que puede ser reproducido por esquejes, ya que es una especie que tiene facilidad de enraizamiento. También podemos multiplicarlo a través del uso de la semilla, aunque esta es más tardía para obtener nuevos individuos.

Como hemos mencionado el tejo común es un árbol poco exigente, longevo y de fácil cultivo, sin embargo, puede ser atacada por algunas plagas y enfermedades. Una de las plagas que puede atacar a nuestro cultivo de tejo común es la Cochinilla algodonosa, se trata de un insecto que extrae la salvia de la planta, lo que genera la presencia de manchas oscuras, interfiere con la floración y facilita la aparición de hongos. Para prevenir el ataque de este insecto se puede utilizar en el cultivo insecticidas de manera anticipada a la presencia de la Cochinilla. Evitar la sobresaturación de agua y utilizar abono orgánico.

 

Si notamos que nuestros individuos de tejo común comienzan a mostrar un cambio de coloración en sus hojas y en lugar de ser verde oscuro, se comienzan a tornar amarillentas, podemos estar teniendo problemas de pH en el suelo, es muy posible que el suelo este demasiado ácido. Esto lo podemos solucionar agregando un poco de cal en el suelo para hacer que el pH se haga un poco más básico.

Dónde crece el Tejo Común?

Sabemos que el árbol de Tejo común es un árbol que dura muchísimos años y se distribuye de manera natural en Europa, al norte de África y al oeste de Asia. Suele encontrarse en los sistemas montañosas, en donde las temperaturas son frescas y el ambiente con un nivel de alta humedad.

Esta especie suele establecerse en barrancos umbríos, también en sitios donde los suelos suelen ser profundos, es muy común en las zonas de montaña porque es un árbol tolerante al frío. En cuanto a la altitud puede ser encontrado en áreas que sobrepasan los 2000 mil metros sobre el nivel de mar. Puede compartir espacios con otras especies, sin embargo, esta especie de tejo común de manera natural no suele formar bosques.

Hábitat

El árbol de tejo común se desarrolla en ambientes húmedos y frescos preferiblemente, no lo encontraremos de manera natural creciendo por debajo de los 800 metros sobre el nivel del mar. El hábitat se caracteriza por ser una mezcla de especies que conforman bosques mixtos, en donde se encuentra el tejo común.

También suele establecerse  en barrancos rocosos, laderas y escarpes, sin importar el tipo de sustrato. Su crecimiento lento lo hace ser menos competitivo con otras especies. También la longevidad de la especie, suele hacerla ver como una especie solitaria en algunos ambientes. Es posible que en tiempos pasados estuviera acompañada por otras especies de plantas y árboles, que no resistieron los cambios ambientales, o simplemente fallecieron de viejos dejando solo al tejo común.

Otra de las causas es el manejo de los bosques, los cuales han sido muy intervenidos, siendo la desforestación una de las prácticas que más han modificado el hábitat de los tejo, haciéndolos ver como individuos solitarios, por lo que en muchas partes de Europa, se les considera un monumento, siendo una especie protegida.

Clima

El que la especie de tejo prefiera climas fríos y secos, no quiere decir que no se establezca en otros ambientes, por lo que es posible encontrar especies de tejo creciendo en climas más cálidos como lo es el clima mediterráneo. Por lo tanto, no deben extrañar si encuentran tejo común creciendo de manera favorable en las costas marroquíes, como también al norte de España en zonas de clima frío como es los Pirineos.

Lo que si viene siendo un poco más determinante en el tejo común es la cantidad de humedad ambiental, más que la temperatura. A que puede deberse esta adaptabilidad a los diferentes climas, es posible que siendo una planta tan longeva, de la cual se conoce que existe desde la era Terciaria, ha permitido que la misma haya desarrollado con los años mecanismos de adaptación.

Suelo

Ya hemos comentado que el árbol de tejo se puede desarrollar en diferentes tipos de suelo, sin ser muy exigente en las condiciones de fertilidad, existen condiciones idóneas que la especie prefiere, pero no es una limitante para su desarrollo, solo en casos extremos de acidez de pH, que pueden poder en riesgo su desarrollo, así como altos niveles de saturación de agua. Por lo tanto,  en suelos con buen drenaje el árbol de tejo desarrolla  un sistema radicular robusto, que le permite asirse y explorar en busca de nutrientes y agua.

Para qué sirve este árbol?

Podrían incluso sorprenderse de las propiedades y cualidades del árbol de tejo común, más allá de ser un árbol con una alta toxicidad, puede ser utilizado en diversas aplicaciones. En la actualidad es una especie muy utilizada para realizar los setos y como planta ornamental, no obstante, también tiene usos en la industria farmacéutica y en la industria maderera.

Por supuesto que el uso más amplio de la especie de tejo común es el ornamental, la elección de la especie se fundamenta en que es una planta que dura muchos años y además presenta un follaje muy denso y siempre verde.

Además la variedad de especies confiere diversas oportunidades decorativas utilizando el tejo común, entre las que podemos destacar el uso de la especie llamada tejo de Irlanda, el cual tiene un follaje de color dorado. En cuanto a su uso farmacéutico, resulta que de la toxina que es obtenida del árbol, se puede obtener una molécula que tiene un efecto anticancerigeno, que ha dado excelente resultados en el avance de posibles tratamientos para esta terrible enfermedad.

TEJO COMÚN

También en la medicina tradicional con la pulpa de la fruta se prepara un jarabe que sirve para mejorar las afecciones respiratorias. Otra cualidad útil del tejo común es la flexibilidad de la madera, su color y gran calidad, la hacen un excelente material para ser utilizado en la talla de figuras, se cuenta que en la antigüedad la madera del tejo común era utilizada para la construcción de arcos y flechas.

El árbol de tejo también tiene una importancia cultural, ya que históricamente era reconocido por la cultura celta, como un árbol sagrado y desde tiempos ancestrales se asocia la presencia del tejo común como el encuentro entre la vida y la muerte, quizás por lo venenoso de su salvia y el alimento que ofrece su fruto.

Uso medicinal

Podemos inferir que debido a la presencia de la toxina en la mayor parte de las partes del árbol de tejo común, su uso terapéutico es muy reducido, sin embargo, en la actualidad se están desarrollando estudios de investigación, que permitan probar que el taxol una sustancia que se  obtiene de la taxina del tejo común, realmente pueda ser utilizada en el tratamiento de ciertos tipos de cánceres.

Es posible que nos pongamos un poco técnicos en el lenguaje a utilizar para hablar sobre la toxicidad del árbol de tejo común, no obstante, trataremos de que todo se entienda para que ustedes comprendan esta importante información. El árbol del tejo se encuentra distribuido América, Europa y Asia, el que este árbol no se encuentre en la región que habitamos, no es razón para dejar de conocer esta importante información.

El Taxus spp como también es conocido el tejo común, contiene en la corteza y en las hojas, en mayor grado un alcaloides diterpénico, que es conocido como taxoide. Este compuesto químico se caracterizan por la presencia de una estructura o esqueleto de taxano y un anillo de oxetano, tal como el taxol un producto sintetizado en laboratorio, el cual es utilizado de manera efectiva en el tratamiento de diversos tipos de cáncer, entre los que podemos resaltar el cáncer de ovario, de seno, de próstata y de  pulmón.

La cantidad de taxol que se encuentra de manera natural en los árboles de tejo común es baja, por lo que es necesario utilizar la biotecnología para su obtención. Para ello, se realiza el cultivo in vitro de tejidos vegetales que permiten aumentar la cantidad de taxoides y preservar el recurso natural.

Los taxoides contenidos en la toxina del tejo común son de gran importancia por su efecto sobre la actividad anticancerígena que presenta, una enfermedad que causa la muerte de miles de personas anualmente. Los taxoides que se aíslan de la toxina del tejo común se obtienen de la corteza y de sus hojas, el cultivo in vitro contribuye con la conservación de este valioso árbol.

Toxicidad del Tejo Común

Para hablar de la toxicidad del tejo común debemos comenzar por las reseñas históricas que son evidencia de la toxicidad de esta planta. Se cuenta que el Rey de los Eburones llamado Cativolco, se suicidó antes de ser capturado por Julio César y lo hizo ingiriendo zumo de tejo. La historia cuenta que la toxicidad del tejo común es tan potente que incluso puede afectar a los hombres que se quedan dormidos a la sombre de este árbol.

TEJO COMÚN

Es usual que las intoxicaciones ocurridas por tejo común se produzcan en la población infantil, quienes por desconocimiento consumen las bayas y en personas que de manera voluntaria ingieren las hojas o toman el zumo de la corteza, para provocar la muerte. Las consecuencias del consumo de tejo común, se dice que la taxina actúa de manera casi inmediata  sobre el sistema nervioso central, provocando convulsiones, disminuye la tensión arterial al punto de producir una depresión cardíaca y derivar en la muerte de la persona.

Con base en los casos clínicos atendidos los síntomas que produce la toxina del tejo común es en primer lugar nauseas, luego se afecta el sistema nervioso central, por lo que se pueden producir convulsiones o pasar de manera inmediata a la somnolencia producida por la hipotensión que se genera, provocando la disminución del ritmo cardiaco, induciendo un estado de coma y arritmias cardiacas.

Todo este cuadro clínico puede derivar en un paro cardiaco o respiratorio y por ende la inevitable muerte de la persona. Es posible salvar la vida de la persona si la ingesta de tejo común es poca, para lo que se recomienda la atención clínica inmediata. Se recomienda provocar el vomito y dar carbón activo, si se trata de poca cantidad, no obstante, nosotros sugerimos la atención clínica inmediata.

A pesar de las consecuencias no deseadas que puede provocar la ingesta de alguna parte de la planta, debemos reconocer que son mayores las ventajas obtenidas del tejo común que las desventajas, producidas por  ingestas accidentales o voluntarias. Se debe estar muy atentos de nuestros niños y educarlos en conocer la toxicidad de la planta, el conocimiento puede salvar vidas.

TEJO COMÚN

 

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

 

(Visited 21 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario