Parque Nacional Henri Pittier, más antiguo de Venezuela

El Parque Nacional Henri Pittier, es considerado el primer parque de conservación de la fauna y la flora de Venezuela, posee un gran hábitat, en el cual hacen vida el 50% de la población animal del país, a través de este artículo te invitamos a conocer un poco más de este extraordinario parque, desde el punto de vista turístico, recreacional y científico.

PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER

¿Dónde se ubica El Parque Nacional Henri Pittier?

El Parque Nacional Henri Pittier está ubicado en la en la zona norte del estado Aragua y comprende el área montañosa aragüeñas y las áreas montañosas del estado Carabobo, al centro norte de Venezuela. El Parque Nacional Henri Pittier es considerado el parque más antiguo del país, el mismo se creó por las iniciativas investigativas de Henri François Pittier en el año de 1937 bajo el nombre de Rancho Grande por decreto presidencial del entonces Presidente de la República Eleazar López Contreras.

En el año de 1953, el parque fue renombrado como Parque Nacional Henri Pittier, en honor al geógrafo, botánico y el etnólogo suizo Henri Pittier, éste ciudadano llegó a tierras Venezolanas en el año 1917 y catalogó a más de 30 mil plantas alrededor de Venezuela e igualmente destinó mucho de su tiempo al estudio de la flora y de la fauna del entonces Rancho Grande.

Hectáreas que ocupa 

El Parque Nacional Henri Pittier fue el primer parque nacional de Venezuela,   y fue creado con el objeto de resguardar el establecimiento natural de la flora y de la fauna del país, cuenta con una superficie de 107.800 hectáreas, se encuentra en la zona norte costera – montañosa del estado Aragua y la zona montañosa del estado Carabobo.

El ecosistema del parque es diverso ya que cuenta con dos sistemas territoriales compuestos por la zona costera de la Bahía de Cata, las playas de la zona de Cuyagua, Playa Grande y el Playón y la zona de la montaña en el cual se ubican nueve ríos que contribuyen al enriquecimiento de la flora y de la fauna del lugar, su montaña más elevada se ubica a 2.346 metros sobre el nivel del mar, la cual se denomina Pico el Cenizo. En el Parque Nacional Henri Pittier  se encuentran los poblados turísticos Choroní, Chuao, Cata y Ocumare de la Costa, la cual es reconocida como la Ruta del Cacao.

PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER

Historia

Bajo la presidencia del General Marcos Pérez Jiménez, el 24 de mayo de 1953, fue rebautizado como Parque Henri Pittier, en honor al naturalista y botánico de nacionalidad suizo-estadounidense-venezolano. En sus inicios el parque contaba con 90.000 hectáreas, para el año de 1974 bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez, se le incluye 17.800 hectáreas adicionales para un total de 107.800 hectáreas, que es su actual establecimiento geográfico como Parque Nacional.

El Parque Henri Pittier fue creado con el objeto de preservar el ecosistema presente en el área, el cual se caracteriza por poseer selvas nubladas, ambientes estuarinos que es el que se forma cuando el río se encuentra con el mar y hay una unión del agua dulce con el agua salada y se genera el proceso de la pleamar que es cuando el agua del mar retiene las aguas del río y en la bajamar que es el proceso natural donde el mar le permite la entrada a gran velocidad a las aguas del río al mar, existe una zona costera marina que se ubica en la cordillera de la costa,  en  la región también se ubica actividades agrícolas y pecuarias, así como  también posee grandes recursos hídricos de agua dulce generados de sus nueve ríos los cuales abastecen de agua a las poblaciones aledañas.

Todas estas bondades fueron los que impulsaron a las autoridades venezolanas liderados por el trabajo del naturalista Henri Pittier a realizar trabajos científicos y a propulsar el establecimiento de este lugar como un  parque, con la finalidad  de proteger la biodiversidad y preservar  las especies de la flora y de la fauna en su  hábitat natural, las cuales fueron catalogadas como de endémicas ya que eran originarias y sólo se encontraban en este lugar,  estas especies eran consideradas, como vulnerables y en peligro de extinción, igualmente se consideró  la protección de los recursos hídricos ubicados en la zona.

El ente gubernamental encargado del resguardo y protección de la zona es el Instituto Nacional de Parques del Venezuela – INPARQUES, el cual tiene como objetivo las políticas para la sistematización de la conservación y preservación de los recursos naturales del parque.

El Parque Nacional Henri Pittier, es visitado continuamente por turistas y científicos a nivel mundial, por este motivo se fundó en el año de 1989, la Sociedad Científica Amigos del Parque Nacional Henri Pittier – SCAPNHP, la cual tiene como objetivo  impulsar y fomentar el estudio de la flora y de la fauna que hacen hábitat en el parque, así como proteger de los elementos amenazadores que puedan afectar el ecosistema establecido en el mismo.

PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER

Fauna del Parque Nacional Henri Pittier

El Parque Nacional Henri Pittier, cuenta con aproximadamente 850 especies de aves,  lo que corresponde al 40% de la totalidad de aves de Venezuela y el 6% de la fauna avícola mundial, ubicándose en una densidad de 6 especies por cada 10 km2, la cual está considerada como una las más altas del mundo.

En la zona de El Paso, Portachuelo, se ubican aproximadamente 80 especies de aves migratorias procedentes del hemisferio norte.

Las aves del Parque Nacional Henri Pittier están representadas por:

  • El halcón peregrino, la golondrina, el águila arpía, el águila solitaria, la polla de Wetmore, el paují copete de piedra, la guacharaca, el sorocuá acollarado, el guacamayo verde y el cardenalito, entre otras aves.

Se tienen registrados 145 variedades de mamíferos lo que representa el 50% de la fauna de la especie de mamíferos en Venezuela, los cuales están representados por:

  • Los murciélagos,  roedores como la danta, el perezoso, el venado caramerudo, el perro de agua, el oso melero, el cunaguaro, el puma, el báquiro, el mono araguato, el picure, la lapa y la rata acuática.

Están catalogados 40 especies anfibias, entre las que se destacan:

  • El caimán de la costa localizado en la desembocadura del río San Miguel, tortugas marinas, la cascabel y distintas especies de sapos y ranas de las selvas tropicales.

Las autoridades del El Parque Nacional Henri Pittier consideran que dentro del parque habitan más de un millón de especies de insectos diferentes, la información real, no se ha podido establecer por la cantidad de insectos que hacen vida en el ecosistema.

PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER

Especies que se encuentran en El Parque Nacional Henri Pittier

Existe una gran variedad de especies entre las que se destacan las que a continuación se indican:

Sorocuá 

La sorocuá es un ave pequeña de la especie Coa o Trogón, que se ubica en el Parque Nacional Henry Pittier, cuyo hábitat son los bosques tropicales, en donde se ubican las selvas nubladas, generalmente se encuentran  en la zona interna del parque, por lo que es muy raro observarlos en los bordes del bosque, miden aproximadamente 25 centímetros y las diferencias entre el macho y la hembra son notables.

El macho tiene las siguientes características, posee el pico amarillo, la cara y la garganta son negras, el anillo orbital de los ojos es color anaranjado, la cabeza, el pecho y el dorso es de color verde con reflejos dorados y cobrizos, con timoneras que son las plumas grandes que poseen las aves en la cola y son de color azuladas las alas tiene unas barras muy finas de color negro y blanco, el collar ubicado en el pectoral es blanco, la cola es ventral con barras de diferentes grosores de color negras y blancas.

La hembra tiene el pico amarillo y su maxila es negruzca, la cara y  la garganta son  de color pardo oscuro o marrón terrosa, la cabeza, es de color marrón dorado similar al pelaje del león,, la cola dorsal es un color pardo un poco más oscuro que la cabeza, el collar del pecho es de color blanco bordeado con unas líneas rosado claro, la cola ventral es de color blanco adornadas con estrías finas color gris, la timoneras externas son anchas, las hembras también se distinguen por tener dos medialunas blancas  en la parte trasera del ojo el cual bordea el anillo ocular que es de color anaranjado.

Estas especies de aves regularmente están en parejas, su  dieta  es arborícolas ya que se alimentan de hojas, es  insectívoras y consumen pocas frutas,  aunque vuelan muy rápido no les gusta volar distancias lejanas a su nido, esta ave no está considerada en peligro de extinción.

Granicera hermosa

La Granicera hermosa o como también se le conoce por frutero hermoso, es una especie de ave cantora, es un género catalogado como endémico ya que sólo se encuentra en la zona que abarca el Parque Henri Pittier, se ubica en el área de los bosques montañosos húmedos entre los 800 y 2000 sobre el nivel del mar – msnm- , esta ave se caracteriza por ser muy tranquila, frecuentemente pasa su tiempo de forma perchada lo que significa que pasa mucho tiempo colocada en las ramas, por lo que se le puede observar de forma directa a una distancia próxima, es un ave considerada como muy apacible, por lo cual no demuestra incomodidad o intranquilidad cuando se tiene un acercamiento.

Tiene una estatura aproximada de 18 centímetros, el macho tiene la cabeza negra, la espalda, las alas y la cola es de color verde, el pecho es de color rojo, el cuello y las patas inferiores son de color amarillo; las hembras tienen la cabeza verde sin la capucha negra, en el pecho y en  el abdomen poseen barras de color verde, en ambos géneros se puede observar un collar amarillo o rojo debajo de la garganta, también comparten en las terciarias que son las  alas que tienen mayor cantidad de plumas con  las puntas blancas,  sus picos son anaranjados rojizos y las patas son verdes, esta especie por lo regular están en pareja y en muy pocas ocasiones se reúnen en pequeños grupos en las copas de los árboles, vuelan a corta distancias de donde se encuentran sus nidos, su alimentación se basa en frutas de los árboles cercanos. Esta ave no está en peligro de extinción.

Águila harpía

El águila harpía o como también se le conoce como arpía mayor, es una ave catalogada como diurna, está considerada como el águila más grande del hemisferio occidental, su hábitat es el bosque lluvioso del Parque Henri Pittier, es un ave muy poderosa, la hembra mide más de 100 centímetros de largo y de ancho puede medir 200 centímetros desde los extremos de cada ala y su peso puede estar entre los 7 y 8 kilogramos; el macho es un poco más pequeño la distancia entre las puntas de cada ala puede estar entre los 196 centímetros y con un peso promedio de 5 a 6 kilos.

Los adultos de ambos sexos de esta especie son de similares características, su plumaje tienen tres tonalidades de gris: la cabeza es gris clara; las cresta del cuello, la parte superior de cuerpo y las alas son gris oscuro negro; el área inferior del cuerpo y de las alas son de color gris muy claro casi blanco; las patas poseen franjas oscuras, la cola contiene franjas gris claro y gris oscuro,  poseen doble cresta en la cabeza, el pico es de color gris oscuro casi negro, la piel de la zona de las patas son amarillas;  las garras y el pico son muy fuertes y pueden medir hasta 15 centímetros de largo.

Los jóvenes águila arpía son de color gris pero sus tonalidades son mucho más claras. Las águilas arpías suelen vivir aproximadamente 60 años y forman sólo una pareja de por vida, sus nidos son fabricados en las copas de los árboles altos, suelen poner entre uno y dos huevos cada dos o tres años, los cuales eclosionan o abren a los 55 días después de la postura.

La dieta del águila arpía se ubican los monos, los perezosos, loros buitres, iguanas, los armadillos, los pecaríes que son los puercos o chanchos de monte, entre otros; se  considera al águila arpía como una buena señal del hábitat donde se encuentra, ya que su presencia se asocia con un equilibrio de todas las especies que se encuentran en el ecosistema.

Especies en extinción

En los últimos cincuenta años la población de la fauna del Parque Henri Pittier, se ha visto afectada, por lo cual mucha de su población se ha visto disminuidas, otras están en vías de extinción y otras ya están extintas, a continuación, se indican la situación de los animales que habitan en el parque:

Puma 

El puma está catalogado como una especie en menor riesgo de extinción, sin embargo esto no quiere decir que esto fuera de peligro, ya que a nivel mundial está considerado como una especie  en vías de extinción, en el Parque Henri Pittier, aún se encuentran por lo menos tres ejemplares del Puma o como también se le conoce león de montaña, existen registro fotográficos que evidencian su presencia.

Se han identificado huellas por los senderos así como la identificación de defecaciones,  éstos  felinos son animales difícil de observar en su hábitat natural, ya que por lo general no se presentan en grandes manadas, sus hábitos y rutinas se producen en horas nocturnas y su compartimiento es críptico para muchos especialistas ya que  su comportamiento aún es impredecible. En Venezuela se conoce la presencia de 11 pumas silvestres.

Jaguar

El Jaguar es un felino el cual se caracteriza por su piel amarilla con manchas oscuras en forma de rosa, la cual le permite camuflarse, habita en el Parque Nacional Henri Pittier en la zona de bosques tropicales, su hábitat está en peligro debido a la influencia que ha tenido el ser humano cerca de su entorno, mucha de las hectáreas del parque también son asentamientos agrícolas por lo que ha impactado negativamente en su desarrollo, en el pasado se presentaban en la zona cazadores clandestinos y esta situación también afectó la población de las especies, por estas razones se le considera una especie en grado de vulnerabilidad, aunque el parque está protegido hay una destrucción de su hábitat, debido a la desforestación, lo que ha influido en la pérdida de su reproducción natural.

Moño araña del norte 

El moño araña del norte también se le conoce como mono araña, se ubican en las selvas tropicales, esta especie es herbívora por lo que su dieta está caracterizada por frutas, hojas, huevos de aves, son extremadamente sociales y se reúnen en grupos de 10 a 30 miembros, hacen su vida social día y de noche duermen en las copas de los árboles, esta especie animal está catalogada como en peligro de extinción, aunque están en una zona protegida, las situaciones como la deforestación, la tala y la quema están afectando su hábitat natural, a esta situación hay que agregarle las  afectaciones como la malaria que están afectando su desarrollo y reproducción a largo plazo.

Otras especies que están en peligro en el Parque Nacional Henri Pittier son:

  • La Danta.
  • El guacamayo verde.
  • El paují copete de piedra.
  • El caimán de la costa.
  • La tortuga blanca

Flora del Parque Nacional Henri Pittier

En el Parque Nacional Henri Pittier, se han identificado 97 especies vegetales en un espacio que  está conformado por bosques o selva tropófilas en el cual se encuentran árboles caducifolios que son los que pierden sus hojas en la época fría del año; bosques ombrófilos el cual se caracteriza por ser un bosque húmedo; herbazales litorales que se identifica por vegetación herbácea donde predomina la hierba de tallos verdes y por lo general no alcanza los 20 centímetros de alto, también se le conoce como pradera, sábanas o estepas y arbustales xerófilos por lo cual se puede determinar que la flora del Parque Henri Pittier es muy variada y se destaca por las siguientes características:

  • En la zona por encima de los 1800 metros de altura msnm.,  se caracteriza por un clima de subpáramo similar a los ecosistemas andinos de los estados Mérida, Táchira y Trujillo, los cuales  se ubican a más de 800 kilómetros de distancia, por lo que la vegetación imperante es el incienso o frailejón arbustivo, Ilex, Miconia, Symplocos, Podocarpus, Weinmannia, Geranium, Lycopodium.
  • En las alturas correspondientes a 1500 msnm., se caracteriza por bosques tropical húmedo, donde se puede observar las palmeras como la bendita Ceroxylon, la prapa Wettinia praemosrsa, el copey Clusia, el lechero Sapium, orquídeas, helechos, bromeliáceas, epífitas, entre otras especies. Los musgos son muy frecuentes en esta zona, crecen en los árboles preferiblemente en sus ramas horizontales, entre los que se pueden destacar Santalaceae, Dendrophthora clavata.
  • En las alturas de 1400 a 800 msnm., se ubica la selva nublada, con especies vegetales como el chucharón o niño Gryanthera caribensis, higuerote Cousapoa pittieri, helechos, gesneriácias ericáceas, aráceas y rubiáceas, igualmente se encuentra una especie única en el mundo que es una hierba de hojas gigantes el cual se le denomina cogollo Neurolepis pittieri.
  • A los 700 msnm., se ubica la selva decidua en el cual se caracteriza por que sus árboles mudan sus hojas en la época seca y en la época de lluvia se cubre de hojas verdes clara,  entre las especies de árboles se encuentran el yagrumo Cecropia, carnestolendo Cochlosper mum vitifolium, el matapalo Ficus sp., el cenicero Pera glabrata.
  • A la altura de los 400 msnm., se caracteriza por vegetación de sabanas, entre los 300 y 200 msnm, predomina el bosque arbustivo, con plantas de una altura aproximada de 2 metros, entre las que se destacan los Pteridium caudatum, Lycopodium vestitum,
  • De los 200 hasta los 10 msnm., se encuentra la vegetación xerofítica, el cual se caracteriza por ser una zona seca – desértica,  en donde predomina una gran variedad de cactus y finalmente se ubica la zona del manglar donde se observan árboles que cohabitan en el agua salada en franja costera y la ciénaga el cual es un terreno pantanoso.

Clima

La geografía y la topografía donde se ubica el Parque Nacional es muy irregular,  hay muy pocos espacios  que se puedan catalogar como planos, por esta situación el clima también es irregular y varía según la altura que se encuentre sobre el nivel del mar, la cual va desde 0 hasta los 2436 msnm.

A el nivel del mar la temperatura se puede ubicar entre los 28 °C y los 30 °C, mientras que en las zonas altas se pueden encontrar temperaturas que oscilan entre los 10 °C y los 12°C, llegando inclusive a los 6°C en su mayor elevación de 2000 msnm.

El periodo lluvioso está ubicado en los meses de abril a noviembre, en las zonas altas.

Qué hacer en el Parque Nacional Henri Pittier

El Parque Nacional Henri Pittier es un área protegida, por esa razón no existe infraestructura hotelera dentro del mismo, sin embargo en los pueblos adyacentes como Cata, Cuyagua, Ocumare de la Costa, existe una gran variedad de construcciones hoteleras como cabañas y posadas turísticas, si desea acampar dentro del parque deberá tramitar un permiso ante INPARQUES.

Estando en el Parque Nacional Henri Pittier, puede visitar el poblado de Choroní, allí podrá disfrutar de sus hermosas playas, puede solicitar información en el Centro Turístico La Macanilla, además de tener información turística de la zona, podrá observar un antiguo trapiche por lo que conocerá cómo se procesaba el azúcar en los tiempos de la conquista española.

Al sur este del parte puede visitar la hacienda cafetalera La Elvira, es una edificación con diseño arquitectónico del siglo XIX, en el lugar le indicarán cómo se procesaba el café.

Camino hacia la oeste vía a las formaciones montañosas, dentro del Parque, se ubica el Pico la Mesa, donde se encuentra la Estación Biológica de Rancho Grande, en el lugar hay un museo biológico y un zoológico con las especies animales que habitan en el Parque Nacional Henri Pittier.

El principal atractivo del Parque son sus hermosas playas, las cuales se pueden llegar a través de vehículos particulares, a otras playas se pueden llegar a través del alquiler de embarcaciones, algunas de las playas más concurridas son:

  • Bahía de Cata.
  • Playa Cuyagua, en esta playa puede practicar deportes extremos como surf y windsurf.
  • La Ciénega, esta playa es muy tranquila, no tiene oleajes, es recomendada para la familia  y para aquellos que les gusta la práctica de buceo y el esnórquel.
  • Playa Grande, El Playón entre otras playas.

En la zona montañosa del Parque Nacional Henri Pittier, puede disfrutar de la naturaleza de manera directa, además puede observar la vida de las aves que habitan allí, así como de una innumerable cantidad de fauna silvestre.

Amenazas

El Parque Nacional Henri Pittier, está catalogado como de amenazado y esta situación se debe al gran deterioro que ha recibido, principalmente de los incendios forestales, a las invasiones que los pobladores han provocado en las inmediaciones del parque los cuales han destruido las áreas boscosas, la práctica de la caza de animales, las cuales no están permitidas, pero sin embargo se realizan, la huella humana provocada por los visitantes los cuales no retiran sus desechos sólidos provocando la contaminación de la zona y la falta de mantenimiento por parte de los organismos encargados, han coadyuvado al deterioro de todo el ecosistema del parque.

Incendios forestales 

Los incendios forestales que se han presentando en los últimos años en el Parque Nacional Henri Pittier ya sean estos producto de la propia naturaleza por el calentamiento global o producidos por manos inescrupulosas, han contribuido con la extinción de la flora y la fauna, sobre todo cuando los incendios ocurren dentro de las instalaciones boscosas, los  incendios pueden durar hasta más de 7 días por lo cual se sale del control por parte de  los organismos encargados apagar el fuego, esta situación se debe a que hay mucho material combustible producto de la vegetación seca;  los fuertes vientos son las causas principales por lo que el fuego se propague más velozmente, sólo acciones preventivas de sistema de cortafuego son los que puede preservar las tierras del parque, igualmente se les hace un llamado de reflexión a los temporadistas, turistas, naturalistas que visitan el parque a llevar consigo todos los desperdicios que generan ya que está comprobado que los incendios forestales se inician mayoritariamente por la acción de los desperdicios.

Caza de animales

La actividad de la caza de animales en el Parque Nacional Henri Pittier, está totalmente prohibida desde su fundación, sin embargo y debido a la gran extensión territorial y a las irregularidades del terreno, se presta para que personas sin escrúpulos realicen actividades de caza.  La actividad de la caza se está realizando como una actividad recreativa y para la comercialización de animales silvestres de manera ilícita.

Estas acciones han sido denunciadas ante las autoridades competentes y en mucho de los casos los implicados han sido detenidos, muchos de estos animales están declarados como en peligro de extinción,  se tiene conocimiento que un funcionario policial cazó a un Jaguar, una especie que está declarada mundialmente como en peligro de extinción.

Los abogados, asambleístas y asociaciones que se dedican  a la  defensa y protección de los animales, están trabajando para fortalecer aún más las leyes que regulan la materia, ya que éstos consideran que las penas actuales no son lo suficientemente fuertes como para evitar estos actos y lo que se quiere es proteger a los animales domésticos y silvestres.

Si fue de su agrado este artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 73 times, 1 visits today)

Deja un comentario